El Norte de Castilla

Lamont Barnes bota el balón en la zona entre dos rivales del Oviedo, el pasado viernes.
Lamont Barnes bota el balón en la zona entre dos rivales del Oviedo, el pasado viernes. / Marta Moras

El Quesos Cerrato busca romper su racha de derrotas ante el Prat

  • Los de Sergio García quieren olvidar sus dos últimas derrotas frente a una plantilla joven liderada por veteranos como Pep Ortega y Xavi Forcada

La ruptura generacional, ese quebradero de cabeza para los padres cuando ven que sus hijos crecen ‘demasiado deprisa’, es lo que el Quesos Cerrato desea provocar esta tarde en el seno del CB Prat, con el objetivo de conseguir su cuarta victoria y realizar otra ruptura distinta, la de su pequeña racha de dos tropiezos seguidos ante el Cafés Candelas Breogán Lugo y el Unión Financiera Oviedo.

Esta fractura que intentarán realizar los de Sergio García será entre la joven plantilla del Prat, filial del Joventut de Badalona, y los más veteranos del banquillo, los ‘padres’ del equipo catalán como Xavi Forcada o Pep Ortega, su incorporación más destacada para esta temporada. «Han empezado muy bien, sobre todo en su pista están sólidos», analizaba este viernes el entrenador del Quesos Cerrato al plantel del equipo catalán. «Tienen una buena mezcla, jugadores con mucha experiencia como Pep, Xavi, Álex Ros o Martí, que a pesar de su edad ya tiene experiencia en varios equipos, con gente joven con proyección de jugar en ACB», añadía Sergio García.

Los jóvenes del Prat ya han atravesado tiempos más difíciles que los del acné y los cambios hormonales: la temporada pasada, sufrieron para mantener la categoría. Este año, la madurez del conjunto les ha llevado a un gran arranque de temporada. Está claro que, como recalca Sergio García, «esta liga no tiene nada que ver con el año pasado, el que va ahora líder (Força Lleida) es el que terminó colista el año pasado. Cambian jugadores en las plantillas, y Pep Ortega es un jugador franquicia», valora el entrenador del Quesos Cerrato.

Después de una «buena semana de entrenamientos», la plantilla palentina espera trasladar esa sensación al Pavelló Joan Busquets, en el que jugarán en sábado, día atípico, aunque no suponga una gran ventaja para el Quesos Cerrato, que tienen que realizar un largo viaje hasta El Prat de Llobregat.

«Ellos intentarán presionarnos para bajar nuestro ritmo», avecina Sergio García sobre el encuentro de esta tarde, en el que el Quesos Cerrato debe «estar preparado para eso, y ser capaces de ponernos a ese nivel de intensidad que nos van a poner. Y como cada partido sobre todo fuera de casa, el control de rebote y el acierto en el tiro exterior creo que pueden ser fundamentales para poder ganar», augura el técnico del equipo colegial.