ciclismo

Froome señala a Quintana y Contador como sus máximos rivales

Froome, tras una victoria.
Froome, tras una victoria. / Afp
  • Considera que el colombiano "le hace sufrir en la montaña" y que el español es "imprevisible"

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El ciclista británico Chris Froome, tres veces vencedor del Tour de Francia, ha señalado al colombiano Nairo Quintana y al español Alberto Contador como sus principales adversarios para la temporada próxima, en la que hará un calendario parecido al de 2016.

"Quintana me hace sufrir mucho en la montaña y Contador es difícil de controlar porque es imprevisible y puede ganar porque tiene mentalidad, experiencia y motivación. Su cambio de equipo le va a venir muy bien", comentó Froome a La Gazzetta dello Sport, en alusión al fichaje del español por el Trek.

En un segundo término, el británico señala también al francés Romain Bardet, "que ha crecido", y al australiano Richie Porte, "de quien se habla poco pero es uno de los mejores escaladores del mundo".

El líder del equipo Sky, que pasa las fiestas navideñas junto con su mujer y su hijo en su residencia de Montecarlo, realizará su tradicional concentración de tres semanas en Sudáfrica en febrero, antes de participar en la Volta a Cataluña, en marzo.

Antes hará su debut en Australia, el 29 de enero en la carrera Gran Océano organizada por el ciclista Cadel Evans. Después participará en el Tour Herald Sun, del 1 al 5 de febrero, donde defenderá título. En su programa no figura la París-Niza ni la Tirreno-Adriático. Su primera competición en Europa será la Volta, en España. A finales de abril competirá en la Vuelta a Romandía, en julio hará el Dauphine y después el Tour de Francia. "Es un programa al que estoy acostumbrado", señaló Froome, que no intentará la aventura Giro-Tour que acometió este año Nairo Quintana.

Froome predice un Tour de Francia muy abierto y no parece demasiado contento con el recorrido. "Es un Tour muy diferente al habitual. Sólo tres finales en alto y sólo uno de ellos largo y duro. Creo que todo se decidirá ese día porque, además, las contrarreloj son muy cortas", indicó.

"Un momento de locura"

Preguntado por el incidente del Mont Ventoux, donde hizo un tramo de ascenso corriendo sin bicicleta tras ser empujado por una moto, recordó: "Ahora puedo reírme, pero fue un momento de locura. Yo iba en busca de la victoria con Mollema y Porte cuando de pronto nos vimos en el suelo. Vi que mi bici estaba fuera de juego y sabía que el coche del equipo estaba muy atrás, así que empecé a correr".

Froome asegura que su hijo ha cambiado su vida "para mejor". "Me ha dado paz mental. Ahora, cuando estoy en casa estoy en casa. Michelle es una gran madre y Kellan (su hijo) duerme de siete de la noche a siete de la mañana. Tenemos suerte".