«Bem-vindos» a Nava

Martins y Rodrigues posan con la camiseta del conjunto navero.
Martins y Rodrigues posan con la camiseta del conjunto navero. / F. A. D.

El Viveros Herol BM Nava presenta a Filipe Martins y Álvaro Rodrigues, sus dos fichajes portugueses

FERNANDO ARCONADANava de la Asunción

«Bem-vindos a Nava». Podría ser una forma de dar la bienvenida a los dos jugadores que fueron presentados por el Viveros Herol BM Nava. En portugués, que es la nacionalidad que tienen, aunque saben y se manejan bien en castellano de su experiencia en equipos españoles. Ambos estuvieron también en el ARS Palma del Río. Filipe Martins (Vila Nova de Gaia, Oporto) procede de Guadalajara. Álvaro Rodrigues (Vila do Conde) llega de Hungría.

Tanto Rodrigues como Martins explicaron las razones por las que decidieron venir a Nava y coincidieron en destacar la seriedad de sus directivos. En el caso de Rodrigues, «porque estaba deseando volver a España». Lo tenía claro cuando recibió la llamada del conjunto navero. Por eso era difícil decir que no. En el caso de su compatriota, más por una cuestión de objetivos. Quiere hacer historia en el conjunto navero. «El del Balonmano Nava me parece un buen e ilusionante proyecto, además de ser un club serio y con prestigio. A eso se suma que, para mí, es un nuevo reto que afronto con muchas ganas e ilusión».

Saben también que es una localidad pequeña, pero que vive con pasión y con intensidad el balonmano. Y no hablan solo de oídas. Los dos han estado defendiendo la camiseta de otros equipos en el pabellón navero. «Siempre ha sido alucinante jugar allí por el ambiente espectacular de la grada que siempre ha estado llena y apoyando a su equipo;siempre me ha gustado mucho venir a jugar a Nava; es una cancha complicada por la afición, que vibra con su equipo, por los jugadores. Espero que la afición disfrute mucho», apuntó Martins. «A mí me encanta ver los pabellones llenos;prefiero eso a que no haya 20 espectadores viendo un partido. Todos los equipos que vienen a Nava ya saben que no es fácil ganar en esta cancha», comentó Rodrigues, que viene de una Liga potente, como la húngara. «A mí es que me gusta mucho mi deporte, el balonmano, que también es inteligencia y mucho trabajo, esfuerzo y dedicación».

Y los dos también prometen pelear y dar el máximo para luchar por los objetivos que marque el club, aunque prefieren ir paso a paso (despacito, como la canción de Luis Fonsi). Lo primero, asegurar la permanencia y después, ya se verá. La clave para tener una temporada tranquila pasa por ganar partidos, dejarse la piel, dar lo máximo en cada uno de los encuentros y hacer disfrutar a los aficionados.

Fotos

Vídeos