ACB

Del banquillo palentino a la ACB

García explica una jugada durante un tiempo muerto. /GBC
García explica una jugada durante un tiempo muerto. / GBC

Sergio García, extécnico del Palencia, debutó en la máxima categoría con victoria en casa del Gipuzkoa ante el Betis

E. BENGOECHEA Palencia

Sergio García lleva entrenando desde que tenía dieciséis años -ahora tiene 35-, cuando compatibilizaba jugar con dirigir un banquillo. Desde entonces ha pasado casi por todas las categorías, comenzando por el deporte base y llegando hasta proclamarse campeón de Liga con el Palencia Baloncesto en LEB Oro. Después de la pasada campaña, donde se llegó a la final del ‘play off’ pero no se consiguió el billete del ascenso, recibió la llamada del entrenador Porfi Fisac -con el que estuvo unos meses en el banquillo del club palentino- para que le acompañase en la maravillosa aventura de la ACB con el Gipuzkoa Basket.

«La ACB es lo máximo a lo que puede aspirar un entrenador, es la mejor liga de baloncesto de Europa», afirma el entrenador Sergio García, que se reunió con Fisac en Valladolid cuando aún no se sabía en qué categoría iba a jugar el equipo. «Me comentó su idea, que era que me viniese con él, le dije que estaría encantado y a mitad de julio, cuando el equipo estaba confirmado en la categoría, me llamó y en dos minutos estaba todo hecho», agrega García, que ayer dirigió el segundo partido del Gipuzkoa, el primero en su feudo, y que se impuso con solvencia por 94-60 ante el Betis.

Todo comenzó el pasado 10 de septiembre de 2008, cuando se anunciaba la llegada del entrenador ayudante, Sergio García, al equipo del Faymasa Palencia, por aquel entonces en LEB Plata. Nueve temporadas más tarde, después de haberse proclamado campeón de Liga y haber ganado la Copa de la Reina entre otras cosas, hacía la maleta rumbo a su tierra, a San Sebastián, para ser el segundo entrenador del Gipuzkoa Basket de ACB. «Llegué a Palencia para ayudar a Nacho Lezcano pero yo no le conocía antes de venir», señala Sergio García.

Con una entrevista

«A mí me contrató el Palencia Baloncesto como a cualquier trabajador, hice una entrevista con Nacho y me cogieron. Mucha gente pensó que ya nos conocíamos porque ambos somos vascos, pero no. Sí que tenemos amigos en común y él lo aprovechó para pedir referencias personales», rememora García, que acudió a Palencia durante una Copa Castilla y León para realizar su entrevista.

«Estuve en Palencia durante nueve años y ha sido mi segunda casa, sin duda», afirma. «Echo de menos a mi gente, a mis amigos. En el día a día yo estaba allí», afirma el exentrenador vasco, que no visita Palencia desde mediados de agosto. A pesar de la distancia, sigue la actualidad del equipo. «Pude ver un resumen en vídeo del partido del Chocolates Trapa ante el Melilla Baloncesto. Creo que han creado un buen equipo, que tienen una gran plantilla y que pueden aspirar a mucho dentro de la LEB Oro», concluye Sergio García, que mantiene mucho contacto con el entrenador ayudante, Tino Ugidos, y el fisioterapeuta del equipo, Omid Etemad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos