El Ademar rompe el gafe y estará en la final de la Copa Asobal

Celebración de jugadores ademaristas tras el partido. / Peio García

El equipo marista alcanza su sueño y luchará ante el FC Barcelona por alzarse con un título ante su afición | Los leoneses tuvieron que sufrir hasta el final, cuando un gol de Álex Costoya y una parada de Nacho Biosca en la última defensa otorgaba el pase a la gran final

RUBÉN FARIÑAS León

El camino, cuanto más complicado, más se disfruta. Han sido cuatro años organizando un torneo, cuatro años siendo un referente del balonmano español, y por fin se logró romper el gafe del anfitrión.

El Abanca Ademar de León ha logrado el objetivo por el que llevaba cuatro ediciones luchando. Los leoneses se han colado en la final de la XXVIII Copa Asobal, celebrada en el Palacio Municipal de los Deportes, tras vencer de forma agónica al Helvetia Anaitasuna por 24-23.

Ver en la grada a Sebas Simonet no era la mejor noticia para empezar la segunda semifinal de la XXVIII Copa Asobal. Quien sí estaba sobre el parqué era Juanín García, mientras que al argentino le suplía el joven David Fernández.

24 Abanca Ademar

Biosca (Cupara); Juanín García (-), Costoya (7), Carou (-), Rodrigo Pérez (1), David Fernández (2), Mario López (7, 1 p); Juanjo Fernández (4, 1 p), Pesic (-), Casqueiro (-), Vejin (-), Gonzalo Pérez (3), Piñeiro (-), Acacio (-), Vieyra (-)

23 Helvetia Anaitasuna

Nordlander (Sergey Hernández); Gastón (-), Oswaldo (5), Filipe Mota (-), Bazán (2), Cristian Martínez (-), Chocarro (2); Nantes (2), Ugarte (-), Etxeberría (2), Goñi (4, 3 p), Balenciaga (2), Mikel Aguirrezabalaga (4), Elustondo (-).

PARCIALES
3-2, 6-5, 8-5, 9-6, 12-8, 15-12; descanso; 16-15, 17-16, 19-18, 20-19, 22-21; 24-23
ÁRBITROS
Oscar Raluy y Ángel Sabroso. Excluyeron con dos minutos a Gonzalo Carou, Vieyra, Costoya y Casqueiro, por el Ademar; y a Cristian Martínez y Oswaldo dos Santos, por el Anaitasuna. Expulsaron a Filipe Mota con roja directa
INCIDENCIAS
Partido correspondiente a la segunda semifinal de la XXVIII Copa Asobal de León disputado en el Palacio Municipal de los Deportes de León ante 4.000 espectadores

Mario López abría el marcador al contragolpe y la respuesta navarra llegaba por medio de Bazán.

Quería abrir brecha el Abanca Ademar. Álex Costoya ponía el 3-1, pero el juego con el pivote de Anaitasuna devolvía la igualdad al Palacio Municipal, 3-3, en el minuto 7.

La primera ventaja visitante la lograba Oswaldo dos Santos. El brasileño colocaba el 4-5, al paso por el 9, y la reacción marista no se hizo esperar. Un parcial de 3-0, comandado por Mario López, devolvía la renta a los leoneses y encendía al público.

Los árbitros se erigieron protagonistas con una polémica jugada. Nacho Biosca detenía con la cara un ‘siete metros’ ejecutado por Filipe Mota y los colegiados canarios tomaron la decisión de expulsar al jugador de Anaita.

El Barcelona, el otro finalista

David Fernández anotaba un nuevo tanto y Juanto, técnico de los navarros, paraba el partido con 8-5 en el marcador, en el minuto 14.

Nacho Biosca comenzaba a desesperar al conjunto pamplonés. El portero de Abanca Ademar se anotaba un 45% de efectividad en sus paradas y ‘secaba’ a su rival para disparar a su equipo, 9-5.

Por Anaitasuna, Balenciaga y Oswaldo mantenían en el partido a sus compañeros. Solo ellos parecían capaces de derribar el muro catalán. En el minuto 24, con 11-8 en el tanteador, Rafa Guijosa paró el partido.

El técnico madrileño, muy enfadado, abroncó la labor del área de defensa que formaban Vejin y Gonzalo Pérez. Además, pedía a Juanjo Fernández que la «reventara» en ataque.

Dicho y hecho. El lateral tomó las riendas ofensivas de los maristas y logró tres tantos de forma consecuitva para cerrar el primer tiempo con ventaja, 15-12, para los intereses del Abanca Ademar.

El sonido de la Copa Asobal por Carlos García (Cope León)

Cambia el decorado en la segunda parte

No podía iniciar peor la segunda parte para los intereses leoneses. Una doble exclusión castigaba a los hombres de Rafa Guijosa. Anaitasuna lograba un parcial de 0-3 e igualaba el partido, 15-15, en apenas dos minutos. Sergey Hernández detenía un siete metros y Chocarro se topaba con la madera en dos ocasiones para evitar dar la vuelta al marcador.

El técnico marista paraba el tiempo para recolocar las ideas y tranquilizar a sus hombres. La lectura del tiempo muerto la ejecutó Gonzalo Pérez para devolver la ventaja, 16-15, en el minuto 35.

Las defensas y los porteros, unidos al cansancio, parecían apropiarse del partido. Les costaba a ambos contendientes encontrar la meta y se mantenían durante cuatro minutos el 17-16 (min.42). Raúl Nantes, con uno menos y en pasivo, volvía a poner la igualdad.

El Abanca no permite que Anaita se adelante

Álex Costoya y Mario López trataban de mantener por delante al Abanca Ademar, pero Oswaldo dos Santos no estaba por la labor de mantenerlo, 19-19, en el minuto 45.

Quien no tenía su mejor día era Juanín García, que se topaba una y otra vez con los guardametas.

Fue Juanjo Fernández quien rompía el bloqueo ofensivo, en el minuto 51, para devolver una pequeña renta al equipo de Guijosa, 21-19. Y Mario López, tras recuperación de Carou, hacía un tanto que daba el +3 a los leoneses.

El tiempo muerto solicitado por Helvetia Anaitasuna le permitía volver a ver la portería marista. Un lanzamiento de penalti y un tanto de Dos Santos reconducía la situación para los intereses navarros, 22-21, antes de entrar en los últimos cinco minutos.

Los nervios eran insostenibles entre el público. Un exmarista, Mikel Aguirrezabalaga, devolvía las tablas al marcador, 22-22, y llevaba a Rafa Guijosa a pedir un alto al partido para reestructurar el tramo final.

Sergey Hernández era un muro infranqueable para el Abanca Ademar. El joven portero se iba hasta el 60% de efectividad, con once paradas, y daba a su equipo la opción de ponerse por delante, aunque Mikel, en esta ocasión, erraba.

Todo se decide en el último minuto

Quien no fallaba era el jugador insignia de los leoneses. Álex Costoya no esconde el brazo en los minutos decisivos y soltó un buen disparo para colocar el 23-22, en el minuto 58.

El duelo estaba servido. Aguirrezabalaga restablecía la igualada y dejaba algo más de un minuto por delante.

Apuró el ataque el Abanca Ademar. Los colegiados levantaron la mano para amenzar con el pasivo. Y el pistolero lo volvía a hacer. Álex Costoya armaba el brazo, el balón chocaba contra el palo y entraba en la portería de Anaitasuna.

Todavía restaban 20 segundos y el lanzamiento final de los navarros, con mucho suspense, era detenido en dos tiempos por Nacho Biosca para dar el triunfo y el soñado pasaporte, tras cuatro intentos, al Abanca Ademar para colarse en la final de la Copa Asobal ante el FC Barcelona -a las 16:45 horas- el Palacio Municipal de los Deportes de León.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos