El Norte de Castilla

Eduardo Manrique, nuevo presidente del Veloclub Delicias.
Eduardo Manrique, nuevo presidente del Veloclub Delicias. / Ricardo Otazo

ciclismo

El Veloclub Delicias cambia de presidente

  • Eduardo Manrique sustituye al veterano Paulino Tejero y aspira a organizar más competiciones

El Veloclub Delicias, el más antiguo de Valladolid, cambia de presidente. Paulino Tejero da un paso al lado para dejar sitio a Eduardo Manrique, exciclista olímpico y profesional, que toma las riendas de este veterano club. El cambio de directivo no será traumático para el club, ya que Eduardo Manrique lleva muchos años colaborando con Paulino Tejero, unidos ambos por la pasión por el ciclismo. «Llevo en esto del ciclismo más de 25 años. Fui olímpico en Seúl y profesional con el Helios, aunque ciertamente es la primera vez que ejerceré en labores directivas», comenta Eduardo Manrique, quien pretende mantener las carreras que organiza actualmente el Veloclub, y recuperar algunas otras.

«La Vuelta a Valladolid y la de El Carmen seguirán, por supuesto, en el calendario, porque son emblemas del ciclismo en la ciudad, pero también queremos revalorizar otras como el Trofeo San Isidro, e incluso alguna otra competición de mayor rango. La crisis parece que da un respiro y con ello las empresas se animan a patrocinar equipos y carreras», comenta el nuevo presidente del club, quien también reconoce que el Veloclub ha tenido en los últimos años muchas dificultades para sacar adelante las competiciones. «Quizás por ello, Paulino ha decidido dejar de ser la cabeza visible del club y dar el paso a savia nueva, con nuevas ideas y quizás con otras fórmulas, que esperamos que sean beneficiosas para la promoción y la difusión del ciclismo».

El nuevo presidente, con 51 años, reconoce que el Veloclub Delicias solo es un club organizador de carreras, «ya que llegó a tener una escuela de ciclismo, pero era muy complicada de atender y sobre todo de mantener, así que nos quedamos para organizar carreras y promover el ciclismo de competición dando salida y oportunidades a los ciclistas locales, de todas las edades, porque, aparte de los jóvenes, también hay muchos ciclistas veteranos con ganas de seguir compitiendo, aunque todo depende de los recursos que seamos capaces de mover».

.