Liga LEB Oro

Cortocircuito morado en Castellón

Ruffin anota ante la defensa de un rival del TAU Castelló. /LOF
Ruffin anota ante la defensa de un rival del TAU Castelló. / LOF

La endeblez defensiva del Chocolates Trapa Palencia permite la remontada del Castelló en un último cuarto para olvidar

OPTApPalencia

El Chocolates Trapa Palencia perdió un partido que tenía ganado tras empezar el último cuarto con ocho puntos de ventaja. Pero su pésima defensa, el dominio en el rebote de un colosal Gatell y el acierto de los castellonenses desde el 6,75 hicieron hincar la rodilla a los morados.

Comenzó mandando Palencia con Barnes a los mandos y se disparó el equipo visitante al 0-5 con minuto y medio de juego, ventaja que Nkaloulou se encargó de cortar para, protagonizando un parcial de 6-0, responder a los visitantes dándole la vuelta al electrónico hasta el 6-5. Eran unos primeros minutos de intercambio de golpes donde, salvo en el comienzo arrollador de Palencia, ningún equipo conseguía despegarse en el electrónico.

Destacaban Nkaloulou y Steinarsson por los locales y Grimau y Barnes por el equipo palentino. Ambas parejas cargaban con el peso de la anotación de sus respectivos equipos. La tónica de igualdad se mantuvo durante todo el primer cuarto, que un tiro a tablero de Flores y un mate de Gatell dejaron en igualdad absoluta, 22-22 tras los primeros diez minutos disputados.

Una igualdad que no se rompió en el comienzo del segundo cuarto. Los puntos e Ruffin y Ott hacían pasar del 22-22 al 24-24 a falta de 8:24 para el descanso. El intercambio de canastas volvía a ser una constante, aunque esta vez con ligeras ventajas para los palentinos, que llegaron a irse de tres a falta de 7:30 con un triple de Pressley que ponía el 24-27.

El Chocolates Trapa Palencia consiguió instalarse en esa ventaja de tres durante los siguientes minutos, hasta el 30-34 en el ecuador del segundo cuarto. Esta última ventaja gracias a un lanzamiento de tres de Pino. Cuando Otegui anotó a renglón seguido para poner la máxima diferencia del partido (30-36) a favor de los morados, el técnico local tiró de su primer tiempo muerto para cortar el amago de escapada. Pero Otegui volvió a acertar tras el parón técnico y el Chocolates Trapa Palencia conseguía superar la barrera psicológica de los diez puntos (30-40). Fueron los mejores minutos de los morados, que gracias a los tiros exteriores de Garrido y Ruffin se dejaban en el marcador (35-47).

Problemas defensivos

El paso por los vestuario le sentó bien al equipo local, que salió en tromba para reducir la renta a cinco puntos gracias a dos tiros libres de Faner (50-55). Gatell apretaba desde las filas locales pero los visitantes se imponían desde el 6,75, lo que dejaba el marcador al final del último cuarto en ventaja de 8 visitante (56-64).

En el último cuarto se le apagaron las luces a los Palentinos, lo que aprovecharon los locales para meterse en el partido. Defendía muy mal Palencia, dejando tiros libres fáciles a Tau, que por insistencia acabó acertando. Tres triples seguidos de los castellonenses por tan solo una canasta de dos de Garrido daban la vuelta al marcador (71-70) cuando quedaban poco más de tres minutos.

El partido entró en minutos de defensas férreas y ataques imprecisos en los que se imponía el rebote de Tau, con un Gatell que las atrapaba todas. A Tau solo le faltaba algo de acierto, pero Ott y Sabonis desperdiciaban su ventaja bajo el aro. Parecía que Palencia sentenciaba con un dos más uno de Garrido (71-75), pero una defensa inocentísima en una jugada de Steinarsson supuso la devolución del dos más uno (74-75). El Chocolates Trapa Palencia entraba en el último minuto con un punto de ventaja, pero Gatell atrapaba un rebote para poner por delante a los suyos (76-75). Dos malos ataques de Palencia y una personal sobre Gatell dejaron el partido casi sentenciado ( 78-75) a falta de 10 segundos. El Chocolates Trapa Palencia vio como se le escapa la victoria entre los dedos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos