El Norte de Castilla

Javi Díaz le da la victoria al Atlético Valladolid sobre la bocina

    fotogalería

    Los jugadores celebran la victoria. / Ángel Rodríguez

    • El conjunto vallisoletano sumó su primer triunfo a domicilio en un encuentro en el que hubo emoción hasta el final

    Una parada de Javi Díaz en el último suspiro ha permitido esta tarde al Recoletas Atlético de Valladolid llevarse el derbi regional frente al Villa de Aranda y, de paso, sumar su primera victoria a domicilio.

    Desde el primer minuto, tanto el Villa de Aranda como el Recoletas mostraron sus armas, con dos sólidas defensas y mucha efectividad entre los tres palos.

    De hecho, Amérigo y Javi Díaz fueron los dos grandes protagonistas de un inicio de partido en el que ni uno ni otro consiguió hacer valer su superioridad, y la igualdad que se estaba viviendo sobre el sintético se reflejó en todo momento en el marcador, que no mostró diferencias de más de dos goles en toda la primera mitad.

    Cierto es que fue el Villa de Aranda el que comenzó mandando merced al acierto desde la primera línea de Juanlu Moyano, pero el Atlético Valladolid supo ajustar su defensa para anular al lateral y dio pronto la vuelta al marcador (4-5) gracias a una excelsa dirección del juego en estático por parte de Diego Camino.

    Sin embargo, el conjunto vallisoletano no supo aprovechar las oportunidades de las que dispuso para abrir brecha mediado el primer tiempo (7-8).

    Y es que, el Villa de Aranda despertó a tiempo del letargo en el que se vio inmerso en la faceta ofensiva durante varios minutos gracias a la eficacia de Raúl Nantes desde los nueve metros.

    La aportación del lateral brasileño fue suficiente como para volver a dar la vuelta al marcador justo antes del descanso (12-11), del que el conjunto ribereño regresó con una marcha menos que su rival.

    De hecho, la solidez defensiva del Atlético Valladolid anuló la capacidad ofensiva del Villa de Aranda durante veinte minutos, en los que apenas pudo marcar tres goles.

    Esa situación permitió a los hombres de Nacho González conseguir rentas muy cómodas que alcanzaron los cinco tantos (20-15) a falta de 10 minutos.

    Pero cuando el partido parecía ya resuelto, una postrera reacción del Villa de Aranda cambió radicalmente el escenario. El conjunto ribereño firmó un parcial de 4-0 para empatar el choque a falta de un minuto (24-24), forzando al Atlético de Valladolid, que gestionó bien la presión y aprovechó su ataque (24-25).

    No así el conjunto ribereño, que vio cómo Javi Díaz salvaba un lanzamiento a bocajarro de 'Bicho' desde el pivote cuando el partido ya agonizaba, impidiendo el empate y permitiendo la primera victoria fuera de casa del conjunto vallisoletano.