LEB ORO

Urko Otegui, historia del baloncesto y del Chocolates Trapa Palencia

Urko conduce el balón ante varios rivales del Manresa./MATRA MORAS
Urko conduce el balón ante varios rivales del Manresa. / MATRA MORAS

El ala-pívot donostiarra es el segundo jugador con más partidos en la LEB Oro, con 474 choques

Esther Bengoechea
ESTHER BENGOECHEAPALENCIA

LOS NÚMEROS DE URKO:

474
partidos de LEB Oro le convierten en el segundo jugador -detrás de Jorge García- con más encuentros.
13
temporadas suma ya el capitán del Chocolates Trapa en LEB Oro.
241
encuentros ha defendido la camiseta del Palencia Baloncesto, de los que 183 son de LEB Oro y 58 de Liga EBA.

Cierto es que tardó en cogerle el gusto a la canasta. De pequeño probó con fútbol, judo o natación, incluso le dedicó varios años al remo siguiendo los pasos de su padre. Hasta que con 16 años y dos metros de altura, en su casa le animaron a probar con el baloncesto. «Hice una prueba en el club de San Sebastián y empecé a entrenar más de lo normal, con un entrenador, y en verano con los campus de tecnificación para ir mejorando. Desde el momento que lo probé me gustó muchísimo y así hasta el día de hoy», señala el capitán del Chocolates Trapa, Urko Otegui, que el pasado fin de semana jugó su partido 474, superando a Julio González y siendo el segundo jugador con mayor número de encuentros de la LEB Oro -solo superado por los 512 de Jorge García-.

«Estoy muy contento por llegar a esta cifra porque es difícil conseguirlo, aunque es una anécdota, estoy contento a nivel personal. Quiere decir que entre comillas me ha ido bien en el baloncesto», afirma Urko, con orgullo. «Creo que unos números así se consiguen siendo trabajador, dando lo mejor siempre en beneficio del equipo. También me cuido para estar físicamente bien durante todo el año», reconoce.

Dos equipos han marcado a Urko Otegui a lo largo de su vida, el Menorca -con el que debutó en LEB Oro- y el Ciudad de Palencia -donde comenzó su carrera deportiva en EBA-. «He tenido la suerte de poder estar varios años en los equipos en los que he jugado, y en este sentido Palencia y Menorca son los más importantes porque, salvo un año en Santander y dos en León, entre estos dos clubes he hecho mi carrera deportiva», reconoce el ala-pívot.

«En Palencia comencé como profesional en EBA y probablemente termine aquí mi carrera»

«Aquí, en el Palencia Baloncesto, empecé mi carrera deportiva en Liga EBA, cuando aún estaba muy verde. El equipo ha ido creciendo y se ha consolidado en la LEB Oro y estos seis años hemos seguido de la mano consiguiendo dos Copas, un campeonato de Liga, un ascenso... Probablemente sea este el equipo donde termine mi carrera deportiva», afirma el jugador donostiarra a sus 36 años.

Urko Otegui, que ha militado varias temporadas en ACB, tiene claro lo que le falta al Chocolates Trapa. Nada más y nada menos que consolidar en ascenso y jugar en Liga Endesa.

«Está claro lo que nos falta por conseguir, que se materialice el ascenso, que el próximo año podamos disfrutar de la liga Endesa. Un broche sería conseguir un nuevo ascenso y lograr su materialización», señala Urko Otegui, con la espina clavada de no defender la camiseta del Palencia Baloncesto en la ACB.

El ala-pívot donostiarra afronta su decimotercera campaña de LEB Oro, después del mal arranque de la temporada del Chocolates Trapa. Cuatro derrotas y tres victorias, en este orden, es el resumen del papel desempeñado por el club colegial hasta el momento. «Tenemos una mentalidad positiva, estamos más contentos. Rompimos la racha negativa que tanto daño hace en esta liga, y la positiva te hace ir hacia arriba muy rápido», reconoce. «El vestuario está motivado, contento, con confianza. Aún tenemos mucho margen de mejora. Y esto, a estas alturas de la competición, es muy bueno», agrega el capitán de los morados, con la vista puesta en el choque del viernes.

Los de Prado reciben al líder de la tabla, el Breogán Lugo de Nacho Lezcano, que no sabe lo que es perder esta campaña. Los gallegos se midieron a los palentinos en pretemporada y cayeron derrotados. «El equipo estuvo bien en defensa, compitió muy bien, no dio un partido por perdido y tuvo mucha raza. Si ponemos todo eso sobre la mesa, podremos luchar por la victoria, si no es imposible porque ahora mismo Breogán está a un nivel muy alto», concluye Urko, con la vista puesta en el partido 475.

Fotos

Vídeos