El Nava permanece invicto

El Viveros Herol Nava celebra con su afición el triunfo en Lanzarote. / Balonmano Nava
BALONMANO

El equipo entrenado por Dani Gordo logra en Lanzarote su tercera victoria de la temporada

RUBÉN BETANCOR (OPTA)ARRECIFE

El Viveros Herol Balonmano Nava sigue invicto en este inicio de temporada tras imponerse por 23-28 ante un duro Ca ‘Mario Lanzarote que vendió cara su derrota. Los máximos anotadores del encuentro fueron Diego Reyes por parte local con seis tantos y Ismael Juárez por la visitante con nueve goles.

Tras un mal inicio del equipo segoviano, estos reaccionaron a base de pundonor y rápidos contragolpes para tomar la iniciativa en el marcador. La doble exclusión de los locales a falta de cinco minutos resultó clave para que el Balonmano Nava se llevara la victoria del Municipal de Titerroy.

23 Lanzarote

Dzmitry Patotsky, Diego Reyes (6), Luis Morín (2), Carmelo Álvarez (1), Javi García (4), Andrei Vakhnovich (4) y Alberto Molina (1). También jugaron Gerardo Arrocha; Pedro Noda, Nico López (3), Marcio Da Silva (1), Pedro Cabrera (1), Iván Montoya y Javi Tavío.

28 Viveros Herol Nava

Ernesto Sánchez, Ismael Juárez (9), Álvaro Rodrigues (0), Agustín Casado (3), Andrés Alonso (0), Alexandre Tello (3) y Alonso Moreno (0). También jugaron Yeray Lamariano, Bruno Vírseda (4), Carlos Villagrán (1), Darío Ajo (0), Alberto García (0), Antonio Llopis (1), Tomislav Brakocevic (4), Filipe Martins (3) y Pablo Rodríguez (0).

El encuentro comenzó con un Ca ‘Mario Lanzarote que llevó la iniciativa logrando un parcial 5-2 en los primeros cuatro minutos que obligó al técnico Daniel Gordo a solicitar un tiempo muerto. Tras las indicaciones del banquillo, los visitantes reaccionaron con un 0-3 poniendo el 7-6 en el minuto 11 del encuentro y obligando así a los locales a una pausa reglamentaria para reconducir la remontada.

Bruno Vírseda y Alexandre Tello se encargaron de poner al Balonmano Nava por delante gracias a recuperaciones de balón rápidas en defensa y contragolpes que hacían inútiles los repliegues del conjunto local. Los visitantes llegaron a disponer de una renta de cinco tantos (9-14) pero el orgullo local salió a flote y redujeron esta diferencia (12-15).

En los primeros minutos de la segunda parte, el pivote Javi García ponía a su equipo un gol abajo en el marcador en este inicio (16-17). A pesar de los ataques del Lanzarote, el Nava siempre mantuvo su renta haciendo fuerte su férreo balonmano defensivo y gala de una tremenda pegada.

A falta de cinco minutos, la exclusión de Diego Reyes y la descalificación de Carmelo Álvarez dejaron a los locales con dos jugadores menos en cancha, circunstancia que aprovechó el Nava para finiquitar el partido con un doloroso para la parroquia canaria 23-28 pero feliz para los intereses del conjunto navero.

Fotos

Vídeos