El trabajo de los campeones

La plantilla estira ante la mirada del preparador físico, Rubén Camacho, al término del entrenamiento de ayer en el Mariano Haro.
La plantilla estira ante la mirada del preparador físico, Rubén Camacho, al término del entrenamiento de ayer en el Mariano Haro. / Antonio Quintero

El Palencia Baloncesto ha entrenado a doble sesión la primera semana de pretemporada

ESTHER BENGOECHEAPalencia

‘Ring ring ring’. Las ocho en punto de la mañana. Hora de levantarse. Arranca un nuevo día de pretemporada. La plantilla del Palencia Baloncesto cumple una semana de preparación para la nueva campaña 2017-2018, con doble entrenamiento y una rutina de trabajo. A las 9:30 horas comienza la sesión de la mañana con ejercicios personalizados en el gimnasio. «Después de estudiar a cada jugador, relleno un formulario y propongo ejercicios individuales acorde a las necesidades de cada uno», afirma el preparador físico del equipo palentino, Rubén Camacho, que ya coincidió con Joaquín Prado en el Força Lleida.

El trabajo en la cancha dura unos 100 minutos, con calentamiento previo –individual y colectivo– y estiramiento posterior. «El apartado de relajación sirve para oxigenar los músculos y las piernas, y realizar estiramientos», argumenta.

La comida –sin exceso de grasa– y una siesta no muy larga preceden al trabajo de la tarde. «No soy muy puntilloso con los horarios, pero todo con sentido común. No se pueden meter una siesta de dos horas antes del siguiente entrenamiento, eso está claro», afirma el técnico Joaquín Prado, que vuelve a dirigir el entrenamiento vespertino de otros 90 o 100 minutos.

«Las jornadas ahora están siendo muy largas, intentamos hacer las cosas bien para que las lesiones vengan lo máximo posible de la mala suerte y planificar bien los descansos», argumenta.

Y, hasta el momento, no ha habido ninguna lesión grave –rodillas o desgarros musculares suele ser lo más habitual–, aunque ayer sufrió Marc Bauzà una luxación en el meñique de la mano derecha, por la que estará con el dedo inmovilizado y alejado de la cancha dos o tres días.

A la intensa labor de los entrenadores y el preparador físico se une la ayuda inestimable de Omid Etemad, el fisioterapeuta, que prácticamente tiene que multiplicarse para llegar a todos los jugadores de la plantilla, once hasta el momento, a la espera de la llegada de un tercer base.

«Se han portado bien en verano y han llegado físicamente muy bien. Estamos haciendo doble turno y no está habiendo ninguna lesión muscular grave», señala Etemad. «Mi labor es vendar y estirar antes de los entrenamientos y también hacer los tratamientos posteriores», afirma el fisioterapeuta, que llega el primero y se va el último.

De los 18 a los 39

El más veterano de la plantilla morada sopló el lunes 39 velas. De Lamont Barnes a Sani Campara, el más joven del vestuario, hay 21 años de diferencia. «A nivel físico el equipo es muy heterogéneo por la diferencia de edad por lo que intentamos ir de menos a más y trabajar a nivel preventivo», señala Prado.

La jornada diaria de trabajo termina a más de las ocho de la tarde, después de los estiramientos y de pasar por las milagrosas manos de Omid Etemad. El descanso de ocho o nueve horas es necesario para afrontar el siguiente día de trabajo.

Si el sábado pasado entrenaron aun siendo San Antolín, este disputan el primer partido de pretemporada ante el Agustinos de León de LEB Plata. «Es un entrenamiento con un punto mayor de calidad, para ver qué es lo que tenemos que mejorar y en qué punto estamos», concluye Prado.

El club sabrá esta semana si dispone del parqué de Íscar

«Hemos pedido el parqué al Ayuntamiento de Íscar hace tiempo. Esta misma semana tendremos una respuesta y confiamos en que sea positiva», señaló ayer el presidente del Palencia Baloncesto, Gonzalo Ibáñez. El club ya dispuso del suelo de ACB –perteneció al Estudiantes– para adecuar el Adolfo Nicolás de Villamuriel para el ‘play off’ de la pasada campaña. Dado el retraso en las obras de ampliación del EspañaDuero, la cancha cerrateña volverá a ser el feudo de los morados varias jornadas. Los palentinos no son los únicos que quieren disponer del parqué iscariense, ya que el CBC Valladolid también está interesado en este suelo para habilitar el Huerta del Rey el 6 de octubre, mientras se celebra la Copa del Mundo de Trampolín en el Pisuerga.

Hasta que se adecúe el Adolfo Nicolás, la plantilla morada realiza los entrenamientos en el Mariano Haro, cancha que comparte con el balonmano. «Es complicado, pero hay que ajustarse a los horarios de todos. Con buena voluntad se soluciona», añade.

Fotos

Vídeos