LEB Oro

Oportunidad perdida

Barnes pelea el rebote con Grabauskas. /LOF
Barnes pelea el rebote con Grabauskas. / LOF

El Chocolates Trapa Palencia cae ante el Cáceres y se aleja del ‘play off’ a pesar de jugar un buen partido

OPTA Cáceres

El Chocolates Trapa Palencia se quedó congelado en Cáceres al encajar una derrota ante un rival directo en la lucha por los puestos de ‘play off’ de la LEB Oro. Ambos equipos protagonizaron un encuentro de pocos puntos, con los locales por delante la mayor parte del tiempo mientras que Palencia aguantó, estuvo en la pelea, siempre a distancia gracias a la aportación de sus jugadores más veteranos. Urko Otegui, Miso y Grimau fueron las referencias de los palentinos en la tarde noche de ayer. Los cacereños no pagaron sus ausencias

El partido arrancó con un triple de Paul Olivier en el primer ataque que fue respondido de inmediato con un parcial de 0-4 que puso por primera vez por delante a los palentinos. Drakoceciv tuvo que abandonar prematuramente la pista tras cometer su segunda falta persona en menos de tres minutos.

Dio claridad el Cáceres con un parcial de 6-0 que volvió a dar aire a los de Ñete Bohigas. Rompía el parcial Garrido con un triple y otra nueva acción desde 6,75 del propio Garrido ponía el encuentro muy igualado (11-10). Daba muchas facilidades el equipo cacereño en el rebote, permitiendo segundas y terceras acciones al cuadro visitante.

Triples

Otra nueva acción desde 6,75 del Palencia volvía a poner por delante a los visitantes (13-15), a falta de 15 segundos el entrenador local Ñete Bohigas paró el partido con tiempo muerto, que sirvió para dar la instrucciones necesarias para que Kesihnro hiciera una canasta que ponía el partido empatado a 15 a la finalización del primer cuarto.

En el inicio del segundo periodo, Ward se erigió en claro protagonista y sus triples volvieron a poner las cosas difíciles al Palencia. Una nueva acción del americano del Cáceres acabaría con tiempo muerto visitante con el electrónico en un ajustado 27-22. Un nuevo triple de Miso apagaba la alarma, dejando el partido bastante ajustado (27-25). Sumaba de tres en tres el equipo palentino y Ruffin aprovechó una acción de dos más uno para poner el partido muy caliente (31-30) a falta de 3.40. Keshinro aprovechó sus minutos estando muy activo en la pintura toda la tarde. Dani Martínez tomó la batuta que le dejó Ward y dos triples suyos ponían el partido en el 39-34, resultado con el que se llegó al descanso.

En la segunda parte la tónica inicial fue parecida, con un triple de Sergio Pérez que marcaba la máxima diferencia en todo el partido para los locales (42-34 ). Sin embargo, la máxima diferencia dio paso a una sequía anotadora de los de Bohigas que fue aprovechada por Palencia, que tras un parcial de 0-5 volvía a ajustar el resultado. Un triple de Grimau y una canasta del mismo protagonista bajo aro, volvía a poner por delante al equipo foráneo a falta de 3:50 (47-48). El Palencia jugaba a hacer la goma continuamente pero sentía alivio al ir por delante y, en la recta final del cuarto, un intercambio de triples y una canasta de dos sobre la bocina dejaban el encuentro listo para decidirse en los últimos 10 minutos (54-53).

En el cuarto definitivo aparecieron los nervios y las defensas se impusieron a los ataques. El partido se movía en diferencias muy cortas y a falta de 6:20, el 58-57 hacía intuir igualdad hasta el mismo final. Dani Martínez se convertía en el mayor peligro para el equipo de Palencia con acierto en la línea de tres. Un triple suyo puso el 63-59 con el que se pasó el ecuador del último cuarto. Siguió siendo el escolta cacereño el principal bastión y un robo suyo habilitó una contra que culminó Drakocevic poniendo el partido más difícil para los palentinos cuando quedaban poco más de tres minutos (67-61). Joaquín Prado decidió entonces pedir tiempo muerto. Dos tiros de 2 de Urko y una canasta del vasco a falta de 1:26 volvía a meter al Palencia (67-65).

Miso, con un triple abierto a falta de 55 segundos, seguía agarrando a los suyos al partido. En el baile de ataques del último minuto, el Palencia pudo empatar con el 71-68 en una última posesión, pero Urko primero y Garrido, a falta de un segundo, después, fallaron los lanzamientos decisivos cerrando las opciones de Palencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos