Sin dudas frente al último clasificado

Agus Casado, durante un anterior partido del Nava./El Norte
Agus Casado, durante un anterior partido del Nava. / El Norte

El Viveros Herol BM Nava se impone con autoridad en la cancha del Ikasa Madrid (22-36)

OPTAMadrid

Sin titubeos y con muchos menos apuros de los esperados, el Viveros Herol Balonmano Nava se llevó la victoria de su visita al Ikasa Madrid, colista de División de Honor Plata (22-36). Un golpe en la mesa de la Liga para confirmar su mejoría y sacar tajada de una jornada de duelos directos y pinchazos en la zona alta de la tabla.

Y eso que no todo fue coser y cantar para el Viveros Herol, al que le costó desengancharse en el marcador del farolillo rojo. Así, y aunque el primer balón fue para Ikasa Madrid, el primero en anotar fue el conjunto segoviano. Toma Brakocevic abrió la veda para liderar, junto a un brillantísimo Agustín Casado, a un BM Nava que comenzó más entonado que su rival.

Tanto que llegó a ponerse 1 a 4, con tantos de Toma (2), Casado y Alonso Moreno. Pero entonces pareció ponerse el mono de trabajo el Ikasa, echando mejor el cierre a su portería y justificando su condición de quinto equipo menos goleado de la Liga.

Se pasó entonces a un cara a cara de porteros. Si bien actuaba Ernesto por el bando dirigido por Dani Gordo, lo propio hacía el local Marcet, titular en detrimento de Donderis. Así fue hasta que los galones los asumieron Agustín Casado y Oleg Kisselev, autor de cinco y tres goles respectivamente en la primera parte, al tiempo que los madrileños desconectaron del partido.

Del 8-9 se pasó al 8-18. Un parcial de 0 a 9 en diez minutos negros para un Ikasa Madrid que ahí regaló la victoria. Solo Sergio Pérez, con un tanto local a las puertas del descanso, rompió un atropello ofensivo segoviano que no cesó con el inicio del segundo tiempo. Si ya entonces dio la sensación de ser una renta insalvable, más la dio si cabe al principio de los segundos treinta minutos, con otro parcial favorable al Viveros Herol (0-3, 9-21 en el total).

Con más de seis minutos sin anotar acabó de rendirse el equipo de la capital, abriéndose a partir de ahí un duelo sin demasiados esfuerzos defensivos, contrastando esto con la intensidad y seriedad de los primeros compases de partido. De esta forma, les bastó a los segovianos con agarrarse al acierto en la faceta ofensivo de Agustín Casado (4), Llopis (4) y Darío Ajo (3) para incrementar una ventaja que se fue hasta los catorce puntos finales, más que suficientes para sumar una nueva victoria que, aunque no acorta la distancia con los dos primeros, Alcobendas y Los Dólmenes, sí sirve para poner tierra de por medio con sus máximos perseguidores. Un Torrelavega y un Sinfín que convierten al Nava en parcialmente vencedor de una jornada marcado en rojo en la zona alta de la tabla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos