Rodillo navero

Llopis intenta un lanzamiento agarrado por un jugador del Barcelona B./Antonio Tanarro
Llopis intenta un lanzamiento agarrado por un jugador del Barcelona B. / Antonio Tanarro
BALONMANO

El Viveros Herol Nava supera con claridad al Barcelona Lassa B

QUIQUE YUSTENava de la Asunción

El Viveros Herol Balonmano Nava logró una contundente victoria frente al Barcelona Lassa B en un encuentro manejado por los naveros, quienes encarrilaron su triunfo en un gran inicio de la segunda parte para afrontar sin agobios el tramo final. La constancia y competitividad del equipo de Nava de la Asunción superó con creces al potencial de un rival que acusó las bajas de sus mejores jugadores –convocados con el primer equipo– y que apenas pudo desarrollar su juego preferido sobre la pista azul de Nava de la Asunción.

29 Viveros Herol Nava

Yeray Lamariano, Isma Juárez (8), Álvaro Rodrigues (1), Agustín Casado (4), Bruno Vírseda (4), Ernesto Sánchez, Carlos Villagrán(3), Darío Ajo Martín, Alberto García (1), Antonio Llopis (3), Tomislav Brakocevic (2), Alonso Moreno, Filipe Martins (2) y Jonathan Martín (1).

25 Barcelona Lassa B

Guillem Herms, Joan Amigo (7), Buzle Iosif (1), David Estepa (1), Adrià León, Pau Oliveras (2), Mikel Rubiño, Jordi Sancho, Suárez-Pumariega (1), Víctor Tremps (2), Diocou (7), Álex Pascual (1), Jorge Pérez y David Roca (3).

PARCIALS.
1-2, 5-3, 7-6, 9-8, 10-10, 14-12 (descanso), 17-13, 21-14, 22-14, 25-18, 28-20 y 29-25 (final).

No comenzaron mal los azulgrana el encuentro, más acertados durante unos primeros compases de ritmo lento, ausencia de huecos en ataque y pocas oportunidades de correr al contragolpe. Con Carlos Villagrán al mando de las operaciones locales, pronto el equipo entrenado por Dani Gordo encontró la manera de leer la defensa 5:1 planteada por el conjunto barcelonés, endosando un parcial de 4-0 que les dio la iniciativa en el electrónico desde los primeros minutos. El ataque visitante, con Estepa y Roca buscando el desequilibrio, pronto se topó con la intensidad y solidez defensiva de un bloque que basa gran parte de sus éxitos en su eficacia sin el balón en su poder.

Poco a poco el partido fue adquiriendo ritmo. Hubo intercambios de goles y aunque la ventaja correspondía siempre a los de casa y el Barcelona B no tenía grandes oportunidades de correr a cancha abierta, el Viveros Herol no terminaba de encontrarse cómodo con el guión del choque. En el ecuador del primer periodo, y tras un despiste defensivo de los naveros, Dani Gordo solicitó un tiempo muerto en el que se olvidó de repasar cuestiones tácticas para pedir a sus jugadores intensidad. Con Ernesto Sánchez bajo palos en lugar de Yeray, el Balonmano Nava logró mejorar su rendimiento defensivo y gracias al acierto en el lanzamiento de un preciso Isma Juárez y a su buen hacer durante la última superioridad, los de Nava se marcharon al descanso dos tantos arriba (14-12) aunque con la mala noticia de la expulsión de Alonso Moreno por un golpe sobre Álex.

La ausencia del lateral andaluz encendió los ánimos tanto de la afición como de la plantilla navera, que ya contaba con las bajas de Andrés Alonso y Alexandre Tello. Conjurados en el vestuario, el equipo dirigido por Dani Gordo ofreció su mejor versión en defensa. Los interminables brazos de Rodrigues taparon cualquier hueco y cuando el ataque catalán lograba encontrar la luz, Ernesto Sánchez se encargaba de apagarla con sus grandes intervenciones.

La eficacia en defensa de los locales se trasladó a la cancha contraria, donde encontraron huecos para perforar la portería visitante con facilidad, sobre todo por el franco derecho del ataque. Los potentes lanzamientos de Brakocevik, las incursiones de Agustín Casado y la sutileza de Isma Juárez no tuvieron respuesta por parte del conjunto catalán, sobrepasado tanto en ataque como en defensa por un Viveros Herol Nava que llegó a tener hasta nueve goles de ventaja en el marcador.

A pesar de ello lo intentó hasta el final el Barcelona Lassa B, alternando y subiendo sus líneas defensivas y tratando de forzar situaciones y errores del equipo local. Y lo logró en parte, ya que los naveros aceptaron el intercambio de golpes sabedores de que su ventaja en el electrónico era más que suficiente. En los minutos finales, los azulgrana lograron maquillar el resultado con varios goles frente a un Viveros Herol Nava que bajó de forma considerable su intensidad sobre la cancha. Hubo tiempo incluso para el debut con la camiseta navera de Jonathan Martín, quien pudo marcar un gol desde el extremo, dirigiendo también los últimos ataques de su equipo.

Al final, el Viveros Herol Nava logró la victoria por cuatro goles de diferencia (29-25) en un partido que terminó con cruce de declaraciones entre los integrantes de ambos equipos (también con algún que otro lanzamiento de objetos por parte de la afición local) tras un tiempo muerto solicitado por Dani Gordo a falta de escasos minutos con ocho goles de ventaja. Una discusión que no empañó el gran triunfo conseguido por los de Nava de la Asunción, que continuarán una semana más en la parte alta de la categoría.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos