El Norte de Castilla

Debut amargo

Abel Serdio trata de lanzar mientras es sujetado por Josic.
Abel Serdio trata de lanzar mientras es sujetado por Josic. / Ricardo Otazo
  • El Atlético Valladolid perdió en el último segundo ante Puente Genil en su primer partido en Asobal

Nadie dijo que conseguir la permanencia fuera a ser fácil, y menos en Asobal, donde la igualdad entre todos los equipos es máxima. El Atlético Valladolid pagó la novatada del recién ascendido y terminó cediendo la primera derrota del curso ante el Ángel Ximénez -Avia Puente Genil (26-27) . Un error garrafal en la última defensa del encuentro condenó a los de Nacho González , que en los momentos claves del encuentro no supieron poner la calma necesaria, lo que acabaron pagando. Josic dio la victoria al conjunto andaluz con su gol a falta de tres segundos, enmudeciendo a todo Huerta del Rey.

La ilusión por el debut del club en Asobal quedó empañada por esta amarga derrota. Más aún cuando antes de comenzar el partido, el presidente de la Federación Española de Balonmano, Francisco Blázquez, entregó al club vallisoletano el trofeo que le acreditaba como campeón de la División de Honor Plata.

El de ayer era un día especial para toda la familia del Atlético Valladolid porque hacía historia debutando en Asobal. Y quería hacerlo por todo lo alto, ganando su primer partido en la categoría, pero a pesar de que lucharon por ello, no pudieron.

Comenzó el encuentro con los nervios típicos del primer partido de la competición, sobre todo en el apartado ofensivo. Víctor Rodríguez entró en la historia del Recoletas Atlético Valladolid firmando el primer gol del equipo en Asobal.

La igualdad fue máxima en el inicio, pero era Puente Genil quien parecía encontrarse más a gusto y conseguía las primera ventajas (3-5 y 6-7), sobre todo gracias a la aportación del serbio Ljubomir Josic, que hacía mucho daño con su lanzamiento exterior.

Una vez que los pucelanos consiguieron consolidarse en defensa, con Víctor Rodríguez, Nico López y Turrado en el centro de la misma, pudieron correr y dar la vuelta al marcador.

La entrada de Dani Dujshebaev y Alfonso de la Rubia a la pista dio al equipo soltura en ataque. Sobre todo la aportación del hijo menor de Talant permitió al Recoletas Atlético Valladolid abrir una considerable brecha en el marcador en los minutos finales del primer tiempo (18-13). Un error en la última defensa permitió a Puente Genil disponer de un lanzamiento de siete metros a tiempo parado, después de que los pucelanos les hubieron obligado a llegar al pasivo y agotar los pases. Josic anotó y los pucelanos se marcharon cuatro arriba al descanso.

Falta de poso

Había buenas sensaciones para la segunda parte del choque, pero la inexperiencia en la categoría terminó pasando factura a los de Nacho González.

El segundo tiempo comenzó de la mejor manera posible, robo de Abel Serdio, contraataque y gol del capitán Fernando Hernández.

Pero a partir de ahí, el Puente Genil se puso el mono de faena en defensa y dejó sin ideas a los atléticos, que veían cómo ataque tras ataque su renta disminuía hasta verse igualados en el marcador a falta de cinco minutos y por debajo poco después (25-26). Gran parte de la culpa la tuvo el pivote Tomás Moreira, que fue un suplicio para la defensa local y acabó el encuentro con diez tantos. Ni el tiempo muerto solicitado por Nacho González pareció servir para hacer reaccionar a los suyos, que se mostraban demasiado nerviosos, tal vez por la bisoñez de gran parte de la plantilla.

Aún así, el Atlético Valladolid no se dio por perdido hasta el último minuto, gracias en parte a las paradas de Javi Díaz. Con uno más en pista debido a la exclusión de Revin a menos de dos minutos del final, Rubén Río consiguió poner el empate y levantar de sus asientos al público de Huerta del Rey, que no había dejado de animar en ningún momento.

Con el empate a 26 se llegó a los últimos 20 segundos del encuentro, el técnico visitante solicitó tiempo muerto para preparar la última jugada. A pesar de ser uno más en defensa los pucelanos se dejaron superar en defensa y Josic dio la alegría a todo su equipo.