Con ganas de más

Carlos Villagrán y Andrés Alonso tratan de detener un ataque rival./Antonio Tanarro
Carlos Villagrán y Andrés Alonso tratan de detener un ataque rival. / Antonio Tanarro

El Viveros Herol Nava visita este sábado la cancha del Amenabar ZKE

QUIQUE YUSTESegovia

No es un escenario fácil. Ni mucho menos. El pabellón municipal de Zarautz es una de las canchas más complicadas de la categoría y pocos equipos consiguen llevarse algún punto de allí (esta temporada solo lo ha logrado el Alcobendas). Lo sabe bien el Viveros Herol Nava, que lo ha sufrido en sus propias carnes en las tres visitas anteriores al feudo del Amenabar ZKE. Pero en ninguna de ellas llegó al duelo con la plantilla de este año, ni tampoco con la confianza y la ambición de sus jugadores y su cuerpo técnico.

Los naveros tienen ganas de más. No se conforman con la tercera posición que ocupan actualmente en la clasificación y quieren un triunfo en Zarautz para demostrar una vez más que esta temporada van muy enserio. A pesar de que su objetivo primero es la permanencia en División de Honor Plata, a nadie se le escapa que el Balonmano Nava tiene ingredientes para cocinar un plato mucho más sabroso que la salvación. De momento, los están cuidando bien a la espera de que llegue el instante de encender el fuego y poner el plato encima de la mesa.

Tras el bache de resultados sufrido durante el mes de noviembre, el equipo se ha reencontrado con la victoria y también con las buenas sensaciones. El choque frente al Ikasa Balonmano Madrid sirvió para recuperar la inercia positiva, mientras que la contundente victoria a domicilio sobre RGC Covadonga supuso una dosis extra de moral para una plantilla dispuesta a dar grandes alegrías a su afición.

Precisamente, ese ha sido el primer objetivo alcanzado por el equipo tras cumplirse el primer tercio de competición: reenganchar a la afición de Nava de la Asunción. La siguiente meta es enganchar también a la provincia –se esperan iniciativas en las próximas semanas–, mientras que en el apartado deportivo la intención es seguir progresando. Y es que a pesar de su buena andadura, el Balonmano Nava es un equipo con muchas piezas nuevas que necesita todavía de más tiempo para sacar a relucir su mejor versión. «Estamos mejor de lo que pensábamos», reconoce el técnico de los blanquirrojos, Dani Gordo, que confiesa que el equipo todavía tiene mucho que mejorar pero sin haber ningún aspecto concreto que le preocupe especialmente. El técnico navero destaca la igualdad que reina la categoría tras cumplirse el primer tercio de la Liga, valorando más si cabe la tercera posición que ocupa el equipo, a tan solo dos puntos del liderato.

Pero a pesar de estar satisfecho con la marcha de sus jugadores, Dani Gordo es ambicioso y aspira a seguir mejorando, tanto en juego como en resultados. La primera prueba será esta tarde (19:30 horas) en un choque que presume «complicado» y en el que será necesario ofrecer un nivel de juego similar al del pasado sábado en Covadonga. No tendrá novedades en cuanto a lo que bajas se refiere, ya que dispone de todos los efectivos de la plantilla a excepción de Oleg Kisselev. El jugador cántabro de ascendencia rusa, lesionado en un partido de pretemporada frente al Villa de Aranda, se encuentra ya en la fase final de su recuperación y podría debutar en partido oficial con el Viveros Herol Nava en la eliminatoria de Copa frente al Ángel Ximénez de Puente Genil que tendrá lugar los días 20 y 23 de diciembre. En caso de no poder reaparecer en dichos encuentros, su vuelta se producirá en los primeros partidos de 2018.

Sin Kisselev los naveros buscarán el triunfo frente a un equipo del que Dani Gordo destaca «su fortaleza a nivel defensivo, con una buena portería» y su rapidez en las situaciones de contragolpe. En el apartado individual el técnico navero señala a Iraeta, aunque apunta que se trata de un conjunto en el que hay «cuatro o cinco jugadores que asumen un papel importante». El conjunto vasco es actualmente noveno en la clasificación con diez puntos, tan solo tres menos que los de Nava de la Asunción. La semana pasada cayeron por seis tantos (32-26) frente al Conservas Alsur Los Doómenes, mientras que en su último choque como locales vencieron por 24-20 al RGC Covadonga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos