El Norte de Castilla

Balonmano

Valladolid abre una nueva etapa de la selección

Aginagalde y Cañellas, en Huerta de Rey.
Aginagalde y Cañellas, en Huerta de Rey. / R. Otazo
  • Jordi Ribera se estrena como técnico con el encuentro clasificatorio para el Europeo 2018 frente a Bosnia

El balonmano español, tras el varapalo que supuso no clasificarse para unos Juegos –algo que no pasaba desde Montreal’76–, comienza una nueva etapa. Bajo la batuta de Jordi Ribera, ex del Gáldar y el Ademar, además de exseleccionador brasileño, el combinado nacional se prepara el Mundial de enero en Francia. Antes, España tiene dos compromisos con motivo de la fase de clasificación para el Europeo de Croacia 2018. La primera cita, en Valladolid, en Huerta del Rey este miércoles, con los bosnios como rivales. Luego, tocará visitar a la selección finlandesa.

Jordi Ribera, tras la experiencia olímpica con el combinado brasileño, asume que llega a una selección «exigente, que siempre debe aspirar a todo. Vamos a empezar a trabajar para estos partidos que tenemos por delante. Estoy ansioso por comenzar este nuevo proyecto y esperando que el inicio sea bueno».

El nuevo seleccionador español reconoce que, con la convocatoria para estos dos encuentros de clasificación para el próximo Europeo, se ha optado «por mantener un bloque que ya está familiarizado con lo que es la exigencia de la selección y luego se ha incorporado jugadores jóvenes que están manteniendo un buen rendimiento. Ahora hay que ver si son capaces de adaptarse a la exigencia del equipo nacional».

Sobre el primer rival, Bosnia, Ribera señala que se trata de «un equipo más habitual. Ya jugó el Mundial de Catar, aunque luego no estuvo en el Europeo de Polonia. Tiene jugadores repartidos por varias ligas europeas, gente con experiencia. Seguro que vienen a Valladolid a ponerlo complicado».

Respecto a Finlandia, el nuevo seleccionador nacional resalta que se trata de una selección «más inexperta en competiciones internacionales. Pero, cuando juegas fuera de casa, hay que ir con el máximo respeto».

También se refirió a la baja de última hora en la selección española, la de Gedeón Guardiola. Sobre esta ausencia, Jordi Ribera opina que «es importante para nuestra defensa. Con Viran (Morros) había formado el tándem en el centro. Eso obliga a tener una mayor exigencia y va a dar minutos, seguramente, a centrales que en un futuro van a estar ahí».

También lamenta el técnico catalán el poco tiempo con el que va a contar para preparar estos dos encuentros clasificatorios para el próximo Europeo. Y es que va a tener dos sesiones antes del partido ante Bosnia y una más antes del de Finlandia.