Baloncesto

Así se presenta la LEB Oro esta temporada

Repasamos uno a unos los 18 equipos que componen la segunda categoría del baloncesto español, y en la que están presentes el Carramiembre CBC Valladolid y el Chocolates Trapa Palencia

VÍCTOR BORDA , MIGUEL ÁNGEL PINDADO y ESTHER BENGOECHEA

La ilusión del debutante

Carramimbre CBC Valladolid. Pepe Catalina, gestor deportivo, ha conseguido, con los justitos recursos económicos con los que cuenta el club, un plantel variado, con jugadores muy diferentes para una misma posición. Dos bases antagónicos como Alvarado, un director de juego puro, y Wade-Chatman, un anotador. Gantt, un escolta más contrastado, frente a un Astilleros que promete seguir con un gran evolución como jugador. Un alero físico como Graham-Bell frente a un tirador como Álex Reyes. De la Fuente representa al bullidor de la pintura frente a un ‘cuatro’ abierto como Hopfgartner. En los pívots destaca el poderío físico del holandés Kok, que ya ha demostrado su capacidad para intimidar y jugar por encima del aro, junto con el techo del equipo, el rumano Uta, un 2,12 cedido por Unicaja que debe explotar definitivamente. Todos ellos bajo las órdenes de un técnico contrastado como Paco García, que volverá a sacar lo mejor de sus jugadores.

La temporada más difícil

Chocolates Trapa Palencia. El entrenador Joaquín Prado –sustituto de Sergio García, en Gipuzkoa de ACB con Fisac– aterrizó en el club palentino a mediados de julio, dispuesto a confeccionar la mejor plantilla posible para una LEB Oro cada vez más igualada y competitiva. Dos pilares fundamentales del equipo como Dani Rodríguez y Marc Blanch hicieron la maleta y dejaron al conjunto morado con solo dos jugadores de la pasada campaña (el capitán Urko Otegui, santo y seña del equipo, y Lamont Barnes, que finalmente se quedó en tierras palentinas tras un intento de jugar en la Liga francesa). Juventud y veteranía es la clave del proyecto de Joaquín Prado, con jugadores como el bosnio Sani Campara de 18 años, y veteranos de la talla de Barnes, con sus 39 primaveras. Los más benjamines inculcan esa excitación de los novatos mientras que los que más tablas tienen en la Liga LEB transmiten experiencia a los pequeños del grupo. Tras la pérdida del grueso del vestuario, los fichajes de jugadores de la talla de Sergi Pino o de Jordi Grimau, escolta de ACB, buscaban mejorar el nivel del equipo pero también enganchar a esa afición, esa masa social tan importante para el club, un poco desencantada tras el frustrado ascenso de este verano y la marcha de jugadores muy queridos.

Más información

Melilla. Uno de los favoritos

Cuenta con una plantilla de primer nivel, donde ha llegado uno de los mejores bases de la categoría, Dani Rodríguez. En el juego interior sobresalen la incorporación de los pívots Fran Guerra y Mamadou Samb, que formarán la mejor dupla de la categoría. Excelentes exteriores para completar un gran plantel. Un cóctel adecuado para luchar por todo.

Lleida. Un gran base par aun equipo joven.

En esta ocasión la apuesta es por el base Jarred Ogugbemi, mejor jugador de la Liga Portuguesa, que debe otrogar liderazgo y regularidad en el juego. El técnico Borja Comenge ha rodeado a su estrella de jugadores jóvenes, con mucho hambre y también de lanzadores.

CB Prat. La veteranía al poder.

Ha confeccionado un equipo con solventes veteranos de la Liga LEB Oro como el alero Marc Blanch o el ala-pívot Geber Martí, junto con jóvenes extranjeros en crecimiento deportivo como Agada, Campbell, Coby, Johnson y, especialmente, Emanuel Cate. Su aspiración es superar el decimotercer puesto del año pasado e incluso, dada la juventud del grupo, meterse en el ‘play-off’.

Cáceres. A reverdecer laureles

El club ha conseguido retener un bloque homogéneo con Rakocevic, Parejo, Sergio Pérez y Corrales, a los que se ha añadido calidad en la pintura con los lituanos Grabauskas y Jakstas, junto el base Pol Oliver y el escolta Ward.

CB Clavijo. Escarmentados tras el descenso

El nuevo técnico Jenaro Díaz ha construido un equipo que es una auténtica incógnita, con muchos debutantes y quizás con una preocupante falta de centímetros en su afán por luchar exclusivamente por eludir el descenso.

Breogán. El otro gallito

Un clásico del balonesto de elite que lleva ya 11 años aspirando al ascenso a la Liga ACB. Y este año vuelve a contar con una plantilla que mezcla experiencia, juventud, veteranía y calida para conquistar el objetivo de la mano nuevamente de Natxo Lezcano.

Oviedo. A seguir creciendo

Ha perdido a hombres importantes como Salvó y Dani Pérez, pero ha sabido reponer los agujeros con hombres de la calidad de Arteaga o Cárdenas, así como un par de excelentes cesiones como Belemene y Karahodzic, así como los lituanos Geks y Rinkunas, sin olvidar a los de la casa, en especial al veterano capitán Víctor Pérez.

Castellón. Renovación completa

Ha renovado a gran parte de su plantilla y ha apostado por gente más veterana y con años en la LEB Oro, como son Romá Bas, Ott o Gatell, lo qeu unido a Chema García conforman un bloque de muchos años, experiencia y seguridad. Toni Ten volverá a dirigir por duódecima campaña consecutiva.

Sammic. Consolidarse es el objetivo

Ha fichado a gente con experiencia en la LEB Oro como son Portalez, Galarreta y Serrano, amen de otros jóvenes que apuntan alto y pueden explotar en el conjunto guipuzcoano (Kaminski). A pesar del debut en la categoría, no descarta ser una de las revelaciones de la liga.

Arraberri. La incógnita de las prisas

Los problemas administrativos y los retrasos en la inscripción como equipo LEBhan marcado la confección de la plantilla del conjunto alavés, que ha tenido que fichar a toda prisa, nada menos que nueve jugadores en quince días, para conformar una plantilla aparentemente homogénea pero que resultará toda una incógnita en cuanto a su rendimiento.

La Coruña. Aranzana es el referente

Tras varios aoñs de buen juego sin premio, la directiva apostó por un cambio de técnico y eligió el prestigio de Gustavo Aranzana para dirigir al nuevo conjunto, en el que se cayeron algunas de sus estrellas, pero que se han fichado a hombres muy importantes en el baloncesto nacional par configurar un equipo de muchos quilates con gente como las torres Olmos y Sonseca, Gilling, Cooney, Flis y Sanz, a los que se han unido jóvenes valores.

Huesca. Para no pasar apuros

Guillermo Arenas podrá contar con el ala-pívot holandés Kevin Van Wijk, un jugador contrastado ya en la categoría. La otra incorporación es el base Carles Marzo, un jugador de talento que proviene de la LEBPlata. En total, siete incorporaciones para afrontar un nuevo año en la categoría

Manresa. A regresar a la ACB

El nuevo proyecto manresano nace de la mano de un director deportivo recién estrenado, el ex jugador Román Montañez, que ha logrado cerrar un buen plantel. Ha conseguido recuperar al pívot Jordi Trias, el mejor de jugador de la categoría durante la pasada campaña.

Palma. Mirar el 'play-off'

El objetivo no es otro que entrar en el ‘play-off’ y, a partir de ahí, soñar. Estamos ante un proyecto, a pesar de algunos vaivenes, que está claramente consolidado en la categoría de plata del baloncesto español.

Barcelona. Los jóvenes al poder

El equipo ha perdido al mejor jugador del categoría, el pívot Jordi Trias, y ha optado por jóvenes valores de talento a los que no falta calidad pero sí un dosis de experiencia. Todo apunta a que será un año complicado, pero el superávit de clase puede ayudar a hacerlo algo menos complicado.

Orense. Renovación

Su problema principal es que ha fichado jugadores de calidad pero muchos y, por ello, necesitará tiempo para que encajen todas las piezas del nuevo puzzle. Buenos recursos exteriores e interiores para un equipo que aspirar a ilusionar de nuevo a la parroquia orensana.

Fotos

Vídeos