El Norte de Castilla

Carlos Villagrán arma el brazo para ejecutar el lanzamiento ante la oposición de un jugador del conjunto catalán.
Carlos Villagrán arma el brazo para ejecutar el lanzamiento ante la oposición de un jugador del conjunto catalán. / Antonio de Torre

A la tercera tampoco

  • El Viveros Herol Nava pierde en casa frente al Barcelona Lassa B y continúa sin vencer en Liga

Ala tercera no fue la vencida. El Viveros Herol BM Nava no tuvo opciones ante un Barcelona Lassa B (ambos equipos volverán a verse las caras en Copa) muy superior durante todo el partido. En los locales destacó la gran actuación de Llopis y Villagrán en ataque, muy incisivos a lo largo de toda la tarde. Segunda derrota, por tanto, de la temporada para los segovianos que se hallan en la clasificación de la División de Honor Plata con un solo punto. El calendario de inicio no está siendo del todo complaciente porque los segovianos visitan la próxima jornada la cancha del líder, la del ARS Palma del Río. Por si quería caldo, dos tazas. Y calientes.

La salida de los catalanes en el Polideportivo de Nava fue muy impetuosa. Los de Lorenzo Rueda, de salida, salieron muy presionantes y con salidas muy rápidas en ataque, lo que les llevó a adelantarse en el marcador con 1-3 de inicio. Sin embargo, los naveros no dieron su brazo a torcer. Villagrán se echó al equipo a las espaldas y tomó la iniciativa en ataque llevando al equipo a la igualada (3-3).

El partido era bonito y disputado, con un toma y daca en el que por el cuadro blaugrana relucía Trents que asumía la responsabilidad en parcela ofensiva siendo una pesadilla para los naveros. La clave de la primera parte, e incluso del partido, pudo estar en la sequía goleadora de los locales entre el minuto 10 y 15. Ello originó que los blaugranas se marchasen con cinco goles de ventaja destacando la gran defensa presionante de los visitantes, por momentos al límite en algunas de las acciones del choque.

Los segovianos estaban cortocircuitados en sus ideas. De hecho, una inferioridad numérica no pudo aprovecharlo y el Barcelona, aplicado en defensa, recuperó el balón para anotar por mediación de Trents. Antes del descanso volvía a tomar la iniciativa Villagrán para hacer reflotar al equipo anímicamente ya que la diferencia al intermedio era de cinco tantos (13-18).

Segunda parte

Tras el paso por los vestuarios, el Viveros Herol salió como un huracán, dio la sensación de que Óscar Perales influyó tanto psicológica como tácticamente en el juego del equipo. Muy enchufados en el arranque, los de Nava de la Asunción empezaron con un parcial de 3-0 que les situaba con un 16-18 esperanzador en el marcador. El pabellón, en esos instantes, se convirtió en un auténtico volcán pero el Barcelona Lassa B soportó la presión, no se amilanó e impuso la ley del más fuerte.

Otra vez la fuerte disciplina azulgrana anticipándose a los pases locales les condujo a marcharse, en este caso, de una ventaja de seis goles al tanto de Jordi Deumal. El partido, en los minutos que restaban, se movió en esas diferencias. Los barceloneses jugaron con mucha veteranía, incluyendo la dureza de la defensa que indignó al técnico local y a los aficionados que mostraron su desacuerdo. Pero la diferencia era ya manifiesta y el conjunto culé se alzó con la victoria ante un Viveros Herol que, pese a perder, exhibió una buena imagen.