LIGA FEMENINA DIA

La segunda línea de Avenida por fin responde

Kim Mestadgh, debutante ayer en Würzburg, bota el balón ante una rival del IDK. /
Kim Mestadgh, debutante ayer en Würzburg, bota el balón ante una rival del IDK.

El equipo salmanino suma su 10ª victoria en la Liga con protagonismo de las menos habituales y el tiro exterior para superar a un IDK combativo hasta el descanso y certificar ya su presencia en la Copa

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSALAMANCA

El CB Avenida sigue con paso firme en la Liga Femenina y, en un partido en el que dejó atrás el lógico cansancio por el partido del jueves en Italia de la Euroliga, doblegó al IDK Gipuzkoa por 77-59. El equipo salmantino fue de menos a más en el partido y si ante el Famila Schio ‘tiró’ el partido en el tercer cuarto, fue precisamente tras el descanso, con un parcial de 23-6, cuando dejó visto para sentencia el encuentro para sumar su décima victoria de la temporada en once partidos con la que ya certifica su participación en la próxima Copa de la Reina -ahora le falta sellar ser cabeza de serie-. El encuentro dejó varios aspectos positivos más allá de la reacción al lógico cansancio físico del partido del jueves en Italia y del palo psicológico de la derrota ante Schio. Las actrices secundarias por fin tomaron el mando y con la primera línea más flojas de lo habitual, ayer D’Andra Moss, Asurmendi, Quevedo o Laura Nicholls tuvieron un buen día en ataque bien secundadas por otras compañeras. Y no menos importante es el acierto más allá de 6,75. Con la psicosis instalada en la plantilla desde el inicio del curso cada vez que el rival se pone en zona, ayer los porcentajes empezaron a acercarse a lo que se espera del mejor equipo en España y aspirante a entrar en los cuartos de final de la Euroliga (10 de 22 y eso que Mestadgh, la alero belga fichada recientemente para ese cometido, no tuvo el día).

Ortega comenzó con un quinteto con varias sorpresas como las presencias de Asurmendi, Laura Quevedo o Laura Gil para repartir minutos entre las menos habituales tras el partido de la Euroliga del jueves ante el Schio. Le costó arrancar al equipo salmantino y tras apenas cuatro minutos y medio (4-6) el técnico ya hizo debutar en Würzburg -ya había jugado sus primeros minutos como perfumera en Schio- a la belga Kim Mestdagh. Tras su desafortunado estreno en Italia, la alero apenas tardó 30 segundos en anotar su primer triple como perfumera. Pero hasta ahí llegó la belga.

Lo que era paradógico es que con la gran diferencia en el interior entre los dos equipos, las salmantinas fueron incapaces de generar superioridades por dentro, en parte por lo lento que circulaba el balón. En el bando contrario Lindra Weaver monopolizaba todo el juego: corría, lanzaba desde fuera, penetraba... y así ya acabó con 10 puntos el primer periodo con el conjunto vasco mandando por 13-19 tras una canasta sobre la bocina de Alleyne. El porcentaje de tiro de Avenida fue pésimo con 5 de 17 en tiros de ‘2’ y 1 de 4 en triples.

Las facilidades defensivas locales permitieron al IDK aumentar su renta en el arranque del segundo periodo hasta el 13-24. Llegó entonces el momento de las actrices secundarias en Avenida para darle la vuelta al marcador (31-30) con buenos minutos defensivos del equipo de Ortega y ofensivos de Laura Nicholls y D’Andra Moss (dos triples de la ucraniana en dos lanzamientos). Era la impresión que daba el equipo salmantino, que en cuanto se pusiera serio atrás y estuviera medianamente acertado en ataque, no tendría muchas dificultades para llevarse el ‘gato al agua’. Pero el batallador conjunto a Agu Muguruza no se iba a dejar impresionar tan fácil y resistió gracias a sus elaborados ataques que tras faltas azulonas, le otorgaron tiros libres con los que poder irse por delante al descanso (36-37). Weaver, con 17 puntos, seguía liderando a un IDK que estaba teniendo mucho acierto en el tiro (cerca del 50% en tiros de ‘2’ y 2 de 3 en triples) ante un Avenida que como ya le pasara el jueves en Schio, tenía en las pérdidas de balón un gran handicap (11 ya en la primera parte).

A Avenida ya le había valido con el ‘descanso’ de los primeros minutos en el partido y salió en la segunda mitad a poner las cosas en su sitio. A romper el partido. Y con su enorme banquillo y diferencia con los rivales en España, no tardó en hacerlo.

Gran tercer cuarto

Dejó al IDK sin anotar más de cinco minutos con Laura Gil contagiando su intensidad a las compañeras para volver a comandar el electrónico. Y en ataque con los mejores minutos de Moss desde que firmó por Avenida. Se quitó la presión de encima y por fin sacó a relucir su tiro exterior. Tres triples casi consecutivos de Moss (2) y Silvia Domínguez abrieron la primera brecha de Avenida en el partido (54-41). Ni el tiempo muerto de Muguruza frenó el vendaval charro, que en ocho minutos llevaba un aplastante 22-4 en este periodo. El parcial final fue de 23-6 para llegar al último cuarto con todo resultado. Fueron los mejores diez minutos del equipo de las últimas semanas combinando tanto su excelente nivel defensivo con, por fin, el juego colectivo y acierto en ataque. Al IDK, y especialmente a Weaver, se le acabó la gasolina y las de Muguruza poco más pudieron hacer en el partido.

En el último periodo, Miguel áNgel Ortega ya dio mucho descanso a sus jugadoras titulares, apenas sin enseñar a Mestadgh a la parroquia, uno lo de los grandes alicientes ayer, pero es que el miércoles en Francia y ante el BLMA el Avenida se juega seguir vivo en la lucha por seguir aspirando a entrar a los cuartos de final de la Euroliga. La primera victoria fuera de casa no puede esperar más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos