El nuevo líder de los naveros

Quintín Maestro, Dani Gordo y Julián Mateo, durante la presentación.
Quintín Maestro, Dani Gordo y Julián Mateo, durante la presentación. / Q. Y.
BALONMANO

El Viveros Herol Balonmano Nava presenta a Dani Gordo como entrenador de cara a la próxima temporada

QUIQUE YUSTENava de la asunción

En Nava de la Asunción llevan varias semanas (o incluso meses) trabajando en su nuevo proyecto. La desilusión generada en la última temporada con Óscar Perales al mando motivó a la dirección deportiva a emprender una nueva aventura en la que el equipo tendrá objetivos mayores que mantener la categoría. El trabajo de oficinas ya está prácticamente hecho (tan solo falta por cerrar un fichaje) y ahora solo queda anunciarlo poco a poco y trasladarlo a la cancha del frontón de Nava de la Asunción.

A escasos metros de la pista azul del polideportivo se presentó ayer al encargado de dirigir la nueva aventura navera. Será Dani Gordo, quien tras un aventura por Islas Feroe, regresa a España con el objetivo de hacer crecer al club de Nava de la Asunción. «El proyecto que le brinda el club es atractivo para él y para incorporaciones futuras. Solo podemos agradecerle que nos haya elegido para volver a entrenar en España y le deseamos la mayor de las fortunas con trabajo y esfuerzo», indicó el vicepresidente del club, Julián Mateo, como presentación del nuevo inquilino del banquillo del Balonmano Nava.

El entrenador vallisoletano llega a la localidad segoviana con la misión principal de volver a conectar al equipo con el pueblo. Firma por dos años en los que los resultados se medirán, además de en la cancha, con las sensaciones con las que acabe la afición tras haber visto competir a su equipo. «Yo espero que la gente de Nava de la Asunción disfrute con lo que nosotros ofrezcamos. He venido aquí como rival y siempre nos ha costado mucho ganar cuando lo hemos hecho. Yo voy a intentar trasladar al grupo que la gente tiene que disfrutar con lo que vea sobre la cancha, con un balonmano de lucha y de esfuerzo», afirmó Daniel Gordo. «A partir de ahí nos tendremos que adaptar los unos a los otros», declaró el técnico navero, que incide en la necesidad de que la afición se sienta identificada con el equipo. «La comunión del pueblo con el equipo va a ser una de las claves para que todo vaya bien», auguró Gordo.

El exentrenador del Ademar de León confesó que su idea inicial para la próxima campaña era continuar entrenando fuera de España, pero ante la insistencia de Julián Maestro, decidió apostar por el Balonmano Nava rechazando ofertas superiores de otros equipos nacionales. «Yo estaba en las Islas Feroe pero mi idea principal era seguir fuera. Ha sido un año muy bonito a nivel personal y a nivel deportivo. Pero lo que me ha animado realmente a venir a Nava es que aquí se junta gente muy sana que hace crecer el proyecto. La insistencia de Julián ha sido increíble. Estoy muy satisfecho y muy feliz por poder desarrollar aquí mi trabajo».

A la hora de llevarlo a cabo, contará con la ayuda de Alberto Camino como segundo entrenador. «Es imprescindible. Es un gran conocedor del Balonmano Nava y de la categoría», afirmó Gordo, que también contará con la ayuda de Alejandro Pereira, quien se incorporará al cuerpo técnico del equipo de Nava de la Asunción como preparador físico.

Uno de los primeros aspectos que tratará de resolver es la cohesión del equipo. De nuevo, y al igual que la pasada temporada, el conjunto navero sufrirá este verano una importante transformación en una plantilla que cuenta con siete bajas y que tendrá, como mínimo, otras siete altas. «El primer año de Álvaro Senovilla fue un éxito total. Pero la segunda y la tercera temporada tocó volver a empezar de cero. Tenemos que encontrar cierta estabilidad, porque el club está preparado para dar un paso más», declaró Gordo, acordándose del buen trabajo realizado las pasadas temporadas por Álvaro Senovilla y Óscar Perales.

En cuanto a la pretemporada, anunció que esta comenzará a finales de julio o principios de agosto, dependiendo del inicio oficial de la competición a mediados de septiembre. Antes de llegar al primer compromiso de liga el conjunto navero disputará varios partidos amistosos para obtener un nivel óptimo, además de competir en el trofeo Viveros Herol y en la Copa de Castilla y León, donde se enfrentará al Balonmano Zamora el 19 de agosto en Nava de la Asunción.

Una vez comience la temporada, el objetivo deportivo será no pasar apuros para lograr la permanencia e intentar luchar por jugar la fase de ascenso a Liga Asobal. «Ningún entrenador trabaja para perder, pero para mí dar un paso más significa que la gente de Nava se identifique con lo que vea y esté satisfecha con el equipo», destacó. Por último, y en referencia al tener que jugar que en el viejo frontón de la localidad ante la no finalización del nuevo deportivo, reveló: «En Nava hay muchas cosas buenas y otras que hay que intentar mejorar. Las instalaciones son las que son, pero nadie viene aquí engañado.

Fotos

Vídeos