«Creo que tener varios clubes de baloncesto es positivo»

Mauro Martín, en una cancha de baloncesto a los pies del Acueducto.
Mauro Martín, en una cancha de baloncesto a los pies del Acueducto. / Q. Y.
BALONCESTO

Mauro Martín hace balance de la temporada 2016-2017 y repasa el futuro del baloncesto en Segovia

QUIQUE YUSTESegovia

Lleva cinco años al frente del baloncesto provincial en los que la apuesta por la base ha sido clara. Un lustro después comienza a recoger los frutos, aunque sigue echando en falta un equipo de referencia masculino.

–¿Qué balance hace de la temporada 2016-2017?

–Creo que ha sido muy buena, sobre todo si valoramos la temporada cuantitativamente. Hemos superado las 1.500 licencias. El nuevo reto es llegar a las 2.000 licencias federativas, algo que sería una barbaridad para una provincia como la nuestra. Hay mucha gente jugando al baloncesto en Segovia. En cuanto a la calidad también vamos mejorando, con cada vez mejores resultados, como el conseguido por las chicas del Unami que hacía muchos que años no se lograba. Si bajamos a las categorías inferiores también encontramos buenos resultados con los equipos autonómicos del Basket 34, también del CD Base y del Unami. Aquí todo el mundo crece y la demanda cada vez es mayor, por lo que la oferta tiene que ser mayor. Vamos creciendo en cantidad y calidad. Estamos por encima de provincias como Ávila o como Soria y creo que vamos a seguir creciendo. Ahora la Federación de Castilla y León de Baloncesto sabe donde está Segovia.

–El crecimiento se observa desde hace varios años…

–Yo recuerdo que cuando llegué a Segovia hace catorce años entrenaba a un equipo autonómico cadete con ocho fichas y no había más baloncesto en esa categoría. Al final se han ido dando pasos y tomando decisiones para que se añada al proyecto gente valiente que ha permitido que pasemos de ser los últimos en categorías autonómicas a estar peleando con algunos de los mejores de la región. Yo no veo pasos atrás en ningún área, en todas vamos creciendo aunque en algunas a diferente ritmo.

–La apuesta por la base empieza a dar los frutos…

–Yo siempre he dicho que para crecer hacía falta o dinero o tiempo. Como no teníamos dinero hemos trabajado con tiempo. Le estamos dedicando mucho tiempo con paciencia. Hemos metido los recursos en la base y a partir de ahí hemos ido creciendo. Tenemos jugadores de Segovia que están preparados y que me da pena que se tengan que ir de Segovia para jugar en una categoría que no sea la provincial. La inversión en la base ha sido buena y falta ver el retorno que tiene esa inversión.

–Ha sido un crecimiento que no ha estado centrado en un solo club…

–Hay clubes en la ciudad y también en la provincia. Cuéllar apostó por el baloncesto federado, Valverde también está creciendo, Cantalejo, San Rafael, Cantimpalos… Al final el baloncesto en la provincia también crece. Que esté repartido yo creo que es algo magnífico. Cuando en una ciudad, como ha pasado en Ávila, un club aglutina toda la actividad todos los beneficios son para el. Pero en Segovia hay muy buena sintonía entre la Delegación y los clubes. Eso hace que al final todo el mundo esté contento y la gente pueda tener la posibilidad de probar en un sitio o en otro. Eso es bueno y sano y nos ayuda a seguir creciendo.

–¿En algún momento este factor puede ser perjudicial?

–Depende de cual sea nuestro objetivo. Por un lado está muy bien esta competencia, porque permite a los jugadores cambiarse si no están cómodos en un sitio. Yo creo que tener varios clubes es algo positivo. Sin embargo si solo buscamos resultados puede ser perjudicial. Si cogiéramos a los mejores jugadores de cada equipo habría conjuntos mejores de los que hay ahora, pero solo buscaríamos resultados. Pero cuando se invierte en la base y en la formación lo primero que tenemos que buscar es que la gente se divierta y que crezca haciendo deporte. Para eso es mejor que haya variedad, y a día de hoy tampoco necesitamos grandes resultados, aunque los que estamos consiguiendo no son malos.

–¿Qué balance hace de sus cinco años al frente de la Delegación de Segovia?

–Han sido muy atareados, con muchas actividades y muchas horas. Pero al final es muy gratificante ver los resultados. Estoy contento y no puedo decir que esto sea sufrido. Yo estoy contento porque los resultados son buenos aunque seguramente podrían ser mejores, y también se podrían hacer más cosas. El balance es positivo. Tenemos que buscar como mejorar y escuchar las críticas. La crítica constructiva es lo que hace progresar, y en Segovia más que críticas son sugerencias.

–¿Se ve mucho tiempo más en el cargo?

–No lo sé. Tampoco depende de mí. Yo no estoy cansado del puesto. Tener fines de semana duros no me supone grandes esfuerzos, porque trabajo por el baloncesto encantado. Al final he decidido que mi tiempo va a estar dirigido al baloncesto.

–De cara a la próxima temporada ¿cuál es el objetivo?

–Mantener lo que hay, que es mucho. Son muchas actividades, muchas competiciones, muchas categorías, muchos niños… Si vienen actividades nuevas veremos como las podemos apañar, como ha ocurrido este año con el centro de tecnificación que nos ha quitado mucho tiempo pero hemos conseguido sacarlo adelante y con buenos resultados. Hay que intentar mantener lo que tenemos y mejorarlo. Nuestro objetivo es seguir trabajando sobre las bases que tenemos y no volvernos locos.

–¿Qué supondría para el baloncesto segoviano el ascenso del Unami a la Liga Femenina 2?

–No lo sé. A día de hoy es el equipo referencia de la ciudad, esté en Liga Femenina 2, en Primera Nacional o en Liga Femenina 1. Le pongas donde le pongas sería el primer equipo de Segovia, por lo que lo único que supondría es que estaría en una categoría nacional. Pero a nivel de base y de cantera cumple con el objetivo de tener un equipo de referencia. Las niñas de Segovia ven un equipo al que poder llegar.

–Falta esa referencia para los chicos de Segovia...

–Totalmente de acuerdo. Yo no puedo hacer más. Estamos trabajando con la base y sacamos muchas ligas provinciales, y desde la Delegación echamos una mano a los clubes si quieren salir arriba ¿Qué falta? Que alguien lo quiera hacer, busque los recursos económicos y quiera un primer equipo masculino en Segovia. Creo que hay potencial para sacarlo al menos en Primera Nacional, tampoco hay que volverse loco. También hace falta gente que quiera jugar, porque si hay jugadores que tienen el nivel pero no el compromiso no podremos tener ese equipo. Ojalá algún club se decida, aunque está la cosa parada.

Fotos

Vídeos