El Norte de Castilla

Daniel Simón recibe la férrea defensa del equipo rival.
Daniel Simón recibe la férrea defensa del equipo rival. / Antonio de Torre

balonmano

El partido de las necesidades

  • El Viveros Herol BM Nava recibe este miércoles, a las 13:00 horas, al Handbol Bordils, otro equipo que tampoco sabe lo que es ganar

Cuando en el pasado mes de julio el Viveros Herol supo el inicio de calendario que tenía, ya sabía que no iba a ser un comienzo sencillo. Y lo sabía con conocimiento de causa. No le ha faltado razón. Se las ha tenido que ver con el primer clasificado en esta División de Plata, el Zumosol ARS Palma del Río, y también con el segundo, el FC Barcelona B Lassa. Pero por más que tuviera ese presentimiento, no es agradable ver al equipo en las últimas posiciones en la clasificación.

Necesita recuperar la confianza, recuperar sus señas de identidad y ver que el esfuerzo y el trabajo tienen su recompensa. Y si puede ser este miércoles, mejor que mejor, porque hay Liga... de balonmano.

El Viveros Herol BM Nava recibe a un equipo, el Handbol Bordils que también se encuentra en la parte baja de la clasificación. Su balance en estas cuatro primeras jornadas es de dos empates, dos derrotas, por un empate y tres derrotas de los naveros. Los dos perdieron en la primera jornada (El Nava lo hizo frente al BM Alarcos, 24-27) y su rival en la cancha del Covadonga (31-27). Curiosamente el primer punto para ambos equipos llegó en la segunda jornada de Liga. Mientras los de Nava empataban en la cancha del Alcobendas (26-26), su rival lo hacía frente al BMC (27-27). La diferencia es que en la tercera jornada, el Handbol también empataba, esta vez en la cancha del Tolosa (22-22), mientras el Viveros Herol cedía ante el Barcelona B.

Los dos equipos llegan en circunstancias similares. Parte baja, cero victorias... Es una buena oportunidad para medir sus fuerzas y conocer las posibilidades reales del conjunto de Óscar Perales en un partido, en el que además del rival, tendrá que enfrentarse a la necesidad, a la urgencia de ganar y sobre todo a esos tramos en los que el equipo se desconecta y cuando quiere volver a engancharse al partido ya es demasiado tarde.

El conjunto catalán, a pesar de lo que refleja la clasificación, es un equipo rocoso, que cuenta con un sistema defensivo 6:0, complicado de penetrar. En facetas ofensivas, los pilares sobre los que se asienta su sistema son el extremo derecho Josep Reixach y el lateral Dalmau Huix, un canterano que la ya la pasada temporada tuvo un papel principal en la primera plantilla del Handbol Bordils.

El conjunto de Óscar Perales necesita mantener la concentración y evitar las jugadas de contragolpe que tanto daño han hecho en la mayoría de los partidos disputados hasta el momento. Si lo consigue habrá sembrado el camino a la victoria. Con un Antonio Llopis en el que hay depositadas buena parte de las esperanzas como complemento perfecto ofensivo de Carlos Villagrán, y la mejoría progresiva en las mismas tareas de Sergio García y Alexander Tello, el ataque no parece que sea al mayor de los problemas.

El partido (día y hora atípicos, miércoles, 13:00 horas, en el polideportivo de Nava de la Asunción) es la oportunidad de demostrar que este equipo tiene margen para seguir creciendo. Como dice la página web del conjunto navero, es el primer ladrillo de un edificio que está costando empezar a levantar.