LIGA FEMENINA

Ortega exige más a su Avenida

Miguel Ángel Ortega, durante un partido de Avenida. /ANTORAZ
Miguel Ángel Ortega, durante un partido de Avenida. / ANTORAZ

El técnico del equipo salmantino señala que «vamos tarde en la confección del equipo»

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSALAMANCA

El CB Avenida ha llegado al parón de dos semanas en las competiciones por las citas de las selecciones nacionales siendo colíder de las dos grandes competiciones, Liga y Euroliga. Aunque el entrenador del club salmantino, Miguel Ángel Ortega, es ambicioso e inconformista y le exige más, mucho más, al equipo, especialmente a algunas jugadoras. «El balance por ahora es difícil de mejorar, estamos muy contentos en términos de resultados pero nos falta mucho en cohesión y construcción del equipo, no estamos al nivel que deberíamos», argumenta Ortega desde La Coruña, ciudad en la que tiene su residencia.

Ante la pregunta de qué le falta aún a su Avenida, expresa que «jugar más como un equipo, lo que sí conseguimos en muchos momentos de la temporada pasada. Por ejemplo, tenemos una jugadora como Silvia que un día mete 25 puntos y gana un partido, y otro día con cuatro también los gana ella. Lo mismo pasaba con Alana Beard, una estrella en la WNBA, que aquí hacía tres puntos de media pero nos hacía ganar partidos. Dejaba su historial a un lado y se entregaba al equipo; daba en la pista lo que le pedía el entrenador. En las ruedas de prensa digo que estoy enfadado, pero que quede claro, enfadado porque no acabamos de llegar a lo que yo quiero. Estamos en noviembre y todavía no lo tenemos. Vamos tarde y ahí es donde radica el éxito porque al final es lo que todos queremos, el éxito del equipo».

«La victoria ante el Ekaterimburgo nos ha hecho daño», no se ha cansado de repetir del preparador catalán en las ruedas de prensa posteriores a los partidos. «Y no lo digo porque Avenida no esté acostumbrado a ganar al ‘Eka’, que sí lo ha hecho varias veces. Lo digo porque algunas pueden olvidarse de las razones por las que ganamos como equipo. Y se dan episodios muy habituales de dejar de lado al equipo abandonando el juego que más nos interesa, tanto en defensa como en ataque, para ver si ‘yo’ la meto».

En este sentido, Ortega recuerda algunos episodios de la temporada pasada como ejemplos. «La final de la Copa en Girona, por ejemplo. El equipo iba perdiendo en la primera parte pero las jugadoras estaban enteras emocionalmente. Y luego Silvia tomó decisiones y el equipo la siguió a muerte. Nadie pensó que Silvia lo hacía para ganar protagonismo. Eso quedará en mi memoria como entrenador. Las compañeras le hacían bloqueos para que tirara o penetrara, y nadie tuvo en ese momento la actitud de decir, ‘dámela a mí que tiro yo’. Nos hacía falta ese impulso de liderazgo y no hay nada mejor para un entrenador que tu equipo se entregue a una causa. Y eso ahora no lo tenemos».

¿Y cuánto le llevará ahora a Ortega conseguir lo que exige a todas las jugadoras? El catalán señala que «a veces no se consigue nunca. No tengo la fórmula mágica. Es pelear y pelear. El éxito va más allá de mi estilo defensivo o de las jugadoras, se consigue siendo un equipo. Un sello que sí teníamos la pasada temporada. Estoy enfadado y quizá me podía ahorrar estas palabras en las ruedas de prensa, pero lo digo porque si queremos ganar Liga, Copa y estar cerca o en la Final-Four se consigue siendo un equipo». Así, el técnico de Avenida añade que «también se puede conseguir teniendo muchas estrellas, pero ese no es nuestro caso afortunadamente. Tenemos menos dinero pero no por ello menos ilusiones. Creo en el esfuerzo del equipo en la máxima extensión de la palabra».

Es por ello, que el catalán está encantado con la ‘vieja guardia’, jugadoras que llevan años en el club «porque ya tienen el ‘oremus’ de Avenida. Las Erika, Silvia, Elonu, Givens y lástima que esté fuera Gil porque nos hace mucha falta. Ellas nos dan muchas victorias pero nos falta que el resto del equipo se sume a esta propuesta para el resto de la temporada».

En cuanto al bajísimo rendimiento de la internacional Laura Nicholls hasta el momento, el técnico azulón destaca que «es un tema de entrenamiento, a medida que vaya entrenando será la que esperamos, tenemos un pronóstico en el staff-técnico, que en enero o ahí empezaremos a ver a esa Nicholls que necesitamos».

A por el 5-2 en Euroliga

El reto europeo próximo para Ortega es intentar acabar la primera vuelta «con un balance de 5-2, creo que sería justo por lo visto hasta ahora. Nos queda Fenerbahce, que está muy bien, o Schio, que para mí está teniendo un equilibrio defensa-ataque de los mejor de la Euroliga, mejor que los de ‘Eka’ o Yakin Dogu. Hay que ganar un partido fuera en la primera vuelta para estar bien posicionados. Las victorias en casa son fundamentales pero se te puede escapar un partido y más en un grupo tan duro como el nuestro, pero fuera hay que sacar dos o tres esta temporada». Además, avisa en la Liga que «está todo más abierto de lo que podría parecer. Esta temporada habrá más derrotas de los equipos de los que se podía presagiar. Hay plantillas como la de IDK y alguna más que se reforzará que puede ganar a los de arriba. Eso sí, el equipo que yo tengo en la cabeza en términos de funcionamiento es imbatible en España, dicho sea con todos los respetos, pero sí no llegamos a ese nivel, somos perfectamente batibles».

Fotos

Vídeos