El Norte de Castilla

Rubén Río, Daniel Dujshebaev y Jorge Serrano posan en el Pisuerga.
Rubén Río, Daniel Dujshebaev y Jorge Serrano posan en el Pisuerga. / G. Villamil

balonmano

Tres campeones para el Atlético

  • Dujshebaev, Rubén Río y Serrano ganaron el Torneo 4 Naciones y ahora se miden al Cangas en la lucha por la permanencia en Asobal

El balonmano de Valladolid vuelve a tener protagonismo en la selección nacional. Si hace seis días, la afición de Huerta del Rey estrenaba la era de Jordi Ribera, este fin de semana han sido los júnior del Recoletas Atlético Valladolid los que han vuelto a reverdecer los laureles de la cantera local. Rubén Río, Daniel Dujshebaev y Jorge Serrano han regresado de Dinamarca con el título de campeones del Torneo 4 Naciones, sin lugar a dudas uno de los más prestigioso de la categoría, con Dinamarca, Francia y Alemania como rivales. Dujshebaev y Río vienen siendo fijos en el combinado de Isidoro Martínez, y de hecho ambos se proclamaron campeones del mundo junior este verano, y afortunadamente se les ha sumado el jovencísimo extremo Jorge Serrano. También habría que contar con el vallisoletano David Fernández, ahora en las filas del Ademar León.

Los cuatro han participado muy activamente en la conquista de este nuevo logro para el balonmano español. Y es que tanto Daniel Dujshebaev como Rubén Río y David Fernández ya tienen galones dentro de la selección junior, mientras que para Jorge Serrano era su primera convocatoria.

En el primer partido ante Dinamarca, los desajustes en el equipo de Isidoro Martínez propiciaron la derrota (21-26), con tres goles de Daniel y otros 4 de David Fernández. En el segundo partido ante Alemania, España dio el do de pecho y supo aguantar un marcador muy igualado para llevarse finalmente la victoria (31-30). El zurdo David Fernández anotó ocho goles, Dujshebaev convirtió seis; Rubén Río, uno y el joven Jorge Serrano se estrenó con tres tantos.

En el partido decisivo ante Francia, el combinado español hizo un partido muy completo y se impuso por la diferencia de seis goles que necesitaba para llevarse el torneo (31-25), con seis goles de Dujshebaev, cuatro de Rubén Río y dos de Jorge Serrano, mientras David se marchaba de vacío. Así pues, los tres jugadores del Recoletas Atlético Valladolid han sido protagonistas dentro de la selección júnior española.

Y mientras hay que felicitarse por el excelente papel de los atléticos en el combinado nacional, la competición doméstica continúa y el Recoletas Atlético Valladolid tiene este sábado un partido crucial para sus aspiraciones de permanencia en la categoría. El penúltimo de la tabla, Frigoríficos Cangas, visita Huerta del Rey y resulta imprescindible sumar los dos puntos ante los gallegos para evitar entrar en peligrosas posiciones en la clasificación.

Y para ello, ambos laterales, diestro y zurdo, deben ponerse las pilas cuanto antes y adaptarse al estilo de juego del Atlético Valladolid. Jugar en una selección solo requiere, en principio, calidad individual, pero eso no es suficiente para encajar en un sistema determinado de juego.

Daniel Dujshebaev y Rubén Río aún no han conseguido acoplarse al sistema del Recoletas. En los laterales diestro y zurdo, deberían marcar las diferencias, pero su irregularidad y sus altibajos han lastrado de alguna forma el devenir del equipo que, no olvidemos, se encuentra a tan solo cuatro puntos del último clasificado. El equipo que dirige Nacho González ha plantado cara a los nueve rivales que ha tenido hasta la fecha, pero tan solo en tres ocasiones se ha conseguido la victoria. Es necesario que, tanto Daniel Dujshebaev, como Rubén Río, ofrezcan su indudable calidad al servicio del conjunto azulón y consigan asimilar los resortes del sistema de juego, porque a buen seguro que repercutirá muy notablemente en los resultados del equipo y también en su propia progresión como jugadores, tal y como aprovecharon otros profesionales que pisaron antes la pista de Huerta del Rey.

Diferente es el caso de Jorge Serrano, que ha pasado en un año de jugar al lado su casa, en Carabanchel, a hacerlo en la Liga Asobal y en la selección española júnior –en sustitución del lesionado Kauldi Odriozola–, donde sin lugar a dudas ya se ha ganado un puesto para futuras convocatorias.