CBC Valladolid

Paco García: «Necesitamos un base y un 'cinco' puro»

Paco García en la hemeroteca de El Norte de Castilla.
Paco García en la hemeroteca de El Norte de Castilla. / RAMÓN GÓMEZ

El técnico vallisoletano, pese a lo ajustado del presupuesto, confía en confeccionar una plantilla con ambición y nivel para jugar en LEBOro

V. BORDA

El Ciudad de Valladolid está en plena ebullición. Es la hora de confeccionar la plantilla con la que el club se va a estrenar en LEBOro, una ardua tarea, sobre todo por los condicionantes económicos del club y su decidida defensa de no gastar un euro más de lo que haya en la caja. Paco García, junto a Pepe Catalina, está inmerso en esta labor de ‘corte y confección’.

–El 50% de la plantilla sénior ya está cerrada.

–Es algo para estar satisfecho a estas alturas, pues el diseño que presentamos a la junta directiva Pepe Catalina y yo, de momento, vamos cumpliéndolo. Hemos cerrado varios de los objetivos marcados y además haciéndolo en tiempo y forma. Primero, la renovación de Sergio de la Fuente y segundo la de Astilleros como jugadores estandarte del baloncesto vallisoletano. Después, la renovación de Wade-Chatman, ese jugador que había contagiado a todo el mundo la pasada campaña en Pisuerga. La cuarta incorporación tenía que ser un jugador muy demandado, el que será una de las estrellas del equipo, Gregory Gantt. Y el quinto era un objetivo muy personal, un jugador de futuro como Álex Reyes, formado en el anterior club y muy ligado al baloncesto local. Dentro de lo que podemos, vamos cumpliendo las premisas que nos gusta que tengan tanto el club como el equipo.

–El siguiente paso es atar a Álvaro Calvo.

–Álvaro es una aspiración muy personal del entrenador y del gestor deportivo. La temporada pasada, cuando llegó a falta de dos meses para acabar la competición, se puso a entrenar con el equipo con una humildad absoluta y se convirtió en parte importante del ascenso. Subió el nivel del entrenamiento. Si pudiese jugar con nosotros, sería un salto de calidad importante.

–Y también está Graham Bell.

–Tenemos claro que, con la llegada de Álex Reyes, necesitamos un alero más físico para el rebote y la defensa, e incluso para el espectáculo dentro de la cancha. Rowell ha sido nuestra primera opción.

–Lo importante viene ahora con la contratación de un director de juego y un ‘cinco’ que dé solidez y músculo al juego interior.

–Necesitamos un base puro y un ‘cinco’. Luego tendría que venir otro efectivo interior para dar recambio a ese pívot.

–¿Se está llamando a muchas puertas de equipos ACB para conseguir cesiones de jugadores?

–Hemos tocado varias. Lo que sucede es que lo que te pueden ceder los equipos ACB son jugadores muy jóvenes, con una experiencia justita. En nuestra plantilla a día de hoy, si lo analizas, el jugador más veterano puede ser Sergio de la Fuente. El resto es gente muy joven. Necesitamos refuerzos con presencia en la liga y que tengan el respeto de la competición.

–Con Miguel González no ha podido ser...

–No va a poder ser, al menos ahora. Quién sabe si puede ser factible durante la temporada si el club al que vaya le permite la búsqueda de minutos fuera.

–Quizá el fichaje de Álex Reyes venga a cubrir esa ausencia.

–Álex es más un ‘tres’. Miguel lo hemos empleado más como escolta e incluso en ocasiones de base. Obedece a esa línea de jugador joven con buena mano. Es una lástima, pues a todos nos hubiera gustado que continuase en Valladolid, pero resulta evidente que su proyección va más allá de lo que es ahora mismo y de lo que le puede ofrecer nuestro club.

–Por fin, el Ciudad de Valladolid tendrá en la plantilla un escolta anotador, Gantt. Se cubre una carencia que ha tenido el equipo en estos dos años.

–Es que la sábana no daba para cubrir todo. Cuando te tapabas la cara, los pies quedaban al aire. No estoy descontento de cómo quedó confeccionado el equipo el año pasado, pero es cierto que nos ha faltado ese jugador de tiro fácil. Lo buscamos el año pasado cuando se lesionó Antonio Izquierdo. En enero pudimos contratar a Agustín Morales, pero no nos ha dado eso que necesitábamos, ese tirador puro. Sabiendo que Miguel no iba a continuar, teníamos muy claro que había que fichar un tirador.

–Si el año pasado fue la metamórfosis de Graham-Bell del ‘cuatro’ al ‘tres’, esta parece que será la de Astilleros del ‘tres’ al ‘dos’.

–Con Astilleros ya lo hicimos el año pasado, ya que Iñaki Martín lo empleó más como ‘cuatro’. La última temporada le dije que solo jugaría de ‘tres’ y ha cumplido con creces en una temporada que ha ido del menos al mucho más, con un final de campaña espléndido. Todo eso hace que podamos apostar por el como un jugador de futuro, pero debe evolucionar hacia el ‘dos’ con la mejora del manejo de balón y de tiro después de ‘dribling’. Su disposición, después de dejar el trabajo y centrarse solo en el baloncesto profesional, nos invita a pensar en que puede hacerlo.

La renovación de Sidibe sí que parece imposible.

–Existen demasiados condicionantes. Su agente pide mucho. Es verdad que es un tipo de jugador muy cotizado en las competiciones francesas. Existe ese factor económico; también el Afrobasket, con lo que se incorporaría al inicio de la liga sin hacer la pretemporada; dos ventanas FIBA, una en noviembre y otra en febrero, y Boubacar ha arrastrado algunos problemas de rodilla que no le han dejado entrenar. Demasiados condicionantes para hacer que tengamos que mirar para otro lado.

–El club vive bajo la tiranía del presupuesto ajustado.

–Vamos a salir con un presupuesto más que ajustado, pero tengo confianza en confeccionar una plantilla con ambición y nivel para jugar en esta categoría. La clave es acertar con el base y el pívot que vamos a fichar, pues el resto sabemos lo que nos pueden dar y estamos confiados en que puede ser muy bueno. Pero hay que acertar, sí o sí, con el base y el pívot.

Fotos

Vídeos