Sigue en directo el partido entre el Oviedo y el Chocolates Trapa

La plantilla al completo posa ayer, antes de poner rumbo por la tarde hasta tierras asturianas./Antonio Quintero
La plantilla al completo posa ayer, antes de poner rumbo por la tarde hasta tierras asturianas. / Antonio Quintero

La plantilla viajó ayer a Oviedo con la moral reforzada tras los partidos en casa

Álvaro Muñoz
ÁLVARO MUÑOZPalencia

El Chocolates Trapa viajó ayer hasta Oviedo con la moral rejuvenecida tras los dos partidos que disputó en el Pabellón Municipal de los Deportes de Palencia ante el conjunto asturiano, donde logró dos convincentes victorias para encarar el quinto y definitivo partido en la angosta cancha de El Pumarín.

Con un cansancio latente en el seno de las dos plantillas, la moral jugará un papel importante en el devenir de una eliminatoria que sigue con el factor cancha intacto. Motivos para creer al Chocolates Trapa no le faltan, que el pasado fin de semana superó un nuevo escollo en esta atípica temporada, en la que se ha cambiado de pabellón, de entrenador y de varios componentes de la actual plantilla.

La igualdad, una de las tónicas de los dos equipos en esta serie, será también protagonista en la tarde de hoy, en la que solo puede quedar un equipo. «Cualquiera que gane será justo vencedor, porque son dos muy buenas plantillas, con grandes jugadores y un fantástico entrenador rival», apostilla el técnico del Chocolates Trapa, Alejandro Martínez, quien prefiere no hablar del aspecto físico de los jugadores. «Si pregunto cómo están físicamente, me deprimo», sentencia el preparador de los palentinos.

Un elemento importante en el devenir del encuentro será la temida cancha de El Pumarín. «Sabemos que es un pabellón ruidoso que aprieta mucho y ayuda mucho a su equipo, pero después de dos partidos cualquiera puede ganar», afirma Martínez, aunque reconoce que los asturianos parten con cierta ventaja. «Oviedo tiene todas las papeletas para pasar porque juegan en casa. Son favoritos porque han ganado más partidos que nosotros en la fase regular, aunque nosotros tenemos que jugar nuestras bazas, como limitar sus segundas o terceras opciones. Es ahí donde pierden muchos puntos», reconoce el técnico del Chocolates Trapa, que tiene a su disposición a toda la plantilla morada.

Y es que la clave de la eliminatoria volverá a estar en el dominio del rebote, como ha sucedido en los cuatro partidos disputados hasta la fecha. En Oviedo, los locales controlaron esa faceta, pero en Palencia, el Chocolates Trapa se supo rehacer y anuló uno de los puntos fuertes de los asturianos. «No hemos podido entrenar el rebote porque no hay tiempo, pero capturar rebotes tiene un componente de deseo y ese lo hemos elevado en los partidos de casa», apostilla Alejandro Martínez.

Una eliminatoria que llegará hoy a su fin, en la que la moral jugará un papel muy importante y en eso van sobrados los jugadores palentinos. Para muestra un botón, pues tres jugadores del Chocolates Trapa formaron parte del quinteto ideal de la cuarta jornada del 'play-off'. Son Urko, Grimau y Pressley.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos