Un final con aprobado

Tello es frenado cuando se dispone a lanzar durante el partido disputado frente al Balonmano Carabanchel.
Tello es frenado cuando se dispone a lanzar durante el partido disputado frente al Balonmano Carabanchel. / Antonio Tanarro
BALONMANO

El Viveros Herol Nava cierra la pretemporada con un sufrido triunfo frente al Balonmano Carabanchel

QUIQUE YUSTENava de la Asunción

El Viveros Herol Balonmano Nava cerró la pretemporada con una ajustada, emocionante y sufrida victoria frente al Balonmano Carabanchel. El equipo entrenado por Dani Gordo no ofreció su mejor versión durante buena parte del choque, pero se comportó mejor en los momentos decisivos para llegar al inicio liguero, dentro de seis días, con buenas sensaciones. Los madrileños fueron una dura prueba para los naveros, llevando la iniciativa en el electrónico y poniendo en serias dificultades a los de casa, que se llevaron el triunfo con un tanto de Casado en los últimos segundos.

25 Viveros Herol Nava

Isma Juárez, Álvaro Rodrigues, Agustín Casado, Bruno, Ernesto Sánchez, Carlos Villagrán, Darío Ajo Martín, Alberto García, Andrés Alonso, Antonio Llopis, Alexandre Tello, Yeray Lamariano, Brakocevic, Alonso Moreno, Filipe Martins, Pablo Rodríguez y Carlos Colomer.

24 Balonmano Carabanchel

Sergio García, Basagoiti, Carlos Barroso, Van Woerkom, Rubén Sánchez, Dzokic, Álvaro Olivares, Joaquín Olivares, Gonzalo Basagoiti, Boy Founassen, Ignacio Cabrero, Donderis, Viciano y Javier Prado.

parciales cada cinco minutos.
0-2, 2-3, 6-6, 7-9, 10-10, 10-12, 13-16, 15-17, 17-18, 20-20, 21-22 y 25-24.

La primera parte fue de color verdinegro. Los visitantes salieron más enchufados al polideportivo de Nava de la Asunción y dominaron gran parte del primer periodo. Los jugadores dirigidos por Dani Gordo no se encontraban cómodos durante los primeros compases, con serias dificultades para encontrar lanzamientos cómodos sobre la portería defendida por Carlos Donderis. Los madrileños eran los que controlaban el ritmo de partido, con posesiones largas que con frecuencia rozaban el pasivo, marchándose durante los primeros cinco minutos con una renta de tres goles a su favor.

Lo intentaban los blanquirrojos con Carlos Villagrán en la dirección y con Brakocevic desde el lateral, pero la defensa visitante respondía con solidez ante la espesura de los locales. Hubo que esperar hasta el minuto 7 para contemplar el primer tanto del Viveros Herol, obra del jugador serbio con un lanzamiento desde 9 metros. Una vez abierta la lata, parecía que el Balonmano Nava empezaba a encontrar sus mejores sensaciones, siendo más agresivos en defensa y recuperando balones que se convirtieron en goles fáciles para igualar de nuevo la contienda.

Tira y afloja

Pero la reacción navera se quedó en amago y el Balonmano Carabanchel no solo aguantó en el marcador, sino que se adaptó perfectamente al ritmo algo más rápido que quiso imprimir el conjunto local. Ernesto Sánchez intervino en varias ocasiones para mantener igualado el choque durante el primer tiempo, donde el Balonmano Nava no encontró la fórmula para inquietar a los madrileños, muy seguros durante los treinta minutos. En el ecuador del primer periodo pidió Dani Gordo un tiempo muerto con la intención de espabilar a los suyos, dando entrada a Agustín Casado y Alexandre Tello en la pista. Su presencia no varió el devenir del encuentro, aunque el central dejó muestras de su calidad con varios tantos que permitieron a su equipo irse tan solo dos goles abajo al descanso.

Tras la reanudación, Tello adquirió protagonismo en ataque pero no fue suficiente para reducir la renta visitante durante los primeros compases. Los madrileños aceptaron el intercambio de goles y amenazaron con romper definitivamente el choque. Pero el Nava apretó ligeramente en defensa y con superioridad numérica sobre la cancha, volvió a apretar el electrónico.

A pesar de no ofrecer su mejor nivel, el Nava estaba en el partido. Dani Gordo animaba a los suyos y protestaba a la pareja arbitral como si de un partido con puntos en juego se tratara. Con Tello en el banco, fue Isma Juárez, recuperado de su lesión en la mano, quien lideró la reacción local hasta empatar el choque a faltado doce para el final y tomando la delantera un minuto después. De nuevo, y al igual que en el primer periodo, parecía que la reacción navera se llevaría por delante a los madrileños, pero estos no se achicaron y respondieron con personalidad volviendo a recuperar la iniciativa para disgusto de Dani Gordo.

Entró el partido en sus cinco últimos minutos con ventaja visitante de un tanto y con el Balonmano Nava con superioridad numérica, circunstancia aprovechado por los de casa para ponerse de nuevo por delante. Con Carlos Colomer bajo palos durante los últimos minutos, de nuevo el Carabanchel se puso por delante, aprovechando la expulsión de Carlos Villagrán al cortar un contragolpe sobre Dzokic. Con uno menos sobre la pista, Carlos Colomer detuvo el lanzamiento con el que el Carabanchel se habría puesto por delante en el último minuto y dando la posesión para ganar a su equipo. Pidió tiempo muerto Dani Gordo para planificar la última jugada ejecutada en último término por Casado por con final feliz para los de casa, que acabaron llevándose el triunfo y el trofeo Viveros Herol.

Fotos

Vídeos