El Norte de Castilla

Nico frena la internada de Balenciaga.
Nico frena la internada de Balenciaga. / J C. Cordobilla.

liga asobal

El Atlético vuelve a rozar la victoria

  • El Anaitasuna remontó en la segunda parte los cinco goles de ventaja que llevaba el equipo vallisoletano

El Recoletas Atlético Valladolid perdió de forma dolorosa su segundo partido de Liga Asobal, tras firmar un gran encuentro ante el Helvetia Anaitasuna, pero que dejó escapar en los minutos finales (27-25). Los vallisoletanos entraron con una ventaja de cinco goles a los diez minutos finales y se acercó a la sorpresa. Pero los nervios, los errores y la postrera reacción local evitó la victoria del Recoletas. Roberto Turrado pudo empatar el choque en los segundos finales pero no pudo lanzar a portería tras un buen contraataque de los de Nacho González.

Las primeras ventajas fueron para el equipo local (5-2, minuto 9) en una salida tibia del Recoletas Atlético Valladolid. Quitándose los nervios del inicio, los de Nacho González mejoraron poco a poco en defensa y también en su acierto ofensivo, con un juego más suelto y con confianza. El Anaitasuna aguantó de momento esos tres goles de diferencia (9-6, minuto 16) pese a la mejoría de su rival, que poco a poco se fue desperezando.

Así, los vallisoletanos lograron finalmente remontar (9-9, minuto 21) y ponerse por delante (9-12, minuto 24) tras superar incluso dos inferioridades en las que no recibió ningún gol. Dos goles de Fernando de 7 metros, más los del joven extremo Jorge Serrano, Alfonso de la Rubia, Rubén Río y Nico López culminaron el espectacular parcial de 0-6 a favor del Recoletas.

Los navarros reaccionaron y lograron acercarse en el marcador para llegar al descanso con un 12-14, ventaja visitante que mostraba el buen juego desplegado por los de Nacho González.

El inicio de la segunda parte mantuvo la intensidad defensiva vallisoletana y la lucidez y calma necesarias en ataque. El Recoletas supo gestionar su ventaja y tres goles más de Fernando Hernández desde los 7 metros llevó al equipo vallisoletano a alcanzar su máxima diferencia hasta el momento (15-20, minuto 40).

Fue un punto de inflexión del partido ya que el Helvetia Anaitasuna depertó en ese momento. El buen juego y los goles de Erik Balenciaga y Bozidar Nadoveza fueron claves en el equipo navarro, mientras el equipo vallisoletano se desinflaba por los nervios y la inexperiencia. Un parcial de 7-1 dio la vuelta al marcador (23-22, minuto 55) y se entraba en la recta final con ventaja local.

Oswaldo dos Santos anotaba el 26-24 a falta de un minuto, pero Nico López marcaba rápidamente desde 6 metros a 30 segundos del final. Anaitasuna perdió la posesión por juego pasivo y Roberto Turrado tuvo la ocasión de empatar, aunque no pudo controlar el balón ni lanzar cuando quedaban tan solo 8 segundos.

Nacho González, entrenador del Recoletas Atlético Valladolid, valoraba así la derrota: «Sabíamos que puntuar aquí era complicado y que teníamos que hacer un partido bueno. Lo hemos hecho durante 45 minutos, muy brillantes. Hemos plantado cara a todo un Anaitasuna, compitiendo bien, pero faltó un pequeño remate que lo da la madurez y la experiencia en estos partidos igualados. Quizá también un pelín de suerte. Anaitasuna remonta cuando suben su intensidad defensiva, cuando su portero comienza a parar, y se meten en partido. Un par de perdidas y goles de contraataque fáciles les dan más ventaja y al final no podemos remontar. Tenemos que aprender a mejorar a gestionar estas situaciones finales», dijo.

El próximo partido del Recoletas Atlético Valladolid será este sábado 17 de septiembre a las 20.30 horas en Huerta del Rey ante el Bada Huesca.