El Norte de Castilla

Plantilla del HandVall Olibher que debutó en el polideportivo de La Cistérniga.
Plantilla del HandVall Olibher que debutó en el polideportivo de La Cistérniga. / El Norte

Balonmano femenino DHP

El HandVall cae en La Cistérniga

  • El conjunto gallego del Rodavigo impuso su experiencia y dominó el partido

El HandVall Olibher La Cistérniga no pudo regalar a su afición un primer triunfo en su pabellón esta temporada. Las ranitas nadaron todo el partido pero el intenso ritmo del SAR Rodavigo hizo que no consiguieran alcanzar la orilla, llevandose estas los dos puntos para tierras gallegas (29-36).

Nadie dijo que esto fuera a ser fácil. Nueva categoría, nuevos retos, mayores dificultades… Las ranitas cayeron con contundencia en su debut en casa ante las gallegas del SAR Rodavigo, un conjunto ya consolidado en la competición y que de momento cuenta sus partidos por victorias. La velocidad en ataque y el carácter luchador de las de Redondela fueron los factores clave ante un HandVall Olibher La Cistérniga que no bajó los brazos en ningún momento del choque pero que la inexperiencia y los errores de lanzamiento a portería hicieron que no pudiesen doblegar a las gallegas.

Los primeros minutos estuvieron dominados por las chicas de Rubén Carrasco, con un parcial inicial de 4-1 liderado por una Marta Mateo que en el día de hoy quería coger la manija del equipo en ataque. Un mero espejismo. Tras el 5-2 de Isabel Colías en el minuto 6, las gallegas se pusieron las pilas, incrementando el ritmo del choque, y aprovechando los errores en defensa de nuestras ranitas, dieron la vuelta al marcador y se colocaron con diferencias de hasta 6 goles.

La falta de acierto de cara a portería fue perjudicando poco a poco al HandVall Olibher La Cistérniga. Ni siquiera los 9 y 8 goles de Alba Herranz y Marta Mateo respectivamente pudieron con el SAR Rodavigo, que parecía que jugaba con una marcha más. Se llegó así al descanso con un marcador muy abultado de 16-20 a favor de las gallegas. Se salvaron un poco los muebles al final del primer tiempo, pero los 20 goles evidenciaron los fallos defensivos del equipo en estos minutos.

Pero si algo tienen las ranitas es que nunca se rinden. En los primeros minutos de la reanudación, un parcial de 3-1 colocó a las vallisoletanas con tan solo 2 goles de desventaja. Sin embargo, otra vez, la experiencia de las gallegas se impuso y poco a poco, aprovechando su velocidad de circulación en ataque, se fueron marchando en el electrónico. Al final, victoria para el SAR Rodavigo por 29-36. Un resultado que no refleja el trabajo realizado por el HandVall Olibher La Cistérniga durante el partido, puesto que la ventaja casi siempre se mantuvo entre los 3 y los 4 goles para las visitantes.

Toca levantarse y seguir luchando. Aún queda mucho trabajo por delante para subsanar errores y seguir adaptándose a la recién estrenada categoría. De momento esta semana habrá parón en la liga, por lo que Rubén Carrasco y sus jugadoras tendrán tiempo más que de sobra para preparar el siguiente partido, que será dentro de dos semanas en casa del conjunto vigués Seis do Nadal, de Coia.