EUROLIGA FEMENINA

Dura derrota para el Avenida en Polonia

Elonu, Erika de Souza y Laura Gil pugnan por un rebote con Parker, del Wisla de Cracovia, ayer en Polonia./FIBA
Elonu, Erika de Souza y Laura Gil pugnan por un rebote con Parker, del Wisla de Cracovia, ayer en Polonia. / FIBA

El equipo salmantino cae en la pista del Wisla en un nefasto duelo y se complica los cuartos de final de la Euroliga

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSALAMANCA

Avenida tiró esta tarde por la borda gran parte de sus opciones de llegar lejos en la Euroliga. El equipo salmantino cayó en la pista del Wisla Can Pack de Polonia por 52-48 en un pésimo partido ante un rival que solo había ganado un encuentro hasta ahora en el grupo B -al colista- y se despide de luchar por el tercer puesto y tendrá muy complicado alcanzar el cuarto.

El equipo salmantino buscaba en Polonia la segunda victoria lejos de Würzburg pero volvió a mostrar los enormes problemas en la anotación que está teniendo este año en Europa:ayer solo 48 puntos y con falta de ideas asombrosas para atacar en el cinco contra cinco. Ayer acabó con un 34% en tiros de ‘2’ y 2 de 10 en triples. Así y con 21 pérdidas de balón es imposible ganar fuera de casa. Ayer ninguna jugadora cuajó un buen partido. Ninguna. Robinson hizo 13 puntos pero fue un agujero en defensa, Elonu fue como el Guadiana, Silvia diezmada con su máscara para protegerla de la fisura de nariz, Mestdagh juega poco y cuando lo hace no se la busca, Givens se empeña en monopolizar los ataques, Erika está mitigada por su rodilla, y Moss sigue demostrando que la Euroliga le queda enorme.

A las de Ortega les queda visitar al Yakin Dogu y al Nadezhda y es posible que ni sacando solo los partidos de casa ante Fenerbahce y Schio le dé para alcanzar el cuarto puesto que además les condenaría a luchar en cuartos contra el Dynamo de Kursk de Mondelo con desventaja de campo. Un imposible.

Con Silvia Domínguez con máscara protectora debido a la fisura de la nariz y María Asurmendi con el esguince de tobillo -la navarra no saltó a la cancha-, Ortega comenzó el partido con Moss a los mandos del equipo. Pero claro, jugar ante Estudiantes, colista en España, no es lo mismo que hacerlo en la Euroliga y la americana naufragó en la misión desde el inicio. Las deficientes decisiones en ataque de Moss y la falta de fortaleza en el rebote interior de Robinson permitieron al Wisla lograr un 7-0 de parcial que el técnico catalán intentó frenar con las entradas a pista de Silvia Domínguez y Elonú.

Pero poco después tuvo que parar el partido Ortega tras un triple de la experfumera Leo Rodríguez con 16-9 a falta de dos minutos y medio para el final del primer periodo ante la fragilidad defensiva en el interior y la falta de ideas en ataque. El 20-13 hacía justicia tras los primeros diez minutos para un equipo con 4 de 12 en tiros de ‘2’ y 6 pérdidas ya ante un Wisla que se limitaba a mover el balón para encontrar posiciones muy claras de tiro.

El pequeño parón sentó bien a Avenida, que salió más serio en defensa y en apenas tres minutos y medio del segundo periodo, tras cortar la sangría de las pérdidas y mover el balón con rapidez en ataque, recuperó el liderazgo en el electrónico (20-21) tras el 0-2 inicial.

Parecía todo arreglado, pero Moss volvió a la dirección y Robinson al interior, y el equipo salmantino se descompuso en tres minutos encajando un 10-0 de nuevo con las pérdidas y malas decisiones en ataque (30-21). Las de Ortega no se repusieron pese al regreso a la pista de Silvia en los dos últimos minutos y se fueron al descanso con 33-25 tras una ya flojísima primera parte.

En la reanudación pasaban los minutos y Avenida era incapaz de reducir la renta local porque tenía un agujero enorme en el interior (Erika, muy limitada físicamente, tampoco podía con Parker) y no paraba de perder balones en ataque (38-29). La entrada de Robinson por la brasileña al menos dio desparpajo ofensivo a un Avenida que logró meterse en el partido con un 0-7 de parcial con triple incluido de la americana a 2.40 para el final del tercer cuarto (38-36).

Avenida volvió a desconectarse cuando mejor lo tenía y encajó un 8-0 de parcial en dos minutos con dos triples de las polacas que dejaron el partido muy cuesta arriba para el último periodo (46-36).

Como suele pasar en Europa, Avenida inició entonces su enésimo intento de remontada para morir en la orilla. Arrancó con 4 puntos de Givens y justo después el Wisla cayó en bonus de faltas a 7 minutos para el final. El equipo polaco estuvo casi cinco minutos sin anotar y Avenida se colocó cuatro puntos abajo (46-42). La victoria parecía posible pero Avenida recuperó el miedo a tirar y se sucedieron entonces fallos en el tiro seguidos de Elonu, Givens, Silvia, Mestadgh... y en el bando contrario fueron suficientes los tiros libres de la experfumera Leo Rodríguez para cerrar el partido en favor del Wisla que logra así su segunda victoria de la temporada y deja muy tocado a un Avenida que vive en Europa solo de la defensa y así, es casi imposible llegar lejos en la Euroliga femenina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos