Balonmano

«Todavía nos queda mucho por andar»

Dani Gordo, entrenador del BM Nava, durante un tiempo muerto./Antonio de Torre
Dani Gordo, entrenador del BM Nava, durante un tiempo muerto. / Antonio de Torre

El técnico del Viveros Herol BM Nava, Dani Gordo, se muestra satisfecho por la primera posición de su equipo pero prefiere ser cauto y prudente

F. A. D.Segovia

Estar en la pomada. Es una expresión muy utilizada cuando se dice que uno está implicado en un asunto. El Viveros Herol BM Nava sigue en la pomada porque está implicado (y mucho) en la División de Honor Plata de balonmano. Tanto que vuelve a liderar la clasificación. Tres victorias y un empate (ninguna derrota) en cuatro partidos ponen de relieve el buen comienzo de temporada del conjunto navero, que además sigue también adelante en la Copa del Rey. Y se nota. En los jugadores, en la directiva, en todos los que colaboran, en los aficionados (algunos incluso se desplazaron en esta última jornada) y también en el municipio. Ya no es solo que el equipo sigue creciendo, es que está dando un gran estirón.

Sus números así lo evidencian. Ha marcado 109 goles (algo más de 27 por partido) y es uno de los que menos tantos ha encajado (92, una media de 23 partido), solo superado en esta faceta por el Zumosol ARS Palma del Río (90). Su jugador Agustín Casado, que marcó tres goles en esta última jornada, sigue siendo el máximo realizador de la categoría con 32 goles (sale a ocho por partido), aunque ahora seguido muy de cerca por Pere Vaquer (del FC Barcelona B Lassa) con 31.

Sin embargo, el conjunto navero prefiere tener los pies en el suelo. Para su técnico, Dani Gordo, lo más importante es «seguir creciendo como equipo. Estamos muy satisfechos y muy contentos por conseguir esta victoria, pero estamos en la cuarta jornada del campeonato, el camino es muy largo y todavía nos queda mucho por andar», valoró el técnico del conjunto navero Dani Gordo.

No fue fácil pese al marcador final (23-28). El técnico destacó la dificultad que tuvo conseguir el triunfo en su partido frente al Ca’ Mario Lanzarote. Por la dificultad del rival, de la cancha, por el viaje, la humedad... Por una serie de circunstancias complejas. Ya lo había advertido Dani Gordo. A pesar de ser un equipo debutante, había que mantener la concentración. Los insulares salieron con ganas a la pista, logrando hasta cuatro tantos de ventaja, pero este Nava tiene capacidad de reacción. «El inicio ha sido bastante complicado; fue un arranque difícil, hasta que fuimos corrigiendo errores defensivos, algo que nos permitió correr. A partir de ahí, el partido estuvo bastante controlado. Seguimos en la pomada», apuntó el entrenador del conjunto navero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos