Golpe de autoridad del Viveros Herol Nava

Álvaro Rodrigues, Carlos Villagrán y Andrés Alonso defienden una acción./Antonio de Torre
Álvaro Rodrigues, Carlos Villagrán y Andrés Alonso defienden una acción. / Antonio de Torre
BALONMANO

El conjunto navero suma su tercer triunfo consecutivo tras vencer con autoridad en Zarautz

QUIQUE YUSTESegovia

Pareció fácil, pero para lograr vencer en el Municipal de Zarautz por siete goles de diferencia hay que hacer las cosas muy bien. El Viveros Herol Nava realizó un gran encuentro en el pabellón vasco para sumar su tercera victoria consecutiva y seguir una semana más en la zona alta de la clasificación. El conjunto entrenado por Dani Gordo llevó la iniciativa en todo momento y se permitió el lujo de disfrutar durante los últimos minutos en una de las canchas más complicadas de la categoría.

19 Amenabar ZKE

Paulo Ostoloza, Ander Atorrasagasti (1), Mikel Martínez (1), Oihan Balenciaga (1), Markel Aizpitarte, Julen de Carlos, Mikel Iraeta (2), Íñigo Etxaniz, Xabat Olaizola (8), Mikel Beristain, Mikel Amilibia (2), Eneko Goenaga, Andoni Zubeldia (3), Jokin Jiménez y Aitor Atorrasagasti (1).

26 Viveros Herol Nava

Ernesto Sánchez, Isma Juárez (3), Rodrigues, Agustín Casado (4), Bruno, Carlos Villagrán (3), Darío Ajo (2), Alberto García, Andrés Alonso (1), Llopis, Tello (2), Yeray Lamariano, Brakocevic (5), Alonso Moreno (2) y Filipe Martins (4).

parciales.
3-5, 4-7, 4-7, 7-10, 10-12, 12-13 (descanso), 13-17, 14-19, 17-20, 17-22, 17-24 y 19-26.

Comenzó el duelo con los locales muy agresivos sobre la circulación de balón de los naveros, dejando espacios en su defensa que fueron aprovechados con relativa facilidad por un Brakocevic que cuajó sus mejores minutos desde que defiende la camiseta del equipo de Nava de la Asunción. Tras el parcial de 0-3 de los primeros instantes, el Amenabar ZKE fue cogiéndole poco a poco el ritmo al encuentro al mismo tiempo que iba retrasando su defensa hasta los seis metros, manteniéndose a una distancia de los segovianos que les permitía soñar con una posible remontada.

Hacia el ecuador de la primera parte los de Nava de la Asunción frenaron en seco su producción ofensiva. Agustín Casado estuvo muy vigilado y la defensa local estuvo atenta a los diferentes movimientos de los naveros, que encadenaron siete minutos sin lograr perforar la portería de Paulo Ostolaza. El guardameta local mantuvo con vida a su equipo durante buena parte del choque, mientras en la parcela ofensiva era Xabat Olaizola el encargado de tirar del carro con sus penetraciones y su facilidad para armar el lanzamiento desde nueve metros. Cuatro goles seguidos suyos acercaron al Amenabar a tan solo un gol obligando a Dani Gordo a pedir tiempo muerto. Tras reajustar ideas, los naveros reaccionaron y volvieron a estirar su distancia en el electrónico, pero dos tantos de los locales en el último minuto pusieron el 12-13 con el que se llegó al descanso.

Segunda parte

Si el inicio del encuentro fue bueno para los de Nava de la Asunción, el de la segunda mitad no se quedó atrás. Un nuevo parcial de 0-3 puso a los naveros cuatro arriba nada más comenzar el segundo periodo, amenazando con romper el partido si el Amenabar no reaccionaba. No bajó los brazos el conjunto entrenado por Iosu Balenciaga, buscando la manera de inquietar a un Viveros Herol que se mostraba cómodo, solvente y concentrado. Gestionó con eficacia las exclusiones, tanto a favor como en contra, no se precipitó en ataque y cerró su portería con un Yeray Lamariano espectacular.

Tuvo Isma Juárez la oportunidad de poner a los visitantes cinco arriba con un lanzamiento de siete metros pero erró su lanzamiento. A raíz del mismo quiso entrar nuevamente en el partido el Amenabar, pero la figura de Yeray bajo palos fue demasiado grande. Intervino con paradas de todos los estilos para desesperar a sus rivales, permitiendo que sus compañeros fueran poco a poco ampliando la distancia en el marcador según pasaban los minutos.

Por su parte, los guipuzcoanos seguían topándose con Yeray sin lograr ver puerta durante trece minutos. Así, se llegó al tramo final del encuentro con la victoria de los de Nava de la Asunción más que decidida. Los goles naveros seguían cayendo en la portería local, algunos de ellos de muy bella factura, mientras en la visitante continuó el recital de Yeray. Al final, el Viveros Herol Nava logró la segunda victoria de su historia en el municipal de Zarautz y sumó dos puntos que le permiten seguir en la parte alta de la clasificación, a dos puntos del nuevo líder, el Conservas Alsur Los Dolmenes; y con los mismos que el Balonmano Alcobendas, que perdió ayer en Bordils. El próximo sábado el equipo de Dani Gordo volverá a jugar en Nava de la Asunción frente al Agustinos Alicante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos