El Norte de Castilla

Samuel Ibañez trata de detener el lanzamiento de un jugador del Handbol Bordils.El Norte
Samuel Ibañez trata de detener el lanzamiento de un jugador del Handbol Bordils.El Norte

Alerta roja en Nava de la Asunción

  • balonmano

  • El Viveros Herol pierde en casa frente al Handbol Bordils y continúa sin ganar tras cinco jornadas

Severo golpe el que recibió en forma de derrota el Balonmano Nava frente al Handbol Bordils. El conjunto dirigido por Óscar Perales cayó por 24-26 en un partido desastroso de los locales, a los que les faltó intensidad durante buena parte del choque. En el tramo final del partido tiraron de raza en busca de una remontada que tocaron con la punta de los dedos, pero acabaron sucumbiendo frente a un rival llamado a pelear por no descender esta temporada.

Pretendían los de Nava de la Asunción sumar su primer triunfo liguero frente a su afición en un día festivo en el que nada salió bien. Intentaron firmar un buen comienzo de partido para llevar la iniciativa del mismo, algo que no ha ocurrido en ningún encuentro de esta temporada, pero tras el gol inicial de Llopis y la primera parada de Samuel, fue el conjunto catalán el que se puso por delante en el marcador para no verse más por detrás. Las buenas intenciones de los primeros instantes de la contienda pronto quedaron al descubierto ante la facilidad de los visitantes para marcar, aprovechando el desconcierto en ambos lados de la cancha de un Balonmano Nava tan impreciso como nervioso. Los fallos en los pases eran tan frecuentes como ridículos, lo que permitió a los catalanes disponer rápidamente de una cómoda renta en el electrónico, con varios tantos fáciles al contragolpe. Ni siquiera un tiempo muerto de Óscar Perales sirvió para que el equipo aclarase conceptos. Bordils seguía circulando el balón con fluidez, liderados por el joven Sergi Mach, mientras el Nava basaba sus intentos ofensivos en acciones individuales de sus jugadores.

Ante la falta de un sistema de ataque que permitiera penetrar en la defensa visitante, Carlos Villagrán trató de echarse el equipo a la espalda con más corazón que acierto. La frustración en los jugadores naveros era cada vez mayor, mientras el Handbol Bordils aumentaba su confianza gracias a su acierto en la finalización y a las buenas intervenciones bajo palos del portero Jordi González.

El partido avanzaba con claro dominio visitante, a pesar de las primeras exclusiones en el bando catalán y de la entrada de jugadores de refresco desde los banquillos. Bordils encontraba una y otra vez lanzamientos cómodos, buscando superioridades y conectando de manera frecuente con su pivote. Mientras, el Balonmano Nava seguía sumido en la improvisación ofensiva, con Óscar Perales desesperado en la banda ante los fallos infantiles de sus jugadores, pero sin ofrecer una alternativa ante el despropósito de primera mitad de su equipo. Por suerte para los naveros, la ausencia de Mach sobre la pista y el cada vez mayor acierto de Miranda en portería permitió a los de Nava marcharse al final de los primeros treinta minutos con algo de vida en el partido (9-14).

Tras el paso por vestuarios la situación seguía siendo muy delicada, por no decir crítica. Mach encontraba la mejor oportunidad de lanzamiento en cada ataque para el conjunto catalán, haciendo disfrutar a los suyos sobre la cancha. Por su parte, los navero sufrían tanto en ataque como en defensa, viéndose siete abajo a falta de más de veinte minutos para el final del encuentro. A partir de ese momento, comenzó a gestarse la reacción local, primero con un parcial de 3-0 en superioridad que fue cortado por los visitantes con un tanto desde su propio campo mientras Miranda estaba en zona de banquillos.

Reacción final

Pero si algo tiene el Balonmano Nava, también esta temporada, es su capacidad de no rendirse nunca, por muy mal que vaya el partido. Se aprovechó de los fallos en el lanzamiento de los jugadores visitantes –que seguían siendo cómodos- y del acierto de Miranda para mantenerse con vida, mientras Villagrán y Tello comenzaban a encarar con decisión a la defensa rival, reduciendo poco a poco la distancia en el marcador. Isma Juárez también se sumó a la reacción local desde los siete metros y con la exclusión de Reixach, el Viveros Herol redujo la diferencia a tan solo dos tantos con trece minutos por jugarse. Las dudas ya planeaban sobre los ataques catalanes, con más problemas para circular el balón que en la primera mitad. Con uno menos sobre la cancha, y con la amenaza de pasivo por parte de los árbitros, Mario Martínez logró volver a situar tres arriba a los visitantes en una acción que parecía sentenciar las opciones de los naveros. Pero después de tanto remar, el Viveros Herol no estaba dispuesto a bajar los brazos, y gracias al acierto de Miranda –‘alley-hop’ incluido con Juárez para hacer un gol- logró poner el empate en el marcador con un gol de Llopis (24-24) con tres minutos todavía por jugarse.

En ese momento volvió Sergi Mach a la cancha, logrando un nuevo tanto en una acción individual. Miranda salvó un siete metros dando a su equipo la opción de empatar de nuevo, pero Isma Juárez, con un lanzamiento exterior, y Bruno, con un disparo desde el extremo al poste, fallaron en dos ocasiones. A falta de once segundos, Huix puso la sentencia con el 24-26 con el que finalizó el choque.