EUROLIGA FEMENINA

Un cuarto no es suficiente en Europa para Avenida

Cora, del Fenerbahce, encara a Robinson ante la mirada de Silvia Domínguez./FENERBAHCE
Cora, del Fenerbahce, encara a Robinson ante la mirada de Silvia Domínguez. / FENERBAHCE

El equipo salmantino tira la primera parte ante el Fenerbahce, remonta en el tercer cuarto y se queda sin fuerzas para terminar encajando su segunda derrota

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSALAMANCA

El Perfumerías Avenida encajó ayer en Turquía su segunda derrota de la temporada en la Euroliga, primera a domicilio en su primer encuentro lejos de Salamanca, tras caer en la pista del Fenerbahce por 68-56. El equipo salmantino tiró el partido en una primera parte nefasta en la que apenas se quedó en 17 puntos (33-17) tanto por sus bajísimos porcentajes de tiro como por sus constantes pérdidas de balón ante un potente rival pero que ni mucho menos es el gran Fenerbahce de las últimas temporadas. Sin embargo, en un gran esfuerzo en el tercer periodo inició una gran remontada para terminar igualando el choque a 55 puntos en los primeros instantes del último periodo, pero hasta ahí le llegaron las fuerzas y terminó cediendo.

El CB Avenida no tiene ninguna amenaza exterior en su plantilla. Se marchó Milovanovic y ninguna de las jugadoras que han llegado por fuera suplen a la serbia ni en calidad ni en ambición. Y los equipos de Euroliga, con gran capacidad para el análisis de rivales, lo conocen. Ayer el Fenerbahce defendió desde el inicio en zona a Avenida y con ello ganó el partido. Las de Ortega, y eso que maquillaron sus pésimos porcentajes en la segunda parte, acabaron el duelo en Estambul con 5 de 28 en triples y 20 pérdidas. Ayer brillaron con luz propia Elonu, con 19 puntos, y Robinson (13 y 10 rebotes). Del resto no se salvó ninguna.

No arrancó ya bien el partido Avenida. Sorprendió Ortega con la presencia de Nicholls y Robinson como pareja titular en el interior en un primer cuarto en el que las salmantinas atacaron con precipitación y muy malos porcentajes ante la constante zona en defensa de las turcas. Las pérdidas, seis, hicieron también mucho daño y el Fenerbahce no tardó en ponerse 9-2 en el marcador. Ni moviendo el banquillo reaccionó Avenida, que terminó el periodo con 3 de 11 en tiros de ‘2’ y 1 de 5 en triples con un Fenerbahce que no paraba de flotar a todas las exteriores azules. Era casi sonrojante ver cómo la defensa se cerraba sobre las interiores y dejaban tirar a un conjunto charro que no tiene ninguna amenaza exterior en la plantilla.

Con 17-9 arrancó el segundo cuarto, pero lo peor estaba por llegar porque Avenida arrancó de nuevo con pérdida tras pérdida y con continuos fallos en el tiro exterior, los tres primeros de Laura Quevedo, que se marchó de manera fulminante al banquillo. Casi seis minutos estuvo sin anotar el conjunto de Miguel Ángel Ortega ante un conjunto otomano que iba ampliando poco su renta ante un rival en el que solo Robinson con su tiro de media distancia aguantaba el tipo.

Tras el tiempo muerto de Ortega, el Fenerbahce castigó la lenta defensa charra con dos triples de Cora y Dabovic para doblar a su rival (30-15, min. 16). Ni la apuesta por las dos bases de Avenida despertó al equipo salmantino, que movía bien el balón en ataque, encontraba huecos casi constantes en la defensa del Fenerbahce, pero que era una auténtica pistola de feria desde la línea de 6,75 con 1 de 14 al descanso. Los números de las jugadoras de Avenida al descanso en el tiro eran alarmantes:Asurmendi con 0 de 4, Moss con 0 de 4, Givens con 0 de 5, Nicholls con 0 de 2... y a eso había que sumarle las 13 pérdidas. En definitiva, que con todo ello, Avenida ‘solo se fue al descanso perdiendo por 33-17, en parte porque las turcas habían estado muy mal en los tiros libres (2 de 7).

Pero cuando quizá nadie daría un duro por Avenida, el equipo salmantino saco la raza y, cómo no a través de su defensa, comenzó una épica remontada que estuvo a un paso de culminar. Las de Ortega lograron de inicio un parcial de e 4-14 por fin viendo el aro desde el exterior con dos triples de Elonu y Laura Quevedo ante un Fenerbahce sorprendido por el empuje visitante, pero que mantenía a Ana Dabovic en el banquillo. El parcial se extendió hasta el 4-18 con cuatro puntos seguidores de Moss y poco después se cerró el cuarto con 45-42. Increíble que Avenida estuviera en el partido tras un gran tercer cuarto (12-25).

Empate a 45

Incluso Avenida empató el partido en el arranque del cuarto periodo tras un triples de María Asurmendi (45-45). Pero ahí acabaron las esperanzas charras porque el Fenerbahce tiró de lanzamiento exterior con dos triples seguidos, uno de ellos de Cora en posición desequilibrada desde 8 metros, y tras dos errores de Moss en ataque, una técnica a Robinson por protestar una falta sobre Vaugh le dieron tres tiros libres seguidos de la americana que sentenció el choque (58-49) a cuatro minutos para el final. No bajó los brazos el equipo de Ortega, pero ya era imposible para terminar cediendo por 68-56 en la cancha de un Fenerbahce que ya supera en la tabla a las salmantinas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos