El Norte de Castilla

baloncesto | nba

Willy Hernangómez no se intimida ante Howard

Paul Millsap intenta zafarse de Willy Hernangomez.
Paul Millsap intenta zafarse de Willy Hernangomez. / Reuters
  • Más fácil lo tuvo Mirotic, que ante la débil defensa de los Lakers logró doble-doble que ayudó a los Bulls a ganar a domicilio 110-118

El pívot novato Willy Hernangómez surgió junto con el ala-pívot Nikola Mirotic como los destacados entre los jugadores españoles que participaron en la jornada dominical de la NBA después de haber superado el gran duelo individual que mantuvo ante la estrella de la NBA, Dwight Howard.

Hernangómez, ante la baja del pívot titular de los Knicks de Nueva York, Joakim Noah, recibió la confianza del entrenador del equipo, Jeff Hornacek, al darle 29 minutos de acción en el partido que disputaron frente a los Hawks de Atlanta y ganaron por 104-94. El internacional español de 23 años no sólo mostró clase sino también una gran madurez y control para superar la dureza del juego físico que utiliza Howard, que llegaba de haber sido expulsado por el codazo intencional que le dio al pívot de los Hornets de Charlotte Cody Ziller y que le costó la expulsión.

Hernangómez también recibió un codazo en la cabeza por parte de Howard, en la recta final del cuarto periodo, y aunque los árbitros no lo vieron, la revisión del partido que haga los lunes la NBA podría traerle algún tipo de sanción a Howard. "Mis compañeros me dijeron de lo que había sucedido, pero yo no sentí nada. Tal vez el dolor lo tenga él en su codo", bromeó Hernangómez, que acabó el partido con siete puntos y ocho rebotes, que compensaron la ausencia de Noah, que le aconsejó que jugase duro y no se dejase intimidar por Howard. El consejo lo asumió Hernangómez, que trató siempre a Howard de tú a tú y recibió todo el apoyo y la confianza de sus compañeros.

Mientras que los comentaristas fueron unánimes al concluir el partido disputado en el Madison Square Garden, que nunca habían visto a un novato que fuese tan indiferente a la intimidación física que presentó Howard en el campo, a la que el jugador español respondió en todo momento de manera desafiante. "Desde el principio supe que iba a ser una lucha a la que debía estar preparado", declaró Hernangómez. "Carmelo (Anthony) me dijo que fuese yo mismo como en los entrenamientos, que hiciese lo que sabía y que todos confiaban en mi".

Hernangómez se mostró agradecido por la confianza que le dio Hornacek y que nada ha cambiado en su vida como persona, que todo sigue igual con los mismos amigos y la diferencia es que se siente feliz jugando con los Knicks en el mejor baloncesto del mundo. "Mi meta sigue siendo la de luchar al máximo cada día, superarme, mejorar, y aprender todo lo que me ayude a madurar como profesional", destacó el internacional español. "De ahí, que el duelo ante Howard me ayuda y lo considero como otra experiencia más en mi formación".

Hernangómez aportó siete puntos al anotar 3 de 4 tiros de campo y acertó 1 de 3 desde la línea de personal, capturó ocho rebotes, incluidos seis defensivos, dio una asistencia y perdió tres balones. También protagonizó la canasta que estableció en el tercer periodo la mayor ventaja de los Knicks que sería decisiva.

'Doble-doble' de Mirotic

Más fácil lo tuvo Mirotic, compañero de Willy con la selección española, que ante la débil defensa de Los Angeles Lakers, logró doble-doble que ayudó a los Bulls de Chicago a ganar a domicilio 110-118.

Mirotic, que jugó su primer partido de la temporada como titular al ocupar el puesto dejado vacante el escolta Dwyane Wade por descanso, aportó 15 puntos y 15 rebotes, incluidos 13 defensivos, en los 37 minutos que estuvo en la pista del Staples Center. El jugador nacionalizado español anotó 4 de 9 tiros de campo, incluidos 3 de 8 triples, y 4-8 desde la línea de personal, y dio dos asistencias.

La cruz de la moneda la vivió de nuevo el veterano base José Manuel Calderón, que siguió en el banquillo de los Lakers sin que el entrenador Luke Walton le diese ningún minuto al igual que al brasileño Marcelo Huertas.

Si tuvieron minutos de acción los novatos, el escolta-alero Álex Abrines, y el ala-pívot Juancho Hernangómez, hermano menor de Willy, que jugaron con los Thunder de Oklahoma City y los Nuggets de Denver y vivieron suertes opuestas.

Abrines jugó 23 minutos como reserva de los Thunder y consiguió ocho puntos al anotar 4 de 9 tiros de campo, falló los cuatro intentos que hizo desde fuera del perímetro, dio una asistencias, recuperó un balón y perdió otro, pero su equipo perdió de local en la prórroga por 111-115 ante los Pacers de Indiana.

Mientras que Juancho disputó apenas tuvo cinco minutos de acción y consiguió dos puntos (1-2, 0-1, 0-2), y recuperó un balón en el partido que los Nuggets ganaron 105-91 a los Jazz de Utah.