El Chocolates Trapa se crece en su feudo

El Chocolates Trapa se crece en su feudo
Antonio Quintero

Así lograron los palentinos su quinta victoria de la temporada contra un correoso Oviedo

Esther Bengoechea
ESTHER BENGOECHEA

Los palentinos se crecen en su cancha, ante los suyos, y con el apoyo de la afición local desde el minuto cero. Así, trabajando cada jugada desde la defensa -clave del conjunto morado- se logró la victoria, la quinta de la temporada, ante un correoso Oviedo, que demostró su puntería desde el lanzamiento de tres. Al término del partido 73-62 y una nueva inyección de confianza para seguir trabajando y creciendo como equipo.

73 Chocolates Trapa

62 Oviedo

Arrancó el choque en la cancha cerrateña con canasta de Rinkunas, desppués de casi dos minutos de toma y daca sin acierto. Rápidamente Grimau igualó la contienda, con un 2+1 que dejaba claro a los de Carles Marco que las cosas no iban a ser nada fáciles. Continuó por delante el equipo asturiano en el marcador, hasta que una bandeja de Pino palmeada por Ruffin igualaba a diez la contienda, a falta de 4m27s para el final.

No había concluido el primer cuarto, cuando Andrés Miso la última incoproración morada, debutó -justo una semana después de realizar el primer entrenamiento junto a sus compañeros- ante su afición. Arrancó el segundo cuarto con 22-18 y dos faltas de Arteaga y Arturo Fernández, que solo jugaron cinco minutos de la primera manga.

Comenzó el Chocolates Trapa aumentando su ventaja con una canasta de Carlos Toledo, que ayudó mucho al equipo tanto en ataque como en defensa. Con 26-18 para los locales, Marco pidió tiempo muerto para evitar que continuase el acierto anotador local. La defensa palentina trabajaba muy bien debajo del aro pero no lograba impedir que los ovetenses se mantuvieran en el partido a base de triples. Al descanso, y con el igualado resultado de 39-37, los visitantes habían anotado siete canastas de tres, por solo tres de los locales. Y llegó el tercer cuarto, el más emocionante y más polémico del partido por las decisiones arbitrales. Pressley y Ruffin, cargados de faltas con tres cada uno, abandonaban la cancha para que instantes más tarde pitasen una antideportiva a Garrido. El partido se tornaba hosco e incómodo, más por los agentes externos, que por el propio juego de los protagonistas.

Arteaga adelantaba a los ovetenses desde la línea de tiros libres, poniendo 49-50 en el luminoso pero rápidamente volvía a poner por delante a los palentinos Sergi Pino, concluyendo con una bandeja el robo de balón. Los cuatro tiros libres consecutivos errados por los visitantes mantenían a los locales por delante, que con las canastas de Cvetinovic y Urko se iban al último cuarto con cinco puntos de diferencia (55-50).

Con un marcador ajustado y diez minutos pata dilucidar al ganador, Cvetinovic anotaba la primera canasta del útlimo cuarto para poner tierra de por medio entre el Chocolates Trapa y el Oviedo. Sin poder irse en el marcador, pero dominando el resultado y el juego iban transcurriendo los minutos en el Afolfo Nicolás con el público totalmente entregado a la lucha de los hombres de Prado. Una canasta de dos de Grimau, máximo anotador del partido con 26 puntos, ponía el 67-57 en el luminoso, que acercaba a los locales al triunfo pero aún quedaba partido.

Tres antideportivas, dos para el Oviedo y una para Jordi Grimau, del Chocolates Trapa, paraban el partido varios minutos y enfriaban el juego. La dinámica no varió, después de que Grimau tirase los dos tiros libres pertinentes -anotase uno- y sin perder de vista la diferencia en el marcador, los palentinos sumaron la quinta vicrtoria de la temporada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos