Victoria con autoridad del Gerovida Balonmano Arroyo

Nacho Gonzalez fue uno de los baluartes defensivos junto a Roger Grossi. /Jota de la Fuente
Nacho Gonzalez fue uno de los baluartes defensivos junto a Roger Grossi. / Jota de la Fuente

Mejoría de los arroyanos que confirma la positiva progresión del equipo de Ávila

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda
29 GEROVIDA BM ARROYO

Escudero (2), Fernández (2), Simón García Candau (10), Álvaro García Candau (3), González, Sergi Grossi (4), Roger Grossi (1), Mayo, Real, Rodríguez (2), Arriaga (1), Marín, y Prada (4).

23 PROCOAF GIJÓN

Álvarez (1), Basante, Campo, Cardín, Cortina, Cruz (3), De la Puente (1), Díez (2), Fernández (5), García Menéndez, García Nistal (2), Magdaleno (2), Ortega (3), Rodríguez (4), Angus, y Madrazo.

Victoria contundente ante 200 espectadores por 29 a 23 de los discípulos de José Ángel Delgado Ávila, ante el tercer clasificado de la competición en el Antonio Garnacho, el Procoaf Balonmano Gijón, que aúpa al Gerovida Arroyo a la mitad de la tabla con cuatro victorias y un empate en las primeras nueve jornadas del campeonato y le permite mantener intactos sus objetivos de la temporada. Dirigieron el encuentro los colegiados castellanoleoneses Yonatan Lázaro Villegas y David Portugal Alonso.

El encuentro se presentaba, a priori, complicado para los arroyanos, toda vez que el equipo sigue mermado por un buen número de lesiones -hasta 5 jugadores quedaron el sábado fuera de la lista por este motivo- y había sido necesario convocar a jugadores del filial para completar una plantilla en número suficiente para afrontar con alguna garantía las dificultades que, a buen seguro, iba a poner sobre la cancha el equipo asturiano, cuyo estilo de juego viene marcado por las transiciones rápidas, el contraataque y un acertado lanzamiento exterior.

Así, fieles a sus características, los del Procoaf Gijón se hicieron con ventaja en el marcador en los primeros minutos del encuentro, llegando a obtener hasta 4 goles de renta en el minuto 8.

Pero la reacción del Gerovida no se hizo esperar y, de la mano de unos acertados Sergi Grossi y Simón García Candau, los goles comenzaron a llegar al casillero local, enjugando la diferencia en contra e imponiéndose incluso en el marcador mediada la primera mitad, adquiriendo una ventaja entre 2 y 3 goles que, de manera más o menos estable, ya no se perdería hasta el final del encuentro.

A destacar especialmente la labor defensiva de la que nació la remontada, ante un equipo gijonés que llegaba a Arroyo con una media realizadora superior a los 27 goles por partido. La aportación ofensiva de un buen número de integrantes del Gerovida -hasta 9 de ellos anotaron durante el partido- y el escaso número de pérdidas de balón, circunstancia ésta que impidió a los asturianos ejercer su veloz juego al contraataque, fueron las claves de la victoria.

El encuentro sirvió para confirmar que los de Arroyo van progresando adecuadamente en el estilo de juego que quiere imponer su entrenador, así como para demostrar que el equipo tiene carácter, que no se amilana en el campo ante las adversidades y que es capaz de sacar nervio y buen juego aún con las circunstancias en contra.

El próximo fin de semana, viaje a Soria para enfrentarse a un rival que sólo se encuentra un punto por debajo del Gerovida en la clasificación y que suele ser fuerte en su domicilio, como demuestra el hecho de que sus encuentros frente a Santoña y Avilés, dos gallitos de la competición, se han saldado con sendas victorias.

Fotos

Vídeos