Intenso y justo reparto de puntos en La Albericia

Dani Gordo realiza indicaciones durante el partido disputado este sábado./Javier Cotera
Dani Gordo realiza indicaciones durante el partido disputado este sábado. / Javier Cotera
BALONMANO

El Viveros Herol Nava suma un valioso empate frente al Auto Gomas Sinfín

QUIQUE YUSTESegovia

Llegaban el Auto Gomas Sinfín y el Viveros Herol Nava en buena racha de resultados a su duelo en La Albericia. Cuatro triunfos consecutivos de cada escuadra daban buena muestra del buen momento que santanderinos y segovianos atravesaban. Una dinámica positiva de resultados que se truncó, aunque no de forma brusca, con un empate justo y trabajado por ambos equipos, que ofrecieron un encuentro intenso y emocionante para despedir un 2017 que cántabros y castellanos cierran en cuarta y tercera posición respectivamente.

23 Auto Gomas Sinfín

Samuel Ibañez, Diego Muñiz, Nikolai Herrero (1), Iván Amarelle (3), Alberto Pla (2), Alejandro Blázquez (2), Cristian Postigo, Carlos Lastra (1), Jorge Villamarín, Héctor Sola (2), Herrero Lon (4), Ignacio Vallés (2), Tarik Kasumovic (4), Rubén Carvajal (2) y Javier Valverde.

23 Viveros Herol Nava

Ernesto Sánchez, Isma Juárez (10), Álvaro Rodrigues, Agustín Casado (4), Bruno Vírseda, Carlos Villagrán, Darío Ajo Martín, Alberto García, Andrés Alonso, Antonio Llopis, Yeray Lamariano, Toma Brakocevic (5), Alonso Moreno (1), Filipe Martins (2) y Pablo Rodríguez.

parciales.
0-2, 2-4, 6-5, 7-8, 8-11, 10-11 (descanso), 13-13, 15-15, 17-16, 20-18, 21-21 y 23-23.
árbitros.
Nuñez Camacho y Rodríguez Pacheco. Señalaron siete exclusiones a los locales y cuatro a los visitantes.

La carta de presentación de los naveros en el choque fue más que aceptable. Brakocevic cogió la responsabilidad ofensiva y con un parcial de 0-3 los visitantes cogieron la iniciativa en el electrónico. El lateral serbio del Viveros Herol Nava también empezó con intensidad en defensa, donde bien arropado por Álvaro Rodrigues y Andrés Alonso formó un muro difícil de superar por los locales durante los primeros compases. Agustín Casado, bien vigilado por la defensa cántabra, manejaba el ritmo del choque distribuyendo el balón mientras el Sinfín trataba sin éxito de conectar con Herrero Lon en el pivote.

Entendió entonces el conjunto dirigido por Rodrigo Reñones que su reacción debía partir de la defensa y aumentó su intensidad. Logró dificultar la circulación de balón de los blanquirrojos, cada vez con más problemas para encontrar lanzamientos cómodos sobre la portería defendida por el ex portero navero Samuel Ibañez. Las imprecisiones y las dudas hicieron acto de presencia en los visitantes, espesos en ataque y menos efectivos en defensa. El Sinfín, con Alberto Pla como principal referencia del juego exterior, igualó la contienda e incluso se puso por delante en el ecuador del primer periodo aprovechando la exclusión de Álvaro Rodrigues.

La inercia era favorable para los locales, pero su alta intensidad defensiva se tradujo en exclusiones y en numerosas visitas de un exquisito Isma Juárez a la línea de siete metros. El extremo diestro del Viveros Herol Nava ofreció un recital desde el punto de penalti, transformando los cinco lanzamientos que intentó durante la primera parte sin que Samuel Ibañez y Jorge Villamarín pudieran detener sus lanzamientos. Su eficacia ayudó a los visitantes a mantenerse con vida en el encuentro y a volver a tomar la iniciativa en el electrónico. También permitió la reacción segoviana el buen hacer de los naveros con superioridad numérica sobre la cancha de La Albericia, volviendo a recuperar su mejor versión en defensa, endosando un parcial de 0-4 con el que el Viveros Herol Nava amenazó con romper el partido antes del descanso. Pero el buen hacer de Samuel Ibañez bajo palos y una ligera relajación en defensa de los visitantes permitió al Sinfín marcar dos goles en el último minuto del primer periodo para marcharse al descanso tan solo un tanto por debajo en el marcador (10-11).

Segunda parte

Si la carta de presentación de los naveros fue buena en la primera parte, no se puede decir lo mismo de la segunda. Con Brakocevic en el banco debido a una prematura exclusión, los santanderinos aprovecharon para darle rápidamente la vuelta al marcador y volver a manejar el ritmo del encuentro. Durante los primeros compases del segundo periodo ambos equipos parecieron aceptar un pequeño intercambio de golpes que favorecía ligeramente a los de Nava de la Asunción, algo más precisos en la circulación que sus rivales, sobre todo cuando Agustín Casado y Carlos Villagrán coincidían sobre la pista.

Pero el Sinfín tenía aprendida la lección y cada vez que el Nava disfrutaba de un par de minutos cómodos, apretaba los dientes, bajaba el centro de gravedad e intensificaba su dureza defensiva para impedir los avances del ataque visitante. El partido perdió entonces ritmo –tampoco es que tuviera mucho– y frescura y ganó en intensidad y dureza. No rehusó el Viveros Herol Nava el envite aunque tenía peores cartas que su rival. Llegaron las imprecisiones, los nervios y las pérdidas al equipo de Dani Gordo, de nuevo atascado en ataque y superado en defensa por los cántabros, que encontraron en los lanzamientos exteriores de Amarelle y Kasumovic la fórmula más rápida y eficaz para batir a un Ernesto Sánchez que en la segunda parte disminuyó su nivel bajo palos.

A falta de nueve minutos para el final, el Auto Gomas Sinfín logró un parcial de 3-0 con el que consiguió su máxima diferencia en el electrónico (21-18), dando un paso firme en su camino hacia la victoria, bien sujetos en portería por un Samuel Ibañez que se tomó la revancha frente a sus ex compañeros con varias intervenciones consecutivas de gran mérito.

Pero entonces fue el Balonmano Nava el que reaccionó. No había dicho su última palabra el conjunto dirigido por Dani Gordo, que volvió a levantar un muro defensivo difícil de superar para los atacantes locales en su búsqueda de la portería defendida durante el tramo final del partido por Yeray Lamariano (de la partida a pesar de sus problemas físicos durante la semana). No obstante, en ataque seguía sin dar con la tecla el conjunto de Nava de la Asunción, que tiró de raza y calidad para igualar la contienda gracias a dos acciones individuales de Brakocevic y de Agustín Casado y a un contragolpe resuelto con relativa facilidad por Isma Juárez.

Final igualado

Con empate en el electrónico (21-21) se entró en los cinco últimos minutos de partido. De nuevo un tramo final de partido igualado y emocionante para los de Nava de la Asunción, que tuvieron varias posesiones para ponerse por delante en el electrónico desaprovechadas por Casado y Juárez. Precisamente, en uno de esos ataques el central navero fue excluido por retener el balón tras pérdida, dejando a su equipo con uno menos durante dos de los tres últimos minutos de encuentro. Lo aprovecharon en un primer momento los cántabros con un nuevo tanto de Kasumovic, neutralizado en la siguiente jugada por un tanto de Brakocevic tras recibir el pase y soltar el disparo en el aire. Vallés, a falta de un minuto, volvió a poner al Sinfín por delante, pero Isma Juárez respondió con su décimo tanto del choque. Faltaba la última posesión, correspondiente a los locales, que amenazaban con revivir la pesadilla sufrida por los naveros frente al Alcobendas y al Villa de Aranda (derrotas con gol en el último segundo). Pero una infracción de su pivote, a falta de tres segundos para el final, invalidó el tanto que habría dado el triunfo al conjunto cántabro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos