Nueva temporada, máxima ilusión

Carlos Villagrán es agarrado por dos defensores durante un partido de pretemporada.
Carlos Villagrán es agarrado por dos defensores durante un partido de pretemporada. / Antonio Tanarro
BALONMANO

El Viveros Herol Nava se enfrenta esta tarde al Balonmano Alarcos Ciudad Real

QUIQUE YUSTESegovia

Por fin ha llegado el momento. El balonmano vuelve esta tarde al polideportivo de Nava de la Asunción, donde el Viveros Herol se enfrentará, a partir de las 18:30 horas, al Balonmano Alarcos Ciudad Real en el primer partido de Liga de la temporada 2017-2018. Será la primera oportunidad para comprobar, en partido oficial, las evoluciones del conjunto entrenado por Dani Gordo tras seis semanas de pretemporada en las que las sensaciones han sido positivas.

«Tenemos ganas de que empiece la competición», declara el entrenador del equipo sobre el sentimiento que inunda al vestuario durante las horas previas al inicio de la cuarta temporada en la historia del club navero en la categoría de plata del balonmano nacional. El técnico vallisoletano se muestra satisfecho con los resultados conseguidos durante la pretemporada, tanto a nivel físico, donde el equipo espera dar un salto importante con respecto a campañas pasadas, como a nivel de juego, donde los de Nava de la Asunción deben amoldarse al nuevo sistema de Dani Gordo y a la llegada de hasta ocho jugadores nuevos. «El reto ha sido construir un equipo en seis semanas que esté preparado para competir. No sé si ha dado tiempo o no a cohesionar. Pero es lo que hay» declara Gordo, quien espera poder competir con garantías desde el inicio de la competición.

El recuerdo de la temporada pasada, en el que el equipo protagonizó un oscuro inicio liguero, sigue vigente en muchos aficionados. No obstante, el técnico vallisoletano prefiere mirar al futuro y no al pasado, centrando su mirada en una temporada ilusionante para los guerreros naveros. «Contra Ciudad Real tenemos la intención de sumar los dos puntos, pero vamos con la tranquilidad de saber que esto es muy largo. Somos conscientes de que nos queda mucho trabajo y de que vamos por la buena línea», afirma.

Su llegada al banquillo de Nava de la Asunción y los fichajes de hasta ocho nuevos jugadores cuya calidad promete marcar diferencias en la categoría ha puesto el foco sobre el equipo, considerado por muchos como uno de los favoritos para ocupar las primeras posiciones de la clasificación. «Por una parte es una responsabilidad que nos consideren favoritos, pero también se corresponde con una estrategia para desviar la atención», reconoce. «Nosotros nos ocupamos de nuestro trabajo diario y el tiempo pondrá a cada uno en su sitio. Pero pasar de salvarnos en la penúltima jornada a ser favoritos al ascenso en tan solo tres meses es algo irreal», asevera Dani Gordo, quien recuerda que el primer objetivo del Viveros Herol Nava es asentarse en la categoría y «hacer que la afición se sienta orgullosa del equipo».

En este sentido, puso como ejemplo a su rival de esta tarde, el Balonmano Alarcos Ciudad Real, como uno de los clubes rivales con una estructura y experiencia mayor para afrontar un posible ascenso a Asobal. «Es una ciudad que ha tenido un equipo campeón de Europa y que la semana pasada albergó la Supercopa, organizada por el club. Para nosotros eso es algo impensable», confiesa.

Sobre el partido, afirma que los manchegos son un rival que se ha reforzado bien durante el verano con el fichaje del argentino Molina como principal novedad. Llegan a tierras naveras con las bajas de Victoriano Alises, Jorge Maestre y Julián Granados y con la intención de repetir el resultado conseguido la pasada campaña, cuando también en la primera jornada vencieron con claridad por 24-27. Por el lado local Dani Gordo podrá contar con toda su plantilla, a excepción de Oleg Kisselev, quien será baja hasta finales de año tras la lesión sufrida en pretemporada frente al Villa de Aranda.

Fotos

Vídeos