Remontada y final espectacular del Recoletas Atlético Valladolid juvenil para conseguir su billete al Campeonato de España

Los gladiadores azules ganaron en el último segundo al Anaitasuna (24-23) con un gol de Henrik Kahr, tras remontar tres goles en contra en los últimos dos minutos

El Norte
EL NORTEValladolid

El Recoletas Atlético Valladolid juvenil ganó de forma increíble el último partido del Sector Nacional al Anaitasuna (24-23) y logró su clasificación para el Campeonato de España de la categoría. Será la primera vez que el Atlético Valladolid dispute la fase final de este torneo juvenil, un gran premio que recompensa el trabajo de cantera del club vallisoletano y de un equipo que ha demostrado un gran coraje y capacidad de trabajo.

24 Recoletas Atlético Valladolid

Mario Lanchares (portero), Javier Colías (7), Jorge Lorenzo (2), Henrik Kahr (5), Javier García (3), Martín Gil (-), Rodrigo Pérez (-), Jesús Andrés Ojero (-), Jorge Cuesta (4), Juan de Gracia (1), Néstor García (2), Miguel del Castillo (-), Alberto Portela (-), Alejandro Sanz (-), Mario Patín (portero), Pablo Gutiérrez (portero).

23 Anaitasuna

Miguel Ángel Azcona (-), Julen Jaso (-), Ander Izquierdo (7), Sergio Miguel Pascual (2), Roberto Mazo (-), Javier Ioar Beaumont (-), Iñigo Nagore (2), Aitor Uriz (-), Endika Andueza (1), Martin Ganuza (4), Aitor García (5), Iñaki Martinez (-), Sergio Serrano (-), Jon Malo (1), Mikel Redondo (1), Iñaki González (-)

Parciales cada 5 minutos:
2-4, 4-4, 6-8, 7-10, 8-12, 11-13 -descanso- 13-14, 14-17, 15-19, 19-19, 20-20, 24-23
árbitros:
Jose Antonio Huertas y Antonio Javier Garcia. Excluyeron a Javier Colías, Jorge Lorenzo, del Atlético Valladolid, y a Íñigo Nagore y Aitor Uriz, del Anaitasuna.
Pabellon:
Pabellón Huerta del Rey (Valladolid). 1.500 espectadores

Henrik Kahr fue el autor del último gol del encuentro, sobre la bocina y con un empate en el marcador que hubiera dado la clasificación al Anaitasuna. Pero los gladiadores azules fueron un ejemplo de lucha y entrega constante y lograron la victoria. Y eso a pesar de las muchas dificultades del choque ya que fueron perdiendo hasta por 5 goles en la primera parte (8-13, minuto 26) y por 3 a solo dos minutos del final (20-23).

El equipo dirigido por Daniel Ibáñez se repuso a estas dificultades y a la durísima defensa 5-1 de Anaitasuna, que no permitió nunca jugar cómodos a los vallisoletanos. Y su fe permitió obrar el milagro de la remontada de los últimos dos minutos. Del 20-23 se pasó al 24-23 en dos minutos de locura, de brillantes acciones defensivas, con robos, con un gol exterior de Javier Colías, con otro de Jorge Cuesta en un contraataque, otro de Jorge Lorenzo tras atrapar un rechace del portero visitante, y un último gol de Henrik Kahr, desde 9 metros y con un segundo en el luminoso. Una remontada para recordar.

El milagro llegó con un Huerta del Rey con un aspecto espectacular, con cerca de 1.500 aficionados que se acercaron a apoyar al equipo juvenil y que llevaron en volandas a los suyos en los momentos de crisis. El final espectacular hizo vibrar como nunca a los espectadores que estallaron de alegría tras una conclusión apoteósica.

El encuentro fue durísimo, competido y dominado por el Anaitasuna casi en su totalidad. Tras un inicio de partido igualado (4-4, minuto 8), el Anaitasuna colocó una defensa 5-1 que puso en muchos aprietos al Atlético Valladolid. Los navarros perdieron por lesión en ese momento a Endika Andueza, uno de sus jugadores destacados, pero gracias a su presión defensiva lograron atascar y maniatar a los locales. Así, el equipo visitante logró una ventaja de tres goles (5-8, minuto 14).

Una superioridad permitió al Atlético Valladolid acercarse de nuevo en el marcador (7-8, minuto 17) pero su atasco ofensivo se prolongó durante los siguientes minutos. Los gladiadores azules encontraron muchas dificultades para enlazar pases, dar continuidad y encontrar lanzamientos claros, y además tuvieron bastantes pérdidas que dieron al Anaitasuna ventajas para castigar a la contra. Así, en diez minutos terribles para los locales, el Anaitasuna alcanzó su máxima diferencia a favor, 5 goles (8-13, minuto 26).

Pero el Atlético Valladolid sacó casta, y empujado por la afición, apretó en defensa para remontar de nuevo en los minutos finales. Endosó un parcial de 3-0 para llegar al descanso con 11-13.

El equipo vallisoletano se acercó aún más (12-13, minuto 31) y el choque parecía entrar en otra dinámica. Pero Anaitasuna volvió de nuevo a subir su nivel defensivo. Su dura defensa 5-1 impidió la circulación de los gladiadores azules, provocó errores y obligó a realizar lanzamientos difíciles, y cuando lograban disparar se estrellaban contra el portero Iñaki Martínez. De nuevo los navarros se escaparon con 4 goles de ventaja (14-18, minuto 41).

Lo más positivo de esta crisis es que el Atlético Valladolid mantuvo también un nivel defensivo altísimo, a lo que se agarraron los de Dani Ibáñez para mantenerse con opciones y seguir a rebufo. Los goles de Javier Colías ayudaron a los suyos en los peores momentos y con una serie de brillantes defensas, paradas de Mario Lanchares y dos contraataques el Atlético Valladolid pudo remontar (19-19, minuto 50).

El choque entró entonces en un toma y daca en el que entraron en juego los nervios. Y ahí el apoyo del público fue vital. Otro gol desde el exterior de Henrik Kahr puso por delante a los locales (20-19, minuto 53). Pero de nuevo la defensa navarra, los errores vallisoletanos y varias contras provocaron un parcial de 0-4 para el Anaitasuna que dejaba el choque casi sentenciado (20-23) a falta de dos minutos.

Pero entonces ocurrió el milagro. Javier Colías anotaría el 21-23 de lanzamiento exterior, Jorge Cuesta en una contra tras un robo el 22-23; Jorge Lorenzo, tras un rechace de una parada del guardameta del Anaitasuna, en 6 metros, marcó el 23-23. Faltaban menos de 40 segundos y los navarros tenían la posesión pero, a pesar de que el empate les beneficiaba, lanzaron a portería. El disparo de Ander Izquierdo lo detuvo un magnífico Mario Lanchares y en la jugada siguiente, con solo 10 segundos le llegó el balón a Henrik Kahr que desde 9 metros y sobre la bocina anotó el gol de la victoria (23-22) y de la clasificación para el Campeonato de España.

El Atlético Valladolid infantil logra su clasificación para la fase final del Campeonato de Castilla y León

El Recoletas Atlético Valladolid infantil logró su clasificación para la fase final del Campeonato de Castilla y León en el Sector Autonómico que ha disputado en Nava de la Asunción (Segovia). El conjunto vallisoletano sumó dos victorias y una derrota para ser segundos en la clasificación y lograr así una de las dos plazas que dan acceso a la fase final. El otro equipo clasificado ha sido el EDM Ademar León.

Atlético Valladolid y EDM Ademar León disputarán la fase final los días 28 y 29 de abril, y allí se encontrarán con el Maristas Abanca Ademar y el Lourdes Stella.

En la primera jornada el Atlético Valladolid se impuso al BM Castilla Pauleón (13-30) en el primero de los partidos disputados en el Pabellón Municipal de Nava del Rey. En la segunda jornada del sábado, los gladiadores azules ganaron al equipo anfitrión Calzados Rober BM Nava (27-26), con un gol en los últimos segundos del partido. Destacaron Javier Tamayo (7 goles), Alejandro García (6), Amedín Aguado (5) e Ignacio Otero (5).

Hoy se disputó la tercera jornada, con todo ya decidido, y el Atlético Valladolid infantil cayó derrotado por 23-17 ante el EDM Abanca Ademar León, primera derrota de la temporada para el equipo dirigido por José Francisco Parro y Rafa Mejías.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos