Balonmano

El Recoletas Atlético Valladolid tira de calidad y defensa para imponerse al Teucro

Víctor Rodríguez intenta penetrar ante la defensa del Teucro /Rodrigo Jiménez
Víctor Rodríguez intenta penetrar ante la defensa del Teucro / Rodrigo Jiménez

Los gladiadores azules sufrieron en un partido duro y con mucha alternancia que se decidió por la defensa 5-1, la actuación de César Pérez en portería y la conexión entre Adrián y Abel en el pivote

EL NORTEValladolid

Victoria del Recoletas Atlético Valladolid en Huerta del Rey ante el Condes de Albarei Teucro (31-29). Un triunfo que le acerca un poco más al octavo puesto de la Liga Asobal, el nuevo objetivo de los gladiadores azules tras cerrar su permanencia matemática. El encuentro fue igualado, con mucha defensa, tensión y lucha, y alternancias en el juego y en el marcador.

31 Recoletas Atlético Valladolid

Javi Díaz (portero), Adrián Fernández (5), Rubén Río (4), Abel Serdio (6), Jorge Serrano (3), Miguel Camino (1), Víctor Rodríguez (5) -siete inicial- Nico López (-), Héctor González (-), Fernando Hernández (3, 3p), Gonzalo Viscovich (1), Diego Camino (2, 2p), Alex Garza (1), Roberto Turrado (-), César Pérez (portero), Miguel Martínez (-).

29 SM Teucro

Jorge García Lloria (portero), Borja Méndez (4), Yoan Balázquez (7), Bruno Teixeira (-), Daniel Hernández (4, 1p), Manuel Ángel Iglesias (2) -siete inicial- Andrés Gabriel Moyano (4), Juan Carlos Quintas (-), Francisco Javier Santana (portero), Iván Fernández (1), Samuel Gómez (1), Carlos García (6, 5p), Óscar Silva (-), Carlos Gehrhardt (-), Samuel Pereiro (-).

Parciales cada cinco minutos:
3-1, 5-5, 7-7, 10-9, 11-11, 12-14 -descanso- 15-16, 19-20, 23-22, 26-24, 27-28, 31-29
árbitros:
Goyo Muro San José y José Manuel Iniesta Castillo. Excluyeron a Roberto Turrado (20'), Bruno Saurin (23', 37'), Alex Garza (33'), Yoan Balázquez (37'), Adrián Fernández (48')
incidencias:
Pabellón Huerta del Rey (Valladolid). Partido de la 26ª jornada de Liga Asobal. 2.336 espectadores.

En los minutos decisivos fueron clave la defensa 5-1 que propuso David Pisonero y la conexión entre Adrián Fernández y Abel Serdio. El pivote, máximo goleador del Recoletas esta temporada, no pudo recibir un balón en la primera mitad pero sí anotó seis goles en la segunda, dos de ellos determinantes en los minutos finales. También el central Adrián firmó una espectacular actuación con 5 goles, al igual que Víctor Rodríguez (5) y Rubén Río (4).

Otra de las claves fue la defensa sobre el primera línea cubano Yoan Balázquez, que marcó 5 goles en la primera mitad y solo dos en la segunda. El control de las distancias sobre este jugador fue otra solución que el Atlético Valladolid puso en práctica en una segunda mitad en la que fue cambiando y mejorando según transcurría un partido irregular y con muchos cambios de ventaja. La última pieza para entender el triunfo local estuvo en la portería, esta vez fue César Pérez el que con sus diez paradas en la segunda mitad marcó el destino del encuentro. El guardameta vallisoletano está atravesando uno de sus mejores momentos en el club.

La parte negativa de la noche se la llevó Fernando Hernández. El capitán recibió un duro golpe en el hombro y tuvo que abandonar el partido para ser trasladado posteriormente al hospital, posiblemente con una luxación.

El choque se inició con un primer tiempo marcado por las defensas en el que el Recoletas pudo frenar durante algunos minutos todo lo que pudo a un poderoso Balázquez, que aún así marcó 5 goles en este primer tramo. Tampoco los vallisoletanos lo tuvieron fácil para anotar, con un Teucro muy unido que hizo imposible la habitual conexión al pivote. Solo Víctor Rodríguez y Adrián Fernández, con lanzamiento exterior, tuvieron algo de claridad en el inicio, con 4 goles anotados por Víctor cuando el marcador iba a favor de los locales (7-6, minuto 10).

El Teucro sobrevivía con los goles del lateral cubano y los penaltis anotados por Carlos García, cuatro sin fallo, lo que mantenía la igualdad en el marcador en un encuentro con pocos goles (11-11, minuto 25). Sin embargo, un par de errores en defensa del Atlético Valladolid dejó en bandeja a los gallegos su máxima ventaja justo al descanso (12-14), con un último gol sobre la bocina de Andrés Moyano.

Los pontevedreses alcanzaron su mayor renta en el primer minuto del segundo tiempo (12-15) y mantuvieron su ligera ventaja a base se lanzamiento exterior, ante un Recoletas que no encontraba la forma de parar el ataque gallego. Apareció por fin la conexión Adrián-Abel con tres goles y Pisonero apostó por alternar una defensa 5-1 y poner a César Pérez en la portería. Una parada suya que propició un contraataque concluido con gol por Jorge Serrano devolvieron la igualdad al marcador (21-21, minuto 41). Tres paradas seguidas de César, incluyendo un penalti, permitieron al Recoletas Atlético Valladolid volver a mandar tras dos espectaculares goles de Adrián y Rubén Río (24-22, minuto 44). Un marcador que obligó a Enrique Domínguez a parar el choque con un tiempo muerto porque su equipo también se atascaba en esa defensa a 5-1 con Nico López de avanzado.

Así, la racha local continuó con otro robo y un blocaje más en defensa y el parcial a su favor aumentó a un 4-0 (25-22, minuto 46). Pero varios errores en lanzamientos y las paradas de Santana devolvieron al partido al Teucro, que incluso se puso por delante (26-27, minuto 52). Ahora cada gol costaba mucho y solo acciones de mucha calidad terminaban en gol. Surgieron destellos de jugadores como Balázquez, Abel y Adrián, que puso por delante al Recoletas una vez más (29-28, minuto 57).

Fernando Hernández fue arrollado por Borja Méndez y tuvo que retirarse con un golpe en el hombro. Además, los árbitros señalaron 7 metros y el Teucro empató (29-29). Pero la conexión asturiana entre Adrián y Abel dejó un gol vital (30-29) a solo un minuto del final. Los pontevedreses lanzaron fuera desde el extremo y los vallisoletanos solo tuvieron que aguantar los últimos 30 segundos, aunque Abel anotaría un último gol para cerrar la victoria (31-29).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos