Dos nuevos guerreros naveros

Desde la izquierda, el presidente del club, Quintín Maestro; Alonso Moreno, Agustín Casado y Julián Mateo. / Quique Yuste
BALONMANO

El Viveros Herol Balonmano Nava presenta a Agustín Casado y Alonso Moreno, ambos procedentes del Palma del Río

QUIQUE YUSTENava de la Asunción

El Viveros Herol Balonmano Nava continúa presentando a sus nuevos integrantes de cara a la próxima temporada. Tras conocer hace un par de semanas a los encargados de defender la portería –Yeray Lamariano y Ernesto Sánchez–, ayer llegó el turno de dos jóvenes jugadores que proceden del ARS Palma del Río y que llegan a Nava de la Asunción con la intención de luchar por un ascenso que se les ha escapado en el conjunto andaluz durante las dos últimas campañas. Para ello, confían en el equipo que está confeccionado el Balonmano Nava y que sobre el papel está llamado a pelear por grandes metas a partir de mes de septiembre.

Julián Mateo, vicepresidente de la entidad navera, fue el encargado de presentarles ante sus nuevos compañeros y varios aficionados que se dieron cita en el hotel Fray Sebastián para escuchar las primeras impresiones de dos jugadores que desde marzo tenían clara su intención de jugar en Nava de la Asunción. «No han puesto muchos problemas ni impedimentos. Les encanta nuestra forma de entender el balonmano», indicó Mateo, quien apuntó que llegan para jugar en el equipo de División de Honor Plata, «de momento».

El luchar por el ascenso a Asobal sobrevuela en Nava de la Asunción, por mucho que el vicepresidente mantenga los pies en el suelo escarmentado del fallido proyecto de la pasada temporada. «El equipo está para asentarse definitivamente en División de Honor Plata. Luego la competición pondrá a cada uno en su sitio», comentó interrumpiendo a los dos nuevos integrantes de la familia navera, quienes habían relatado unos segundos antes que el objetivo sería intentar subir de categoría. «Creo que podemos luchar por ello», afirmó Agustín Casado, un central de 21 años que será uno de los encargados de dirigir al equipo en la parcela ofensiva. Alonso Moreno (lateral derecho) intentará «aportar al equipo todo lo que pueda, partiendo de la defensa que es mi punto fuerte y aprendiendo al mismo tiempo en ataque».

Ambos jugadores coinciden en destacar la importancia de la pretemporada como un factor clave en el futuro del equipo. «La mayoría de la plantilla es nueva y vamos a tener que trabajar mucho en las cinco semanas previas al inicio para poner las bases de un equipo competitivo, en el que nos queremos sentir cómodos, sobre todo en casa», afirmó Agustín Casado. Por su parte, Alonso Moreno subrayó la ilusión que le genera el proyecto deportivo del Viveros Herol. «Es un honor que el club a la hora de realizar un equipo potente se acuerde de jugadores como nosotros. Estamos aquí para disfrutar y para dar alegrías a su gente», apostilló.

Conocidos en el equipo

Los nuevos jugadores del Balonmano Nava también incidieron en la importancia de que varios integrantes del equipo se conozcan entre ellos. «Para mí es importante porque con Agustín puedo establecer dinámicas y pequeñas jugadas que van a aportar pequeñas mejoras al equipo», explicó Moreno. «El hecho de que nos conozcamos varios jugadores es importante. En momentos del juego es bueno tener al lado alguien que te conozca. Eso es un plus para una plantilla que tiene bastante gente nueva. En ese aspecto, no creo que tengamos problemas», reconoció Casado, quien señala a Torrelavega, Alcobendas y Villa de Aranda como tres de los equipos más fuertes de la categoría de cara a la campaña 2017-2018.

Fotos

Vídeos