Balonmano

El Recoletas sufre lo indecible para ganar al Cangas

El Recoletas sufre lo indecible para ganar al Cangas

Los vallisoletanos tuvieron muchísimos problemas para superar la sólida defensa gallega

INÉS MORENCIA. EFEValladolid

El Recoletas Atlético Valladolid sumó la primera victoria en su feudo con mucho sufrimiento, ante un Cangas Frigoríficos Morrazo muy batallador, que supo recomponerse y reaccionar en la segunda mitad para empatar el partido, pero los locales echaron el resto en la última jugada para lograr el triunfo.

23 Recoletas Valladolid

Javi Díaz (César Pérez, ps), Garza (-), Adrián Fernández (3), Fernando Hernández (4p), Serdio (2), Viscovich (4), Víctor Rodríguez (-), Río (3), Nico López (2), Turrado (-), Serrano (2), Miguel Camino (1), Diego Camino (1) y Roberto Pérez (1), Héctor González (-).

22 Frigoríficos Morrazo

Hermones (Salazar, ps), Simes (4), Cerqueira (3), Chapela (1), Menduiña (4p), Muratovic (1), Potic (5), Pousada (-), Cancio (1), Suso Soliño (-), Castro (-), Simic (3) y Vujovic (-).

Marcador cada 5 minutos
2-1, 4-2, 5-3, 8-5, 10-8 y 14-10 (descanso); 17-13, 17-14, 19-17, 20-18, 22-21 y 23-22 (final).
Árbitros
Alberto García Mosquera (Federación andaluza) y Goyo Muro San José (Federación madrileña). Excluyeron dos minutos a Serdio (m.13), Nico López (m.22), Víctor Rodríguez (m.39), Río (m.50), del Recoletas Atlético Valladolid, y a Cerqueira (m.10 y 42), Vujovic (m.26), Cancio (m.58), del Frigoríficos Morrazo.
Incidencias
Encuentro correspondiente a la cuarta jornada de la Liga Asobal disputado en el polideportivo Huerta del Rey ante unos 2.000 espectadores.

Ambos equipos saltaron a la cancha con mucha intensidad, con el objetivo de comandar el juego, y en esa lucha los locales ganaron gracias a una buena defensa y a la seguridad aportada por Javi Díaz en la portería -paró tres penaltis en los primeros doce minutos-.

Así, de manera paulatina, el conjunto local fue imponiendo su esquema táctico, con un ritmo dinámico que sorprendió al Cangas, para establecer una renta de 7-3, que obligó a Pillo a solicitar el primer tiempo muerto del partido para recomponer la defensa de su equipo.

Los gallegos imprimieron más presión defensiva y, si bien en un primer momento ese cambio se tradujo en una mejor lectura del juego ofensivo, lo cierto es que los vallisoletanos no bajaron el nivel y siguieron mostrando su mejor arma, el juego colectivo, lo que les permitió llegar al descanso con cuatro goles de renta (14-10).

Tras la reanudación, los gallegos apretaron el acelerador y mejoraron su defensa, bloqueando las ideas de los vallisoletanos, que vieron cómo el rival fue recortando las diferencias de manera paulatina hasta situarse a un solo gol (19-18), lo que Nacho González trató de corregir con un receso.

No sirvió para que reaccionaran los locales, ya que siguieron a remolque del empuje del Cangas, que llegó a empatar el encuentro a falta de nueve minutos para el final (20-20), ante un Recoletas que se quedó sin ideas ofensivas y con pocas opciones a la hora de superar a un Salazar muy efectivo en la meta visitante.

El final se convirtió en una lucha sin cuartel entre dos equipos con la ambición de llevarse los tres puntos y el Recoletas afrontó con ventaja los 40 últimos segundos (23-22), aunque la posesión la tenía el Cangas, que intentó equilibrar el marcador pero el lanzamiento de Potic lo desvió Javi Díaz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos