Balonmano

El Recoletas recibe a un complicado Guadalajara

David Pisonero. /Mariam A. Montesinos
David Pisonero. / Mariam A. Montesinos

El equipo vallisoletano no ha ganado en liga en Huerta del Rey en lo que va de segunda vuelta

V. BORDAValladolid

Tres victorias consecutivas como visitante en la Liga Asobal y la inmerecida derrota en Huerta del Rey frente al Barcelona han confirmado que el Recoletas Atlético Valladolid navega por aguas relativamente tranquilas. Son décimos en la tabla con 21 puntos. Este sábado vuelven a actuar como locales. Y es que los gladiadores azules, ‘ayudados’ por un calendario en el que pasan por Valladolid la mayoría de los equipos de la parte alta de la clasificación, no conocen la victoria en su casa en todo lo que va de segunda vuelta. Es su asignatura pendiente.

Se miden, a las 20:00 horas, a un equipo complicado como el Quabit Guadalajara, conjunto que cuenta en sus filas con el máximo realizador de la categoría, Chema Márquez –suma 157 tantos en 23 jornadas de competición–, y una leyenda del balonmano nacional, el veterano guardameta José Javier Hombrados, que la próxima semana cumple 46 años.

El equipo alcarreño ha estado pegándose con los equipos que siguen la estela del inalcanzable Barcelona. Son el único conjunto que han birlado un punto a los azulgranas en la competición doméstica. Vienen de caer en casa frente a Logroño (29-30), lo que le has apeado de la lucha por la segunda plaza. Suma 27 puntos, seis más que el Recoletas Atlético Valladolid.

David Pisonero, entrenador del equipo vallisoletano, señaló en la previa que por el tipo de juego «posiblemente se trata del rival que peor nos va. Guadalajara raya a un nivel excepcional. Su primera vuelta ha sido impresionante. Su forma de jugar no nos va excesivamente bien. Nos va a exigir cambiar ciertas cosas a nivel defensivo. Seguramente, sea el partido con más incertidumbre que nos queda por disputar».

Javi Díaz, 500 partidos

«Nos viene bien este partido por las sensaciones que tenemos», prosiguió el técnico vallisoletano. «El equipo se encuentra en buena línea, competimos con todo el mundo, lo que es nuestro objetivo. Sabíamos desde el principio que el calendario en casa era atroz durante la segunda vuelta y, por eso, debíamos sacar puntos fuera, pues en Huerta del Rey iba a ser complicado rascar. Pero estamos ganando fuera y eso nos genera confianza».

Preguntado por lo que más le preocupa del Quabit Guadalajara, David Pisonero subrayó a su primera línea, «sobre todo Márquez y Vigo. Chema Márquez es un jugador que no necesita mucho para hacerte gol y Víctor genera casi desde la nada. Desde ahí se inicia todo. Tienen una gran complicidad en la pista y hay que intentar pararlos, seguramente defendiendo más alto y con más presión de impar. Hasta ahora hemos defendido 6:0, excepto en algunos momentos de 5:1, pero para este encuentro nos va a tocar retocar atrás».

En este partido, el guardameta local Javi Díaz cumplirá 500 partidos disputados en la Liga Asobal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos