Balonmano femenino

El Aula sorprende de penalti al Zuazo de Amaia

La ex del Aula, Amaia, circula con el balón ante la defensa de Rafaela, O'Mullony y Cecilia.
La ex del Aula, Amaia, circula con el balón ante la defensa de Rafaela, O'Mullony y Cecilia. / Ricardo Otazo

O'Mullony y Lulu Guerra, protagonistas de la victoria vallisoletana

RUTHY RODEROValladolid

El Aula Valladolid ha comenzado la temporada con fuerza, con dos victorias de dos posibles y sintiéndose como la gente que tiene un pase Vip en el bolsillo: importante. Su presentación en Huerta del Rey en partido oficial traía consigo la vuelta de Amaia González de Garibay a la que siempre será su casa, esta vez en el lado del Zuazo, uno de los equipos que quiere llamar a las puertas del campeonato liguero.

24 Aula Valladolid

Lulu Guerra (19 paradas), Nekane (1), Eli Cesáreo(3), Maria O’Mullony (11, 3 de penalti), Angela (1), Cris Cifuentes (2), Teresa Álvarez -siete inicial-. También jugaron: Carmen (PS), Mada (1), Valeska (3), Cecilia, Elena Cuadrado (1), Isabel (1), María González, Mónica y Rafaela Bergara.

23 Zuazo

-.También jugaron: Maddi (PS), Elicegui (3), Velasco, Ohiane Gil, Ohiane Manrique (1), Berastain y Nayla (4).

Parciales:
0-1, 2-2, 5-3, 7-5, 8-7,12-10, 15-12, 17-15, 20-16, 21-21, 24-23
Árbitros:
Andrés Rosendo y Sergio Rodríguez.
Incidencias:
Alrededor de 800 aficionados en las gradas de Huerta del Rey. En los prolegómenos del partido se entregó a Teresa Álvarez el premio a mejor jugadora de la jornada 1.

Un Zuazo que en la primera jornada anotó la nada desdeñable cifra de 45 goles y que comenzó anotando dos tantos en las manos de Amaia marca de la casa: contraataque y gol.

Empezó el Aula atascado en ataque, con las vascas muy intensas en defensa, cerrando las salidas al contraataque para evitar el juego local y forzando a las vallisoletanas a jugar ataques largos que rozaban el pasivo. Algo similar a lo que ocurría en el otro campo, pues la defensa azul fue muy seria, y cuando Zuazo lograba encontrar puerta aparecía una inconmensurable Lulu que cerró la verja.

Los primeros diez minutos del encuentro fueron de juego enmarañado, poco vistoso, de defensas muy intensas, de equipos que se habían estudiado bien y sabían cómo contrarrestar los puntos fuertes del rival.

El Aula estaba maniatado, pero demostró que, pese a la juventud de sus jugadoras, está perfectamente capacitado para reconducir su juego hacia lo que demande el partido.

De esta manera, poco a poco, el Aula fue adentrándose en las zonas más privilegiadas del local de moda, con María O’Mullony capitaneando el barco en el ámbito goleador (cinco goles en la primera mitad y seis en la segunda) bien secundada por Valeska en este primer periodo. Con las suplentes (solo porque iniciaron el partido en el banquillo) sobre la pista, la ventaja en el marcador se fue ampliando para las vallisoletanas que parecían hacerse con el control del encuentro a base de paciencia para romper la defensa rival y dejaron al Zuazo en siete goles al descanso (11-7).

Tras la reanudación, las visitantes trataron de darle la vuelta al marcador, intensificaron todavía más su defensa y buscaron la manera de hacer goles, pero una vez más Lulu fue un muro. El marcador sin embargo se apretó, Paulina y Nayla encontraron gol hasta en siete ocasiones para llevar a las locales hasta el empate en varias ocasiones pero sin ponerse por delante en ningún momento.

Y cuando parecía que el partido estaba condenado a tablas llegó la locura a Huerta del Rey. Ángela se escapó sola y anotó, pero el gol quedó invalidado por la falta de Amaia que vio la roja directa. Tiempo cumplido y penalti a favor del Aula que transformó O’Mullony para que el marcador refleje la victoria de un equipo que se creció ante las necesidades.

Fotos

Vídeos