Al calor de jugar en casa

Álvaro Rodrigues, en tareas defensivas./Antonio de Torre
Álvaro Rodrigues, en tareas defensivas. / Antonio de Torre

El Viveros Herol, que al final pudo jugar en Nava, venció con claridad al BM Cisne tras completar una gran primera parte

Fernando Arconada
FERNANDO ARCONADASegovia

Ahora que está de moda en el deporte lo de si funciona el plan A o el plan B, al Viveros Herol BM Nava le salió bien el plan A, que era jugar en su campo, ante su público, ante su afición. Y bien que se agradece jugar en casa, al calorcito, que siempre se agradece en tardes frías. No es fácil jugar en Nava. Y le funcionó por el apoyo de su afición y por la primera parte que realizó el conjunto de Dani Gordo. Soberbia en todos los aspectos, desde la portería (tanto Ernesto como Lamariano volvieron a destacar), como en defensa (con un Álvaro Rodrigues marcando territorio en la 6-0 que emplea), con un capitán excelso (Carlos Villagrán, qué gran partido el suyo tanto en la dirección como en el aspecto ofensivo) como en ataque para imponerse a un rival como el BM Cisne Colegio Los Sauces por el resultado final de 30-23. El resultado de esa primera parte ya era significativo, 16-9. Otro dato a tener en cuenta. Aunque llevó el partido muy controlado, supo mantener la templanza y la cabeza fría en los malos momentos, que alguno tuvo. En otras ocasiones, podía haberse esfumado esa renta. En esta ocasión, no fue así. Y no era fácil por muchas circunstancias que ha tenido que superar el conjunto navero.

Álex Tello marcó en el primer ataque del conjunto navero, jugada rápidamente contestada por el BM Cisne para igualar. En el siguiente ataque, misma acción. Gol de Carlos Villagrán y empata rápido de los visitantes, que aprovechaban esos cambios en la jugada para intentar sorprender. Pero el conjunto local corrigió esas jugadas y su gran defensa permitió también que Ernesto respondiese con acierto en la portería. Buena defensa, buena portería. El conjunto visitante se quedó estancado en esos dos goles que reflejaba el marcador. Pero es que además, el conjunto navero estaba acertado en ataque con contragolpe letal. Poco a poco se fue despegando en el marcador hasta llegar a marcar un 8-2 (gol de Carlos Villagrán) a los doce minutos de partido. Solo de penalti (y casi lo para Lamariano) consiguió el Cisne cortar esa mala racha en ataque. El encuentro se mantenía en esa dinámica para el conjunto de Dani Gordo, que llegó a establecer su máxima diferencia con un parcial de 16-8 en el minuto 27 de la primera parte, que se quedó en siete con ese 16-9 con otro gol del Cisne de penalti, que casi vuelve a detener Lamariano. Ya tiene mérito dejar en nueve goles a un equipo que venía precisamente destacando por su juego ofensivo. Puede que el frío del frontón navero les hiciera más mella de lo que esperaban porque lo cierto es que no entraron al partido como su entrenador lo hubiera deseado. Intentó muchas variantes, muchos recursos, pero ninguno le dio buen resultado.

La segunda parte comenzó con un fallo en el lanzamiento de penalti de Isma Juárez (habría que mirar cuál fue su último lanzamiento errado)y el conjunto navero seguía a lo suyo (18-9). El BM Cisne varió su planteamiento, con una defensa individual sobre Agus Casado. A eso hay que añadir el golpe que sufrió Álvaro Rodrigues. Parecía que el conjunto visitante había encontrado una posibilidad a la que aferrarse. Gol a gol fue reduciendo las diferencias, algo que por otra parte también era normal. Tenía que arriesgar más si quería llevarse algo positivo de Nava, apoyado también en los goles de su pivote y en un par de buenas intervenciones de su guardameta.

Y esa diferencia que era de nueve goles (19-10), pasó a ser de seis (19-13), luego de cinco (20-15), de cuatro (20-16, 21-17, 22-18, 23-19, 24-20, ), pero hasta ahí llegó la ilusión del conjunto visitante, que se movía más a arreones, intentado apelar a la heroica. No salió bien. El Viveros Herol BM Nava no quería que se le complicara un partido que llevaba muy bien controlado.

Álvaro Rodrigues, dolorido y todo, volvió a demostrar su jerarquía en defensa, acompañado en esta ocasión con goles marca registrada de Filipe Martins, otro de los destacados. Con una de esas genialidades técnicas cerró el partido (30-23).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos