Balonmano

Fernando escribe la historia de Asobal

Fernando se dispone a lanzar un penalti. /R. Otazo
Fernando se dispone a lanzar un penalti. / R. Otazo

El extremo vallisoletano busca ahora superar los 606 partidos disputados de su excompañero Ávila

Miguel Ángel Pindado
MIGUEL ÁNGEL PINDADOValladolid

Incombustible, incansable y como un chaval. Así se muestra Fernando Hernández, el deportista vallisoletano más laureado a sus 44 años y titular indiscutible en el Recoletas Atlético Valladolid después de superar el pasado sábado a Mateo Garralda en el tercer escalón del podio de máximos goleadores de la historia de la Liga Asobal.

Más información

Fernando, tras un penalti que igualaba al navarro con 1.834 tantos, anotó su segundo gol ante el Puerto Sagunto en un contragolpe que supuso el tanto número 1.835, y el tercer puesto histórico detrás del inalcanzable Juanín García (2.555 goles) y del ya retirado Demetrio Lozano, con 1.912, una cifra todavía asequible para el apetito de un insaciable Fernando. «Son más de setenta goles de diferencia, son muchos goles, parece asequible pero es muy complicado. Habría que hacer una media de 4 goles por partido para conseguirlo esta temporada... Bueno, ojalá llegue porque significaría que sigo compitiendo el más alto nivel».

Y es que Fernando no se planteó ser historia viva del balonmano español, pero su persistencia y pervivencia han ido marcándole el camino. «Nunca imaginas que vas a llegar a esas cifras, solo vas sumando partido a partido. Ocurre como en el partido del pasado sábado, no piensas en si es el primero o el segundo gol. Juegas y marcas cuando tienes ocasión». Pero lo cierto es que los aplausos del público, que se prodigaron más allá del tanto histórico, delataron que no era una acción más del partido. «Ahí sí que te das cuenta de lo sucedido, porque la ovación del público es el reconocimiento a tu esfuerzo, es la recompensa al trabajo que realizas y eso siempre es de agradecer y te da nuevas ilusiones para continuar en el mismo camino».

En el TOP 30 de los goleadores de la Liga Asobal aparecen muy pocos jugadores en activo, para ser más precisos solo cinco: Juanín, Fernando, David Cuartero, Jesús Soliño y Raúl Entrerríos, pero los perseguidores del vallisoletano están a más de trescientos goles y de los tres, solo David Cuartero (BM Benidorm) con 32 años, parece en disposición, en un futuro muy lejano de dar alcance a Fernando, ya que Soliño (42 años) y Raúl (36) no parece que vayan a tener tiempo de hacerlo. «También hay que tener en cuenta que muchos grandes jugadores se han marchado a otras ligas y no suman para la Asobal», reconoció humildemente el vallisoletano.

Los 607 partidos

Para Fernando Hernández, «estos récords son solo números y cifras con mayor o menor simbolismo, fruto de lo pesado que he sido en esto del balonmano y las muchas temporadas que llevo jugando. Ahora bien, también suponen una motivación más para seguir en la brecha, para seguir aportando en mi equipo».

Y ahora tiene ante sí otra nueva oportunidad de romper moldes con otro listón a superar. Su excompañero José Ángel Delgado Ávila, que se retiró del balonmano profesional tras el ascenso del Recoletas a la Liga Asobal, disputó la friolera de 606 partidos en la elite del balonmano español, y Fernando ya lleva nada menos que 603 encuentros en la Asobal y antes de llegar al parón navideño de la competición podría igualar la marca de Ávila.

«Es normal que con tantas temporadas haya este tipo de situaciones. Lo importante es ir sumando partido a partido. Lo de los récords se lo dejo a Juanín y Hombrados (los inalcanzables en goles y en partidos disputados). lo que me preocupa ahora es trabajar para el equipo y conseguir los más puntos posibles que nos permitan mantener la categoría y luego poder mirar hacía arriba».

Tres partidos en siete días

Precisamente ahora les espera un carrusel de partidos, con tres encuentros en una semana. «Quizás para los jugadores lo mejor son jugar partidos, competir, aunque también cansa mucho más porque no hay tiempo apenas para descansar, hay que viajar, etc. Pero creo que el equipo físicamente ha entrenado bastante bien y puede afrontar estos maratones sin problemas. Además, el entrenador hace muchas rotaciones y así nos permite estar más frescos y ser más competitivos».

Respecto a las dificultades que tiene el Recoletas Atlético para ganar lejos de Huerta del Rey, Fernando reconoce que «al equipo le cuesta encontrar la regularidad y el ritmo necesarios para competir en las mismas condiciones que en Huerta del Rey. Pero en Huesca tenemos una nueva oportunidad de demostrar que podemos también ganar y saldremos a por la victoria».

Y también a seguir sumando hitos en un historial sencillamente envidiable.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos