Rebelados contra las derrotas

Carlos Villagrán intenta penetrar en la defensa del conjunto madrileño durante un partido de pretemporada./Antonio Tanarro
Carlos Villagrán intenta penetrar en la defensa del conjunto madrileño durante un partido de pretemporada. / Antonio Tanarro
BALONMANO

El Viveros Herol Balonmano Nava quiere volver a la senda del triunfo frente al Ikasa Balonmano Madrid

QUIQUE YUSTESegovia

El Viveros Herol Balonmano Nava regresa este sábado al viejo polideportivo de Nava de la Asunción (18:30 horas). En la décima jornada de Liga, los naveros recibirán la visita del Ikasa Balonmano Madrid, un conjunto situado en puestos de descenso que sin embargo ha demostrado durante las últimas jornadas una importante capacidad reacción que le convierten en un rival peligroso. No será, por lo tanto, un rival asequible para los jugadores de Dani Gordo, que intentarán volver a la senda del triunfo frente a su afición tras las derrotas sufridas de manera consecutiva frente al ARS Palma del Río, el Secin Group Balonmano Alcobendas y el Balonmano Villa de Aranda.

A pesar de encadenar tres semanas consecutivas sin sumar puntos, en Nava de la Asunción no han saltado las alarmas. Ni mucho menos. Son conscientes de que las derrotas han llegado frente a equipos de calidad y que en todas ellas el equipo ha competido con opciones de llevarse la victoria. «Trabajamos duro y sabemos que esto es muy largo. En los tres partidos perdido el equipo ha competido», afirma el técnico de los naveros, Dani Gordo, subrayando la especial crueldad de los dos últimos encuentros en los que la derrota llegó con un tanto en el último segundo. «Hemos estado todo lo cerca que podíamos estar», declara el técnico del equipo segoviano.

Debido a esta circunstancia, durante la semana la plantilla ha trabajado de manera especial el apartado psicológico. «El equipo entrena con cierta normalidad. No podemos normalizar la derrota. Somos conscientes de que se ha juntado un poco todo: el cansancio de la Copa, el jugar contra dos de los rivales más fuertes de la categoría...», afirma el entrenador del Viveros Herol Balonmano Nava. No obstante, recalca que tras «dos derrotas que escuecen mucho» el equipo está trabajando bien, «sin confianzas y con ganas de rebelarnos».

Para volver a sumar de dos en dos y salir del bache de resultados que atraviesa, el conjunto blanquirrojo se encomienda a la fortaleza de una defensa fuerte, que debe parecerse más a la de las primeras jornadas que a la de los últimos partidos, con la confianza que otorga saber que bajo palos están dos de los mejores porteros de la categoría. Con Yeray Lamariano, Ernesto Sánchez y el resto del equipo enchufados sin el balón en su poder, el Viveros Herol Nava tendrá muchas opciones de dejar los dos puntos en casa. Mientras, cuando el esférico esté en sus manos, Agustín Casado volverá a ser protagonista, máximo anotador de la categoría con 69 dianas en las nueve primera jornadas.

Rival peligroso

Enfrente el conjunto de Nava de la Asunción tendrá a un rival peligroso. A pesar de ocupar puestos de descenso, llega a la localidad segoviana tras superar al Grupo Covadonga por 20-18 en la última jornada. Entre sus principales amenazas, destacan la dupla formada por Rubén Sánchez y Toni Sarió, con más de veinte goles cada uno en lo que llevamos de Liga, así como la calidad del internacional español en categorías inferiores Jaime Gallardo, bien acompañado por el buen estado de forma que atraviesa Ignacio Cabrero.

Para hacer frente al conjunto madrileño Dani Gordo podrá contar con toda la plantilla a su disposición a excepción de Oleg Kisselev, quien continúa con su proceso de recuperación sin todavía una fecha concreta para volver a las canchas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos