El Aula se convierte en el matagigantes

O' Mullony lanza a portería.
O' Mullony lanza a portería. / Ricardo Otazo
  • En un partido épico, las vallisoletanas logran un triunfo histórico ante el todopoderoso Bera Bera, líder de la categoría y que llegaba invicto a Huerta del Rey

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Hay momentos en la vida que uno nunca olvidará porque se quedan grabados en la mente para siempre. Inolvidables se llaman porque es tal la relevancia que tienen que han marcado un antes y un después en la persona o personas que lo viven. Y sin duda Huerta del Rey vivió ayer uno de esos momentos inolvidables gracias al Aula Cultural.

Al final de la temporada pasada, la casa del balonmano en Valladolid ya vivió un instante similar con el ascenso del Recoletas Atlético Valladolid a la Liga Asobal, pero es que lo ocurrido ayer sobre ese parqué no se queda corto, ni mucho menos, a pesar de no ser un ascenso de categoría, aunque se vivió con la misma intensidad que si lo fuera.

El Aula Cultural tumbaba con todas las de la ley al todopoderoso Super Amara Bera Bera, líder de la División Honor Femenina e invicto: hasta ayer.

El conjunto vallisoletano se imponía, aun con dos de sus mejores jugadoras lesionadas, que se dejaron el alma en la cancha con el único fin de escribir otra página en la historia de este club. Silvia Arderius, la directora del juego de Aula, se dislocaba un dedo en el calentamiento y Lulu Guerra se hacía daño en la rodilla al detener su primer balón. A pesar de ello, ninguna de las dos jugadoras tiró la toalla y fueron fundamentales en la victoria final.

Mención aparte necesita Ana Viloria, que en los momentos finales tuvo la sangre fría de hacer una vaselina para batir a la internacional Ana Temprano y hacer el tanto que sellaba el histórico triunfo, basado en la lucha y esfuerzo de todos y cada una de las jugadoras.

Huerta del Rey disfrutó como hacía tiempo que no lo hacía y también sufrió como si hubiera jugado el partido desde la grada.

De esta manera el Aula, a pesar de no estar siendo un equipo regular esta temporada, ya ha derrotado al Rocasa y al Bera Bera –equipos que en las últimas temporadas han luchado por todos los títulos nacionales– y parece haberse convertido en el mata gigantes de una liga que ha revolucionado de arriba a abajo.

Cabeza y corazón

Si bien es cierto que el Aula Cultural consiguió ganar a Bera a Bera, fue por el arrojo de todo el equipo, pero tal y como comenzó el partido pocos podían esperar un final tan trepidante.

Al conjunto dirigido por Miguel Ángel Peñas le costó mucho entrar en el partido. Las imprecisiones en ataque y la rocosa defensa de Bera Bera, pasaban factura a las vallisoletanas, que comenzaron con un rotundo 0-3 en contra.

Las locales se estrellaban ante los brazos de las jugadoras vascas o se topaban con una acertada Ana Temprano en la portería, a la que en los primeros 10 minutos tan solo pudo superar la central vallisoletana Teresa Álvarez, si bien con un tanto de fortuna (1-4).

Además, el Aula tenía que lidiar con una difícil situación. A la lesión de Silvia Arderius, se sumaba la de Lulu Guerra, que al detener su primer balón se hacía daño en la rodilla. Pero la guardameta canaria siguió en la pista a pesar de las molestias y terminaría siendo clave.

Cuando las locales se consolidaron en defensa, obligaron a las jugadoras de Bera Bera a cometer muchos fallos. Así, el Aula pudo correr y dar la vuelta al marcador, aunque al descanso llegaba por debajo (14-15).

Nada más salir de vestuarios, Bera Bera quiso cerrar el partido y consiguió ponerse rápidamente cuatro goles por encima (14-18, min. 34).

Pero lo que no esperaba el equipo de Monse Puche es que el Aula Cultural se volviera a levantar tras el golpe con más fuerza todavía.

Las locales se pusieron el mono de faena para dar la vuelta al partido. A falta de diez minutos, las de Miguel Ángel Peñas se pusieron por delante y ya no soltarían el mando del choque de ninguna de las maneras (25-23).

Esos últimos minutos de encuentro tuvieron de todo: goles, exclusiones, fallos increíbles y paradas milagrosas.

El Aula rozaba un triunfo histórico y no quería que se le escapara.Para ello fue fundamental el apoyo de la grada de Huerta del Rey, que sufrió mucho, pero que no dejó de animar en ningún momento.

Restaban apenas dos minutos por jugarse y las vallisoletanas ganaban 27-24 gracias a un precioso tanto liftado de Ana Viloria, pero Bera Bera no había dicho su última palabra. Alicia Fernández metió presión a las locales con el 27-25. En su ataque el Aula perdió el balón, Judith Sans lo recogió y sola ante Lulu Guerra mandó el balón a la grada con poco menos de un minuto por jugarse.

Ahí Peñas supo gestionar los segundos restantes para cerrar el partido y sellar una victoria que quedará grabada perpetuamente en los anales de la historia de Huerta del Rey.